Rush (2013)

ImageUna buena película de deportes es aquella que puede cautivar tanto a fanáticos de esa disciplina como a gente que no tiene muchos conocimientos sobre el tema. Se trata de cintas donde lo central son los personajes y la forma en que el deporte en cuestión los afecta; no al revés. Por esto mismo, las reglas del deporte en cuestión deben quedar claras para el espectador, así como los objetivos que buscan alcanzar los personajes y la forma en que los cumplirán. Estas reglas permiten que una película como Rush, basada en una disciplina que personalmente no me interesa demasiado, haya logrado generar una conexión genuina conmigo.

La cinta está ambientada en el mundo de la Fórmula 1, durante mediados de los años 70, y muestra la rivalidad que existió entre dos famosos pilotos de carreras: el británico James Hunt (Chris Hemsworth) y el austriaco Niki Lauda (Daniel Brühl). Ambos se conocieron cuando participaban en la Fórmula 3, y ya desde su primer encuentro se produjo un choque entre los personajes. Un choque literal y figuradamente. Literal, ya que en la primera carrera Hunt realizó una maniobra arriesgada al hacer que los automóviles de ambos colisionaran, maniobra que le permitió ganar la carrera. Y figuradamente, dado que las personalidades de Lauda y Hunt no podían ser más opuestas.

Hunt es un verdadero playboy, un hombre impulsivo que hará todo lo necesario para poder ganar una carrera, y que además adora las cámaras y la atención del resto de las personas. Niki Lauda, por el contrario, es mucho más reservado y riguroso que el británico, y su falta de vehemencia la compensa con una inteligencia prodigiosa sobre los automóviles. Las vidas de estos dos pilotos parecen haber sido creadas para competir entre sí, y eso fue precisamente lo que ocurrió. Entre ambos se produjo una rivalidad durante aquellos años por ser el mejor corredor de la Fórmula 1, y ninguno de los dos se conformaría con obtener el segundo lugar.

Aunque soy un ignorante en el tema de las carreras de autos, Rush logró que tanto la historia como sus personajes me importaran. Lo que funciona con esta cinta es que se trata de un relato bien armado, que es desarrollado de forma ágil y protagonizado por dos personajes creíbles. La historia, que está basada en hechos reales, ya es de por sí lo suficientemente interesante, pero aún así existe el desafío de acercarla a un público ajeno a este deporte. El guion no se detiene en aspectos demasiado técnicos, por lo que explica el funcionamiento de la Fórmula 1 a través de elementos más simples. Se hace referencia, por ejemplo, a elementos como el financiamiento de los pilotos, las exigencias que deben cumplir los automóviles y el sistema de puntos de este tipo de campeonatos, pero lo hace de tal manera que cualquier persona pueda comprender lo que está ocurriendo.

Además, la cinta se encarga de transmitir la emoción de estas carreras a gran velocidad con un montaje frenético, acompañado del ruido de los motores y el relato de un comentarista deportivo que explica lo que está sucediendo. Todo esto, sumado a una fotografía que emula la apariencia de las películas setenteras (con un filtro que modifica los colores de la imagen y agrega un mayor “ruido” o “grano”), hacen que el espectador se sienta parte del mundo representado.

Pero la base de Rush no es simplemente el mundo de la Fórmula 1, sino que la relación entre Hunt y Lauda. El deporte de los autos de carreras solo es el telón de fondo para la rivalidad entre estos dos pilotos, quienes en definitiva le dan sustancia a la historia. Como se trata de dos pilotos reales, siempre existe el riesgo de caer en la mera imitación, creando caricaturas y no personajes. Pero la cinta les otorga la suficiente profundidad para que parezcan creíbles, lo que queda reforzado por las buenas actuaciones de Chris Hemsworth y Daniel Bruhl. El primero demuestra que es un actor relativamente talentoso, gracias a un rol que le permite lucirse más que con el superhéroe Thor, por el que se hizo conocido. Pero si bien Hemsworth es la cara más conocida de la película, y es el protagonista de los afiches de la misma, Daniel Bruhl termina robándose toda la atención. El personaje de Niki Lauda es el más interesante de los dos, y la actuación de Bruhl le da un aire trágico que lo muestra como un verdadero héroe de este deporte.

Uno de los temas explorados en la cinta es la razón por la que personas tan distintas como Lauda y Hunt deciden arriesgar sus vidas en una disciplina peligrosa como esta. En el caso de Hunt la respuesta parece más evidente. Debido a su impetuosidad, el piloto ve este deporte como una manera de desafiar a la muerte. Mientras más grande es el riesgo, más vivo se siente. Pero en el caso de Lauda la razón no es tan clara. El corredor austriaco actúa guiado por un límite de riesgo que no va a superar, por lo que su motivación debe ser distinta a la de Hunt. Lo que Lauda busca es más bien una excelencia. Descubrir cuál es su límite y alcanzarlo.

A lo largo de la película el piloto austriaco es criticado por otras personas por carecer de pasión, pero esta acusación es falsa. Al participar en una disciplina tan peligrosa como esta, Lauda ya ha probado que posee la pasión necesaria. No cualquiera pueda manejar un automóvil que esté desprovisto de la mayoría de las medidas de seguridad, a más de doscientos kilómetros por hora. Por más lucrativo que sea este deporte, los riesgos son muy superiores a los beneficios. La pasión de Lauda, por lo tanto, radica en el deseo de superarse a sí mismo, de llegar a la cúspide de sus capacidades.

Pese a lo diferentes que son los protagonistas, en la misma película se deja en claro que la rivalidad que existió entre ambos los obligaba a dar lo máximo en cada carrera. Se generaba, por lo tanto, una complementación entre ambos. Sin un James Hunt, tal vez nunca habría existido un Niki Lauda.

Anuncios

3 pensamientos en “Rush (2013)

  1. Pingback: Blackhat (2015) | sin sentido

  2. Pingback: In the Heart of the Sea (2015) | sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s