Ernest et Célestine (2012)

ImageEl 2013 no fue un año demasiado bueno para el cine de animación en Estados Unidos. Hubo buenas películas, como Monsters University y Frozen, pero ninguna de ellas llegó  a maravillarme como en años anteriores. Es por eso que al momento de elegir mi cinta animada favorita del año pasado tengo que cruzar el océano Atlántico y detenerme en Ernest et Célestine (Ernest y Célestine), una película franco-belga que narra una hermosa historia de amistad entre dos animales. Si bien fue estrenada el 2012 en Europa, su Blu-ray fue sacado a la venta recién en 2013, permitiendo así que países con una deficiente distribución de películas como Chile pudieran disfrutar de ella.

La película muestra a Célestine (Pauline Brunner), una pequeña ratona que vive en una ciudad subterránea junto a otros roedores de su especie. La civilización de los ratones es muy avanzada en términos tecnológicos, pero este desarrollo depende de una cosa: los dientes. Debido a la fragilidad de los dientes de los ratones, es necesario que las piezas dañadas sean reemplazadas por otras, y la mejor opción proviene de los dientes de los osos. Sin embargo, estos animales viven en la superficie, y debido a su tamaño y ferocidad son vistos por los ratones como unas criaturas de gran peligrosidad.

Un día, mientras está recolectando dientes, Célestine conoce a un oso llamado Ernest (Lambert Wilson). Aunque al comienzo el oso intenta comerla, la ratona lo convence de no hacerlo, y a cambio lo deja entrar a una dulcería para que el animal sacie su hambre. Poco a poco surge entre ambos personajes una amistad, pero esta relación no será bien vista por los de sus respectivas especies. El oso y la ratona deberán superar toda clase de obstáculos, incluido un problema con la policía.

Si el argumento recién descrito suena algo infantil e incluso predecible, esto se debe a que la película está precisamente diseñada para un público de corta edad, pero esto no impide que cualquier persona pueda disfrutarla. Los personajes Ernest y Célestine provienen de una serie de álbumes ilustrados, creados por la artista belga Gabrielle Vincent. Estos libros mostraban situaciones cotidianas protagonizadas por ambos personajes, y alcanzaron gran popularidad en Europa. Como las historias narradas en los libros no son suficientemente grandes para abarcar la duración de una película, el guion está basado en una novela escrita por el francés Daniel Pennac, quien cambió algunos elementos presentes en los libros de Vincent (como la forma en que ambos personajes se conocieron), pero manteniendo el núcleo de la amistad entre ambos personajes.

La moraleja que entrega la historia es bastante clara. Las apariencias y prejuicios no deben interponerse a los sentimientos, por lo que en vez de fijarnos en las diferencias que tenemos con los demás, tenemos que examinar nuestras similitudes. Un mensaje que ha sido bastante utilizado en libros y películas destinados al público infantil, pero que tiene una especial importancia en el panorama actual de Europa. El continente no solo ha debido pasar por guerras y genocidios durante las décadas pasadas, sino que en la actualidad enfrenta fuertes debates respecto a la inmigración, lo que ha permitido el surgimiento de grupos extremistas que propugnan un mensaje de odio racial. Con una situación como esta, no están de más los mensajes como los que entrega Ernest et Célestine.

Pero al igual que la historia, también cobra gran importancia la forma en que ésta es contada. En los libros creados por Vincent existe una predominancia del dibujo sobre la palabra escrita. En cada una de las páginas hay una colorida ilustración acompañada de un par de líneas de texto que sirven para precisar algunos detalles, pero el argumento de cada libro puede ser seguido sin problemas simplemente a través de los dibujos. Esta capacidad de contar una historia visualmente es lograda de muy buena forma en la película, que reconoce la esencia de la obra de la artista y es capaz de traspasarla a este nuevo medio. Los diálogos sirven para explicar aspectos más detallados de la trama, quedando al servicio de la animación y no al revés.

Además, la cinta hace un increíble trabajo emulando el estilo utilizado por Vincent en sus ilustraciones. La película recurre a una animación en dos dimensiones, cuyos dibujos están pintados de tal forma que parecen hechos con acuarelas. Si bien se utilizó tecnología digital, el resultado final es un homenaje al estilo que Gabrielle Vincent plasmó en sus libros, los cuales están llenos de dibujos hechos a mano. Los tonos pasteles le otorgan además un cierto aire nostálgico, que hace que mirar la película se convierta en una enorme experiencia sensorial. Cualquier persona interesada en la ilustración o en el arte en general quedará maravillada con el trabajo realizado por los animadores de esta cinta.

Si bien se trata de la adaptación de unos personajes preexistentes, los animadores se dieron algunas libertades para darle a la película un sello distintivo. Es cierto que hay un homenaje al estilo de Vincent, pero también se modificó el diseño de los personajes para hacerlos amigables a un mayor número de espectadores. En las ilustraciones de la artista belga, Ernest y Célestine tenían rasgos animalescos muy marcados, especialmente la ratona. En la película el diseño de los personajes fue suavizado, otorgándoles una apariencia ligeramente más antropomórfica. Es decir, manteniendo las ideas originales del material base, los animadores fueron capaces de fijar su propia impronta en el resultado final. Esto es sumamente importante, ya que el respeto a la obra que está siendo adaptada no puede llegar al punto de inhibir toda innovación artística que pueda surgir durante el proceso.

La decisión de homenajear a la animación tradicional no debe ser vista como un simple ejercicio de nostalgia. La animación generada por computadora no es un sustituto de las técnicas más clásicas, sino que es simplemente una nueva herramienta que los artistas pueden utilizar. Que en la actualidad una película use un estilo como el de Ernest et Célestine no puede ser comparado, por ejemplo, a lo que hizo la cinta The Artist (2011), al imitar a las películas mudas de comienzos del siglo XX. En el primer caso estamos ante una decisión de tipo artística, donde la utilización de técnicas clásicas busca transmitir una cierta atmósfera que realce la historia que se está contado. En The Artist, en cambio, la decisión parece ser una extravagancia, un truco. Los animadores de Ernest et Célestine no optaron por una técnica obsoleta, sino que escogieron una de las herramientas que están a su disposición, de la misma forma que un pintor puede elegir entre usar óleo o acrílico en su próximo cuadro.

La animación basada en dibujos otorga algo de suma importancia, como lo es el trazo. Las líneas realizadas por los animadores tienen enormes posibilidades expresivas, ya que el grosor, la longitud, la forma, pueden variar de caso en caso, dependiendo de lo que se quiere transmitir. Esto está ejemplificado de gran forma en la película, en una escena donde Ernest toca su violín y Célestine dibuja un paisaje invernal con sus acuarelas.

Es cierto que en la actualidad hay una predominancia de películas generadas por computadora, pero la batalla aún no está perdida. Todavía existen algunos estudios que se centran en lo artístico y no solo en los aspectos económicos. Studio Ghibli es el ejemplo más claro, pero también en Estados Unidos hay esfuerzos por recuperar la magia de la animación dibujada. Es cosa de ver trabajos como Winnie the Pooh (2011) o Paperman (2012) de Disney para darnos cuenta de que hay aún esperanza que animación tradicional y animación generada por computadora puedan coexistir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s