Monsters University (2013)

monsters-university-posterEl éxito de las películas de Pixar ha significado tanto un regalo como una maldición para el estudio. Un regalo, ya que se ha transformado en una de las compañías cinematográficas más respetadas en la actualidad; y no solo en el ámbito de la animación, como se puede notar en las nominaciones de algunas de sus películas a la categoría de “mejor película” en los premios Óscar. Pero también ha significado una maldición, ya que al haber creado obras de enorme calidad como Up, Wall-E o Ratatouille, ha aumentado las expectativas del público ante cada uno de sus estrenos. Esto ha provocado que una cinta como Brave, que si bien tiene elementos bastante buenos, no recibiera una respuesta tan entusiasta de la crítica, al no estar al nivel de los anteriores trabajos de Pixar.

Este traspié no significa que el estudio haya entrado en una crisis ni mucho menos. De hecho está preparando varios proyectos que se estrenarán en los próximos años, los cuales incluyen tanto ideas originales como nuevas cintas protagonizadas por sus famosos personajes. Dentro de este segundo grupo se encuentra Monsters University, la primera precuela de Pixar, ambientada algunos años antes de la película Monsters Inc (2001). Dado que es una de las películas más conocidas del estudio, surge la duda respecto al tiempo que les tomó estrenar una cinta con los mismos personajes. La razón, según Pixar, es que lo esencial al momento de hacer una película radica en la historia. Si la historia es buena, entonces el proyecto será aprobado. Por eso demoraron tanto tiempo en hacer una nueva película con Mike y Sulley, ya que no lograban dar con una historia lo suficientemente buena para concretar el proyecto. Aunque claro, lo que parece ser un principio bastante noble de anteponer la calidad de la historia por sobre la rentabilidad de la película no explica que hayan hecho Cars 2 ni que se esté preparando un spin-off titulado Planes.

Pero volviendo a la película: En Monsters University se muestra el origen de la amistad entre Mike (Billy Crystal) y Sulley (John Goodman), quienes se conocen en la universidad de monstruos. Eso sí las cosas no parten muy bien entre ambos. Mientras Mike es un tipo estudioso y perseverante que sueña con convertirse en asustador, Sulley es un irresponsable y arrogante monstruo que proviene de una famosa estirpe que ha destacado en el trabajo de asustar a los niños. Rápidamente surge entre ambos una rivalidad por convertirse en el mejor estudiante de la universidad, pero la competencia de los dos se ve interrumpida cuando rompen accidentalmente un preciado trofeo de la decana Hardscrabble (Helen Mirren), quien los expulsa de la carrera de asustadores.

A pesar de esto, Mike sigue convencido de alcanzar su sueño, por lo que decide inscribirse en las Sustolimpiadas, una competencia donde participan varias fraternidades de la universidad. En ella los competidores se someten a diversas pruebas que buscan determinar cuál es el equipo con las mayores aptitudes como asustadores. Para poder ingresar a la competencia Mike se une a una fraternidad llamada Oozma Kappa, la cual no tiene muchas posibilidades de ganar el trofeo. Dado que les falta un integrante, el grupo es completado por Sulley, quien decide participar luego que la decana Hardscrabble apostara con Mike que serían reintegrados a la carrera de asustadores si su grupo ganaba la competencia. El problema es que si pierden deberán abandonar la universidad.

Mientras en Monsters Inc el protagonismo de la película recaía principalmente en Sulley, en Monsters University se nota que la historia gira mayormente alrededor de Mike. Uno como espectador siente una inmediata empatía por el protagonista, ya que es mostrado como alguien que a simple vista no tiene todas las probabilidades a su favor, pero no obstante esto es perseverante y se esfuerza por alcanzar su sueño. La personalidad de Mike contrasta radicalmente con la de Sulley, quien desde el primer día de clases se gana la admiración de sus compañeros y profesores por ser parte de una legendaria familia de asustadores. Así, mientras Mike cree que para ser el mejor asustador hay que esforzarse y leer libros, Sulley considera que todo depende de un talento innato, talento del que claramente Mike carece.

La idea de que es posible superar las falencias con las que se nace queda reforzada cuando Mike se une a la fraternidad Oozma Kappa. A partir de este momento la película sigue la formula bastante conocida de aquellas cintas en las que un grupo de underdogs decide participar en alguna competencia en la que no tienen muchas posibilidades de ganar. Al principio su desempeño es desastroso, pero con el pasar del tiempo van aprendiendo a trabajar en equipo y a aprovechar aquellas habilidades que en un comienzo no parecían ser tan útiles. Pero sería un error decir que esta película solo recurre a estos lugares comunes. Lo que hace a Monsters University tan divertida son sus personajes y la forma en que interactúan entre sí. La película sabe además aprovechar que gran parte de la audiencia vio la cinta de 2001, por lo que incluye varios guiños a personajes y escenas de esa película.

En el aspecto técnico Monsters University vuelve a confirmar que Pixar es uno de los estudios de animación más talentosos de la actualidad. Los más de diez años que pasaron entre Monsters Inc y esta película se notan en algunos detalles como la textura en la piel de Mike o la forma en que se maneja la luz en ciertas escenas. Pero el mayor logro técnico de la cinta consiste en recrear este particular mundo en el que viven sus personajes, expandiendo los límites que había fijado la anterior película. La tarea de los animadores y diseñadores de personajes es enorme si uno piensa que cada monstruo que aparece en la película posee sus propias características, su propio diseño. Incluso elementos como la arquitectura de los edificios fueron cuidadosamente planeados para adaptarlos a este universo.

Tal vez la película no alcanza el magnífico nivel de Wall-E o Ratatouille, pero logra reflejar muy bien aquellos aspectos que hacen de Pixar un gran estudio de animación. La gran presencia de humor no impide que se puedan tratar temas importantes o entregar una buena moraleja, sobre todo aquella que premia la perseverancia y el trabajo duro.

PD: Mención especial merece el cortometraje que aparece al principio de la película. Es titulado The Blue Umbrella (o Azu-lado, en español) y es una bonita historia de amor entre dos paraguas que no necesita diálogos para transmitir su mensaje. La animación es de una calidad impresionante, y la banda sonora funciona como un muy buen complemento. La esencia de la trama es similar a la de Paperman, al tratar el tema del amor a primera vista que surge de forma súbita en una ciudad, pero no parece ser más que una coincidencia.

Anuncios

3 pensamientos en “Monsters University (2013)

  1. Pingback: Despicable Me 2 (2013) | sin sentido

  2. Pingback: Ernest et Célestine (2012) | sin sentido

  3. Pingback: Inside Out (2015) | sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s