Evil Dead (2013)

ImageSoy parte del gran número de personas que se molestó cuando supo que estaban haciendo un remake de la película The Evil Dead (1981). La cinta -dirigida por Sam Raimi y protagonizada por Bruce Campbell- es conocida por todo fanático del gore, ya que pese al bajo presupuesto con el que fue filmada, logra una excelente atmósfera de terror gracias a la habilidad y creatividad de sus realizadores. Forma parte de ese selecto grupo de películas que son consideradas “de culto”, siendo la inspiración de videojuegos, cómics, poleras, juguetes, y hasta un musical. Por eso, el anuncio de un remake de la cinta levantó bastantes críticas entre los seguidores de The Evil Dead. ¿Para qué hacer una nueva versión de una película que es perfecta por si misma?

Los meses pasaron y se fueron filtrando algunos detalles sobre el remake. Si bien no fueron suficientemente potentes para agendarla como una de las películas que tenía que ver en el cine, sí le otorgaron el beneficio de la duda. Por ejemplo, se anunció que los productores de la película serían los mismos Raimi y Campbell, junto a Robert Tapert, productor de la Evil Dead original. Con la supervisión de ellos por lo menos se aseguraba que el remake tuviese algo de respeto por la película de 1981. Pero no fue sino hasta que apareció el tráiler que supe que tenía que verla sí o sí. El nivel de violencia mostrado en ese par de minutos fue suficiente para que desaparecieran mis prejuicios en contra del remake y me planteara la posibilidad de que tal vez no fue tan mala idea hacer una nueva versión de este clásico del terror.

Aunque a grandes rasgos la trama posee los elementos básicos de la original, hay algunas variaciones que vale la pena mencionar. En el remake los personajes son un grupo de cinco jóvenes que viajan al bosque para pasar unos días en una cabaña abandonada, pero a diferencia de la película original la razón no es simplemente descansar, sino que el objetivo es algo más serio: una de las jóvenes, llamada Mia (Jane Levy), ha decidido dejar de consumir drogas, por lo que le pide ayuda a sus amigos para que la acompañen en este desafío. Dentro de las personas que deciden acompañarla está su hermano, David (Shiloh Fernandez), quien había estado distanciado de su familia y sus antiguos amigos tras ir a vivir a Chicago.

Alertados por un extraño olor, los personajes bajan al sótano de la cabaña y encuentran varios gatos muertos, que aparentemente fueron parte de un ritual satánico. En el sótano descubren también un misterioso libro encuaderno en piel humana. A pesar de las advertencias escritas en las páginas, uno de los jóvenes lee los pasajes del libro, lo que provoca que un espíritu que estaba en el bosque despierte y los vaya poseyendo uno por uno.

El principal objetivo del remake, según palabras de Campbell y Raimi, es acercar a las nuevas generaciones a la película de culto que los hizo famosos, usando técnicas que no tenían en aquella época y explorando nuevos aspectos de la trama. Para esto, Raimi escogió al director uruguayo Fede Álvarez como el encargado de dar vida a la nueva versión, cuidando de respetar aquello que hizo tan especial a la película original. Al ver Evil Dead (Posesión infernal) uno nota este respeto por la cinta original, sobre todo con la decisión de no incluir a Ash, el personaje protagonista de la trilogía. Incluirlo habría sido un riesgo demasiado grande, ya que es prácticamente imposible que el personaje hubiese tenido la misma fuerza y carisma que le había dado Bruce Campbell.

Es cierto que dentro de los personajes del remake David es lo más cercano a un Ash, pero las similitudes son más bien superficiales (la relación de parentesco y afinidad que tiene con los demás personajes; el color celeste de su camisa/chaqueta), y no dicen relación con lo más importante: su personalidad. Ante la amenaza que debe enfrentar durante la película, David no demuestra la misma determinación que el Ash de Campbell, mostrándose especialmente afectado por el hecho de enfrentarse a sus propios amigos. La decisión de prescindir de Ash le otorgó más libertad a los guionistas, quienes optan por darle mayor protagonismo a un personaje femenino, Mia. Lo que es interesante, tomando en cuenta que es la primera en ser poseída.

Pero si hay algo que realmente sobresale dentro de la película es el gore. En este remake no se escatimó en litros de sangre, siendo mucho más violenta que la cinta original. Como un reflejo de la época a la que pertenece (aquella que vio el nacimiento de cintas como Hostel o Haute Tension), Evil Dead muestra disparos, carne cercenada, vómito, cráneos machacados, automutilación, y mucho más. La película es una delirante explosión de violencia y gore, que se transformará en un deleite para los que disfrutan con este subgénero. Además, es muy loable que el director haya recurrido a efectos especiales prácticos, usando CGI solo en lo estrictamente necesario.

Sumado a este preciado gore, los fanáticos de The Evil Dead pueden entretenerse buscando los diversos guiños que hay a la trilogía original. Además de la icónica toma en primera persona del espíritu recorriendo a gran velocidad el bosque, en una de las escenas se puede notar una edición similar a la presente en Evil Dead 2, cuando Ash acopla una motosierra a su brazo. Otro de los guiños es el automóvil oxidado que está estacionado afuera de la cabaña, que es el mismo modelo que el utilizado por Ash y sus amigos. ¿Es esta una simple referencia o se está indicando que los hechos ocurridos en el remake son en realidad posteriores a los de la trilogía de Raimi? Si bien la segunda opción es bastante interesante, creo que la presencia del vehículo es solo un guiño a las películas originales, sobre todo tomando en cuenta el tema del viaje en el tiempo de Army of Darkness, que haría muy difícil que el auto volviese al mismo lugar donde estaba la cabaña.

Sin embargo, no todo es tan bueno. Algo que me molestó un poco fue la presencia de los clichés que se repiten una y otra vez en las películas de terror contemporáneas: cerrar el botiquín del baño y ver en el espejo una aparición terrorífica; intentar escapar en un automóvil pero sin mayor éxito (no arranca el motor, no funcionan las llaves, etc.); uno de los personajes cree que el peligro ha desaparecido sin darse cuenta que hay una nueva amenaza atrás de él. Es cierto que en la película original también había algunos de estos momentos, pero se perdonan porque la época en la que se filmó fue la época en la que estos clichés se estaban formando. Recurrir a estas técnicas treinta años después es algo más cuestionable.

En la cinta uno se ve enfrentado además a la amenaza del sentimentalismo innecesario. Está bien que los realizadores quieran darle profundidad a los personajes y desarrollar sus personalidades, pero deben cuidar de mantener una coherencia con la atmósfera del resto de la historia. Si el 80% de la película estuvimos viendo excesos de sangre y miembros mutilados, los momentos sentimentales no deberían ser tan melosos ni largos. Por suerte los guionistas son conscientes de esto y evitan caer en un final cursi.

Tratar de determinar si el remake es mejor que la original es inútil. Cada una pertenece a una época particular, apuntan a objetivos diferentes y fueron realizadas con tecnologías muy distintas. Evil Dead debe ser vista como un homenaje a la película de 1981, y no como un reemplazo de la misma. Esto es confirmado sobre todo con la escena que aparece tras los créditos de la película.

Anuncios

2 pensamientos en “Evil Dead (2013)

  1. Me pasó lo mismo; primero me molestó la idea y con el trailer enganché altiro.
    Lo malo es que el trailer mostró mucho, dejando poco espacio a la sorpresa en la película, no me refiero a que todas las escenas fueron mostradas si no que eran más o menos del mismo calibre. Como mencionas en el review, las películas son de dos épocas diferentes y menos mal que este remake lo entendió así, pero mantuvo ciertos elementos precisos de la original, lo que se agradece.
    Lo que me sacaba de onda totalmente era la música, al final de la película sonaba como una batalla de God of War, tratando de potenciar de sobremanera una escena que ya era visualmente potente.

    Ahora esperar Evil Dead 4 como todos los mortales :3

  2. Pingback: Don’t Breathe (2016) – sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s