Fast & Furious 6 (2013)

ImageCuando estrenaron la película The Fast and the Furious en 2001 no me llamó la atención. Nunca me interesó la moda de los autos tuneados, por lo que mi acercamiento a ellos se limitó a ver capítulos del programa de X-Zibit o a valorar el diseño de algunos de esos vehículos. Hasta el día de hoy mi conocimiento sobre motores y la forma en que funciona un auto es cercano a cero, por lo que claramente no era el público objetivo de la película. Como se convirtió en una película tan popular igual terminé viéndola, y el resultado solo confirmó los prejuicios que tenía. La historia no era muy interesante, mucho menos los personajes, y las secuencias de acción eran bastante corrientes. ¿Por qué entonces fui a ver la sexta parte de esta saga al cine?

Hace algunos años comenzaron a surgir varios comentarios positivos respecto de las películas de la saga, particularmente por la cuarta y la quinta cinta. Estos comentarios decían que las películas habían asumido un rol más cercano a la acción, sin darle tanta preponderancia al elemento de las carreras ilegales de autos. Ese aspecto seguía, ya que fue lo que dio origen a la serie, pero estaba más limitado. Los personajes se habían expandido a territorios más amplios y poco a poco la saga se fue perfilando como la franquicia de acción más importante de los últimos años. Fue por estos comentarios que decidí darle una segunda oportunidad a Rápido y furioso, y estaban en lo cierto. Después de una segunda parte bastante mala, y de una tercera película que no tenía nada que ver con los personajes originales, la franquicia decidió superar las repetidas carreras ilegales y tomar el lugar que antes habían ocupado sagas como Die Hard o Lethal Weapon (guardando las proporciones, claro). Aunque la cuarta parte fue la que introdujo la cuota de acción que le hacía falta a la serie, fue la quinta la que consolidó la nueva fórmula.

Fast & Furious 6 (Rápidos y furiosos 6) se encuentra plenamente consciente de este giro en la saga, por lo que basta con ver las películas 1, 4 y 5 para poder seguir su historia. Aunque la novia de Dominic Toretto (Vin Diesel), Letty (Michelle Rodriguez), había sido dada por muerta en la cuarta película, el FBI descubre que en realidad está viva y que forma parte de un peligroso grupo de ladrones. Los delincuentes están liderados por un hombre llamado Shaw (Luke Evans), quien ha estado reuniendo los elementos necesarios para construir una poderosa arma tecnológica. Debido a la gran amenaza de Shaw y a la habilidad de su grupo para realizar los robos, el agente Luke Hobbs (Dwayne Johnson) decide pedirle ayuda a Toretto y a sus amigos para atrapar a los ladrones.

Toretto y sus amigos no están convencidos de la propuesta, ya que tras un millonario robo en Rio de Janeiro decidieron dejar la vida criminal y comenzar una nueva vida: Toretto se encontraba viviendo con una policía brasileña llamada Elena, mientras que Brian O’Conner (Paul Walker) y Mia Toretto (Jordana Brewster) habían tenido un hijo. Hobbs entiende esto, por lo que usa la noticia de Letty con el fin de convencer a Toretto de participar en la captura del grupo de ladrones, más la oferta de eliminar los cargos criminales que tienen él y sus amigos, lo que les permitiría volver a Estados Unidos. Siguiendo el principio de que la familia es lo más importante, Toretto y sus amigos aceptan viajar a Londres para detener a Shaw e intentar recuperar a Letty.

Si bien la saga de Vin Diesel y compañía había tenido un importante incremento en su calidad, no estaba muy seguro de la necesidad de hacer una sexta parte. La quinta película podría haber sido perfectamente la última de la saga, ya que todos sus elementos permitían concluir que la historia había llegado a su fin. El hecho de que Mia estuviera embarazada, que Toretto encontrara una mujer con quien compartir su vida, el éxito de un robo que le entregaba seguridad económica a todos sus personajes, todo esto hacía que la historia llegara a una conclusión bastante natural. Todo excepto la escena que muestran durante los créditos, en la que informan que Letty estaba viva. Cuando vi esa escena por primera vez me pareció que era una forma bastante arbitraria y artificiosa de alargar la franquicia. Es como si en el último minuto los productores hubiesen decidido que no querían hacer solo cinco películas, sino que muchas más.

Y además de tener que aceptar este elemento artificioso hay que lidiar con uno incluso más telenovelesco: Letty perdió la memoria, por lo que no recuerda a Toretto ni al resto de los personajes. Todavía sabe manejar como una profesional, pero todos sus demás recuerdos desaparecieron. Aunque estos dos elementos me parecieron difíciles de tragar, a medida que la película avanzaba recordé que esta era una película de Rápido y furioso, por lo que sobreanalizar la lógica de su trama no es muy recomendable. No estoy diciendo que haya que aceptar cualquier truco que los guionistas hayan inventado para hacer una sexta película, sino que es necesario evaluarla dentro de un contexto, según los parámetros de la saga a la que pertenece. Estas películas –incluida la quinta, que es la que más me ha gustado- no se caracterizan por tener una trama a prueba de balas, ni de contar con actores muy talentosos; buscan entregar buenas cuotas de acción, humor y entretención, cosa que Fast & Furious 6 cumple con creces.

A pesar de ridículo que pueda llegar a parecer todo el cuento de la pérdida de memoria, la película logra salvarse recurriendo a sus personajes y a la forma en que se relacionan. Es cierto que a lo largo de la saga Vin Diesel solo ha demostrado un rango de tres a cuatro emociones, pero su rol como héroe de acción convence, sobre todo por los principios en los que cree su personaje. El Toretto de las películas cinco y seis no es tan unidimensional como el de las dos primeras partes de la saga. Además, su rol de tipo duro está bastante bien nivelado con el humor que entrega el resto de los personajes, sobre todo Ludacris y Tyrese Gibson. Lamentablemente los villanos no están a la altura de Toretto y su grupo, ya que carecen de personalidades definidas e incluso de una motivación poderosa. Este es un punto débil que tienen todas las películas de la saga, pero que podría llegar a ser corregido en la séptima película (a juzgar por lo que se mostró en la escena de los créditos).

En lo que no falla esta película es en la acción, que vuelve a basarse en las frenéticas persecuciones de automóviles y en la enorme destrucción que dejan a su paso. Usando una muy buena mezcla de acrobacias reales y efectos digitales, las secuencias de acción de Fast & Furious 6 logran generar una enorme adrenalina. Todo esto se potencia con la incorporación de nuevos elementos, como unos autos de fórmula 1 blindados que hacen recordar las persecuciones que hay en The Dark Knight (2008). Las escenas de pelea también cobran una mayor relevancia, ya que además de la presencia de Dwayne Johnson se incluye la de Gina Carano, una luchadora de artes marciales mixtas que hace un par de años se lució en la cinta Haywire (2011) de Steven Soderbergh. Aunque la participación de Carano en esta película es buena, se habría agradecido una edición menos agitada de las peleas, ya que el gran número de cortes dificulta seguir lo que está ocurriendo en pantalla.

Aunque mi favorita de la saga sigue siendo la quinta, Fast & Furious 6 cumple con lo que promete: entretención, persecuciones a gran velocidad y humor. Y a diferencia de la escena que aparece en los créditos de la quinta, la que aparece en esta película solo eleva las expectativas para la séptima parte de la franquicia.

Anuncios

Un pensamiento en “Fast & Furious 6 (2013)

  1. La tercera entrega no incluye a los personajes originales, salvo en el final, donde aparece Vin Diesel y, si la posicionamos después de la 6, comprendemos q en la 6 Han decide viajar a Tokio, en la 3 viaja y transcurre todo allá hasta q muere y Dom llega para averiguar q pasó y vengar su muerte, tenemos q esperar para ver eso en la 7. La única q no tiene demasiado sentido es la 2, pero ahí llega Roman Pearce a la historia. El orden cronológico de la saga es 1, 2, 4, 5, 6 y 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s