The Curious Case of Benjamin Button (2008)

A una semana de los premios Oscar, creo que es lógico comentar esta película. The Curious Case of Benjamin Button (o como fue traducida, El curioso caso de Benjamin Button) es una de las cinco nominadas a la mejor película del año, y viendo diversas páginas parece que no lo va a ganar. Todo parece indicar que será Slumdog Millionarie quien recibirá el premio. Esto no significa que la película sea mala, sólo que no es la mejor. Fui a verla hace algunas semanas al cine, y me gustó mucho, era mejor de lo que esperaba.

La película se centra en Benjamin Button, quien nació con la apariencia física de un hombre de 80 años. Benjamin es abandonado por su padre y es adoptado por una mujer que trabaja en una especie de asilo de ancianos. Aunque todos le dan sólo un par de años de vida a Benjamin, su nueva madre descubre que a medida que pasan los años él se hace más joven. Esto es sólo algo físico, por lo que debe descubrir los diferentes aspectos de la vida como todas las personas, pero desde otra perspectiva. Y es así como descubre el amor, al conocer a una niña pelirroja llamada Daisy, que lo conquista desde que se ven por primera vez. Desde allí la película comienza a mostrar la vida de Benjamin y todos los sucesos que experimenta.

La película es contada a través del diario de vida de Benjamin, el cual es leído por la hija de Daisy, ya que esta se encuentra enferma en un hospital. Este es uno de los puntos que no me convenció de la cinta, quizá podrían haberlo hecho de otra manera, creo que fue un poco forzado. Aún así, la historia de amor entre los protagonistas está bien lograda, ya que no muestra la típica historia donde ambos se enamoran y viven felices para siempre, sino que se ve la diferencia que existe entre ambos. Una escena que refleja muy bien esto es la que tiene lugar en Nueva York, donde Daisy se encuentra gozando de una vida sin preocupaciones, mientras que Benjamin trata de recuperarse de su experiencia en la guerra.

Otra de las falencias de la película es la breve relación entre Benjamin y su padre una vez que se encuentran. Cuando Benjamin descubre que ese hombre había sido quien lo abandonó, esperaba algo más, fue demasiado rápido. Claro, hay que tener en cuenta que la película dura casi tres horas y era necesario cortar algunas partes, pero a mi parecer es uno de los momentos más importantes de la historia y requería más tiempo.

The Curious Case of Benjamin Button es una película que nos hace vivir la vida al momento de verla. A pesar de estar protagonizada por un hombre muy particular, nos demuestra lo que todo ser humano debe pasar, desde lo hermoso hasta lo horrible. Benjamin Button es un personaje que desde el primer momento nos cautiva, y lo acompañamos atentos en cada minuto que dura la cinta. Es tal la cercanía con él que es difícil no llorar con las escenas finales. Con esta película nos damos cuenta que no importa cómo llegamos a este mundo, sino que lo importante es cómo nos desenvolvemos en él.

Anuncios

Un pensamiento en “The Curious Case of Benjamin Button (2008)

  1. Si la pelicula es re buena me las llore todas en el cine (hasta creo que unos pokemones weones se burlaban de mi) o tal vez era la paranoia aun asi muy bien lograda me hizo olvidar el odio que le tengo a Brad Pitt bueno whatever se va ami colección de DVDs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s