Big Fish (2003)

bigfishBig Fish es de esas películas que llegan a nuestra vida sin mucha fanfarria, pero tras verla es imposible olvidarse de ella. La primera vez que la vi fue en el colegio, mientras estaba en clase de Lenguaje, y aunque sólo pude ver la mitad, sus imágenes no me abandonaron. Pasaron algunos meses hasta que pude verla completa, esta vez gracias al cable. No se en qué canal fue, pero recuerdo que la vi en la noche y no pude despegarme de la pantalla. No podía creer que Tim Burton, conocido por el estilo oscuro de sus películas, la haya dirigido. Big Fish trata temas universales, como las relaciones de familia, el dilema entre la verdad y la mentira, y la trascendencia de las personas. El final es muy emotivo y es imposible no llorar al verlo.

La película se centra en la vida de Edward Bloom, quien se encuentra enfermo de cáncer y con muy poco tiempo de vida. Su hijo, Will -con quien no había hablado durante años-, viaja desde Francia para visitarlo. La principal razón de su distanciamiento son las historias que contaba su padre -tanto a su familia como en eventos públicos-, las cuales narraban sucesos de su vida, pero con varios elementos fantásticos. Will no soporta haber sido criado en un ambiente rodeado de “mentiras”, donde nunca pudo conocer realmente a su padre. Tanto su madre como su esposa ven en este reencuentro una oportunidad para que ambos hagan las pases, tomando en cuenta la grave situación de Edward. Sin embargo, Will continúa recriminándole estos sucesos. La película mezcla escenas de la vida real con la ficción de las historias, por lo que vamos conociendo detalles de la vida del protagonista en estas.

Esta es una película de Tim Burton muy diferente a las que nos tiene acostumbrados. El director se ha caracterizado a lo largo de su carrera por un estilo oscuro y poco convencional. Ejemplos de esto son las cintas Batman (1989), Beetle Juice (1988) y Edward Scissorhands (1990). Sin embargo, en Big Fish optó por una imagen totalmente distinta. Aunque hay algunos guiños a su estilo, la película nos muestra un mundo más “luminoso” y colorido. Esto tiene mucho que ver con la naturaleza del filme, el cual varía entre la realidad y la ficción. Para poder separar ambos mundos, el director optó por atmósferas muy distintas. Mientras que los cuentos relatados por el protagonista poseen una imagen suave y onírica, la realidad es representada como fría y oscura.

Uno de los temas que toca la cinta es el dilema entre la verdad y la mentira. Mientras que Edward y sus conocidos ven las historias como simple ficción, Will las interpreta como un engaño. Según él, por culpa de los relatos la imagen que tiene de su padre está tan alejada de la realidad que no logra reconocerlo. Gracias a las escenas finales, nos damos cuenta que las historias no distaban mucho de los sucesos que acontecieron. La película se encarga de mostrarnos que no debemos ser tan categóricos y tildar de mentira algo que no es creíble. Gracias a sus relatos, Edward maravilló a cientos de personas a lo largo de su vida, y eso es lo importante. De eso se trata la ficción, es por eso que nos gustan tanto las películas y los libros, porque nos trasladan a mundos que no podemos experimentar en el día a día, pero que nos dan esperanza y razones para poder soñar.

Otro de los temas es la trascendencia de las personas en el mundo terrenal. Es decir, qué ocurrirá con nosotros, con nuestra esencia, tras la muerte. Este tema es tratado a lo largo de la película, pero es resumido en la frase final: “Un hombre cuenta sus historias tantas veces que al final él mismo se convierte en esas historias.  Siguen viviendo cuando él ya no está. De esta forma, el hombre se hace inmortal”. Tras la muerte, lo único que nos mantiene aferrados a la tierra son los recuerdos de las demás personas. Dependerá de nosotros ver si estos son positivos o negativos. Edward tuvo una vida plena, donde cada día era uno nuevo. Creo que el gran mensaje de Big Fish es vivir la vida sin perder nuestra capacidad de asombro y disfrutar todos nuestros días junto a las personas que queremos. Burton hizo una excelente labor en la película, y como Edward, estoy seguro que la cinta será recordada por siempre.

Anuncios

Un pensamiento en “Big Fish (2003)

  1. Que gran pelicula siempre lloro con el final, voy a tratar de vivir igual que Edward, y como siempre excelente Tim Burton uno de los mejores directores EVER.

    P.D: postea en mi blog po xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s