The Man from Earth (2007)

tmfeThe Man from Earth es de esas películas que uno descubre de repente, que nos toman por sorpresa. La cinta fue haciéndose conocida através de internet, debido a los buenos comentarios que recibía en los blogs dedicados al cine. Lo que las personas destacaban era un elemento que muchas veces es dejado de lado en las películas actuales: la trama. Sin efectos especiales ni un enorme presupuesto, The Man from Earth cuenta una historia que podría ser catalogada como ciencia ficciòn, utilizando como herramienta principal la actuación y el diálogo. El guión fue escrito por Jerome Bixby, quien había colaborado con anterioridad en las series The Twilight Zone y Star Trek.

La película gira en torno a John Oldman (David Lee Smith), un profesor que se reúne con sus amigos antes de iniciar un largo viaje. Oldman les revela que no es una persona común y corriente, ya que ha vivido por 14 mil años. Sus amigos no saben como reaccionar ante esto, tomándolo como una broma de mal gusto. Los personajes deciden seguirle el juego y comienzan a hacer preguntas acerca de su vida, las cuales son respondidas de manera bastante coherente por el protagonista. Algunos se mostrarán escépticos ante el tema -e incluso violentos-, mientras que otros adoptarán una posición más comprensiva, otorgándole el beneficio de la duda .

El tema que toca The Man from Earth es muy interesante, ya que ha sido uno de los principales anhelos del ser humano. Si bien la vida eterna es algo deseado por muchos, no siempre pensamos en las verdaderas consecuencias que podría traer. Es Will Gruber (interpretado por Richard Riehle) quien toca los puntos más delicados del tema al preguntarle a Oldman acerca de la muerte. ¿Cómo una persona que ha vivido por siglos puede aguantar el estar rodeado de personas que en un abrir y cerrar de ojos dejan de existir? ¿Cuál sería la motivación de dicha persona para seguir viviendo? Si la muerte de un ser querido es difícil de sobrellevar, no me imagino cómo será el tener que estar enfrentado a eso de manera constante.

Puede que la trama de la película parezca demasiado irreal, pero eso no impide que pueda suceder. Estamos hablando de una persona como cualquier otra, la cual puedes ver en la calle sin darte cuenta de su “habilidad”. Existen muchas cosas en el mundo que salen de lo normal y que no pueden ser explicadas. Además, ¿cómo reaccionaríamos si un día conocemos a alguien así? El mismo protagonista explica cómo debe mudarse cada cierto tiempo para no levantar sospechas. Es esa pequeña posibilidad la que mantiene a los personajes escuchando, incluso planteándose el tema. Mientras algunos lo ven desde un punto biológico, otros lo analizan basados en la religión; sea como sea, hay “algo” que les impide abandonar la conversación.

Y todo esto se logra simplemente con un grupo de actores hablando. Puede que a simple vista suene aburrido, pero tanto el guión como el director logran darle dinamismo. Y es que al pensar en ciencia ficción lo primero que viene a nuestra mente es un robot disparando rayos láser. Eso es precisamente lo que destaca a The Man from Earth, ya que logra transmitir algo sin necesidad de rellenos o elementos distractores. La cinta se centra en lo esencial de toda película: los personajes y la historia. Es eso lo que algunos directores no entienden; Los demás elementos (efectos especiales, música, decorados) deben servir como complementos, ayudando a que la historia sea narrada de una mejor manera.

Con algunos momentos sorprendentes y un tema que da para reflexionar, esta película se convierte en un must see de todo aquel que disfrute con una buena historia. Es reconfortante encontrarse con cintas que no tratan al espectador como un idiota, sino que lo ven como alguien capaz de pensar e ir más allá.

Anuncios

3 pensamientos en “The Man from Earth (2007)

  1. Zorrón me llamó la atención la película, la primera vez que escuché sobre ella fue con nuestro master Salfate, la idea es totalmente out of this world, asi como bien zorrona, si la encuentro por ahí la veré.

  2. Esta película es excelente, no aburre en ningún momento, pese a que se todo ocurre en un solo lugar y sólo están dialogando.
    Es una obra irrepetible y que da para mucha reflexión, ideal verla con alguien y después hablar de ella.

  3. Pingback: Coherence (2013) | sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s