Dear Mr. Watterson (2013)

ImageKickstarter es un sitio web que permite financiar proyectos de forma colaborativa. El creador del proyecto explica en qué consiste su idea, fija una meta de dinero a superar, y los usuarios deciden si lo financian o no. La idea del financiamiento colaborativo no es nueva, pero Kickstarter la potencia utilizando el alcance que tiene internet y las facilidades que entrega para conectar a personas de diferentes partes del mundo. El sitio ha permitido que algunos proyectos cinematográficos puedan ser financiados sin tener que recurrir a la estructura de los estudios de cine, simplemente dejando que el público decida qué películas quiere ver.

Uno de los proyectos que han sido creados en base a esta idea fue el documental Dear Mr. Watterson, dirigido por Joel Allen Schroeder, y centrado en la tira cómica de Calvin y Hobbes. Dado que esta tira es una de mis favoritas, el documental llamó rápidamente mi atención. Sin embargo, había algunas cosas que me generaban dudas. Al financiar el proyecto a través de Kickstarter, el director incluyó una especie de avance, en el que mostraba algunas de las entrevistas que había filmado. Como la gran mayoría pertenecía a fanáticos de Calvin y Hobbes explicando cómo conocieron el cómic y la manera en que influyó en sus vidas, pensé que el documental se trataría simplemente un compilado de este tipo de declaraciones, las que por si mismas no entregan reflexiones demasiado interesantes ni información relevante, por lo que me generó algo de desconfianza.

Otro de los prejuicios que tenía en contra del documental era lo poco experimentado de su director. Debido al empeño que demostraba y al riesgo de emprender un proyecto financiado de esta manera, se notaba que Schroeder sentía un cariño por Calvin y Hobbes, lo que es muy respetable. Pero esto no es suficiente para hacer un buen documental, sobre todo si es creado por un fanático del objeto estudiado en él. Mi propia admiración por la tira cómica me generaba un temor ante un posible documental que examinara la obra de forma demasiado superficial, centrándose en datos triviales y sin asumir riesgo alguno. Algo similar al documental que Morgan Spurlock hizo para el vigésimo aniversario de Los Simpson, que es básicamente una autofelación de los creadores de esa serie.

Afortunadamente este temor no se materializó en el documental de Schroeder, que sin ser perfecto ni tener una calidad sobresaliente, es un trabajo bien hecho, que trata temas interesantes acerca de la creación de Bill Watterson. La cinta comienza con una introducción casi obligatoria, mostrando los testimonios de fanáticos treintañeros de la tira cómica y entregando datos básicos acerca de su publicación en los periódicos. Escenas que están complementadas por una narración de Schroeder, en la que explica cómo Calvin y Hobbes formaron parte de su vida y se convirtieron en algo importante para él. Pero veinte minutos después, cuando estaba casi convencido de que este sería solo un documental irrelevante creado por fanáticos, el filme comienza a tratar temas más interesantes, como la forma en que el autor de la tira aprovechaba el espacio que el periódico le entregaba para crear unas historias que superaban con creces la calidad de los cómics promedio.

No estoy desmereciendo el testimonio de los fanáticos de Calvin y Hobbes que aparecen en el documental, pero tales escenas solo sirven como punto de partida para la cinta, y no son demasiado interesantes por si solas. La nostalgia por la nostalgia carece de sentido. Lo realmente meritorio del documental es la forma en que recalca la relevancia de Calvin y Hobbes en la cultura popular y la influencia que tuvo sobre otros artistas. Un gran momento dentro del filme muestra a una curadora de un museo especializado en caricaturas y cómics, quien explica lo absurda que es la distinción entre el arte “sofisticado” y el arte “popular”. Sostiene, por ejemplo, que las artes visuales y las novelas son analizadas por estudiosos y son veneradas por generaciones, pero cuando el cómic intentó combinar estos dos medios (imagen más texto), fue rápidamente tachado de infantil y relegado a un nivel más bajo que el de las artes serias. Watterson estaba consciente de esta distinción arbitraria, por lo que siempre intentó explorar nuevas técnicas y ampliar los límites de las tiras cómicas.

Aunque se centra en la tira cómica, el documental inevitablemente debe referirse a su creador, Bill Watterson. El dibujante es una figura enigmática dentro de la industria del cómic, ya que pese a haber creado una obra que es leída por millones de personas a lo largo del mundo, siempre ha mantenido un bajo perfil, evitando dar entrevistas o acudir a eventos públicos. Pero lo llamativo de Watterson no es solamente su aislamiento voluntario, sino también su decisión de mantener la integridad de su obra, dejándola fuera del alcance de la mercadotecnia y las adaptaciones a otros medios. No solo dejó de publicar la tira cómica en 1995, cuando estaba en la cúspide de su popularidad, sino que durante todos estos años se ha negado a lucrar con su creación como otros autores lo han hecho. Esto explica que no existan juguetes, peluches, ropa, ni otros productos oficiales de Calvin y Hobbes. Ante el dilema de ganar millones de dólares o mantener el control sobre su obra, Watterson optó por lo segundo.

Los artistas y autores entrevistados en el documental emplean varias teorías acerca de la decisión de Watterson, pero todos ellos reconocen que es una opción inusual dentro de la industria del cómic. La cinta finaliza con una reflexión bastante buena, al destacar que pese a no tener el nivel de comercialización de personajes como Snoopy o Garfield, Calvin y Hobbes se han mantenido vigentes durante todos estos años gracias a lo que realmente importa: sus tiras cómicas. Lo que atrae a sus fanáticos y a las nuevas generaciones no son los juguetes ni las series de televisión, sino que la experiencia de vivir las aventuras de un niño y su tigre, en un mundo donde el lector transita por las viñetas haciendo trabajar su imaginación de la misma manera que el protagonista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s