Nebraska (2013)

ImageAlexander Payne es un director discreto. Aunque ha ganado numerosos premios y su talento ha sido reconocido por la crítica, sus películas no son tan conocidas como las de algunos de sus contemporáneos (David Fincher o Darren Aronofsky, por ejemplo). Esto se debe a que sus cintas son más bien modestas, y se centran en la cautela más que en lo presuntuoso. Este estilo pausado se vuelve a repetir en Nebraska, su nueva película, que tiene como título el estado donde el cineasta creció y el lugar donde ha ambientado varias de sus cintas.

La historia gira en torno a un anciano llamado Woody Grant (Bruce Dern), que está convencido de que ha ganado un millón de dólares y que debe viajar a Lincoln, Nebraska, para cobrar su premio. Sin embargo, todo se trata de un malentendido, producto de una publicidad que recibió en el correo. Aunque su esposa Kate (June Squibb) y sus hijos David (Will Forte) y Ross (Bob Odenkirk) intentan explicarle que solo se trata de una técnica ideada por una empresa para ganar suscriptores, Woody está obsesionado con viajar a Nebraska para recibir su premio, aunque deba hacerlo a pie. Esta curiosa situación ha hecho que dentro de la familia se baraje la posibilidad de llevar al anciano a un hogar geriátrico.

Como su padre está medio cuerdo, y lo único que quiere es cobrar su millón de dólares, David decide llevarlo a Nebraska en su automóvil, para que vea con sus propios ojos que se trata de un simple malentendido. Sin embargo, Woody sufre un accidente y los dos personajes se ven obligados a alojarse en el pueblo natal del anciano. La visita es aprovechada para realizar una reunión familiar, donde se juntarán los parientes de Woody que aún están vivos, quienes están convencidos de que él realmente acaba de convertirse en millonario. La noticia le dará al protagonista un tipo de atención que nunca había recibido, así como la presencia de personas que están interesadas en recibir algo de su ficticia fortuna.

Filmada en blanco y negro, Nebraska retrata el Estados Unidos profundo con conocimiento de causa. Como se trata del lugar donde el cineasta creció, se nota que posee un entendimiento del tipo de personas que viven en estos pueblos y la forma en que dichos lugares funcionan. Se trata de pueblos moribundos, donde la mayoría de los jóvenes han emigrado a las grandes ciudades, y donde las personas restantes solo tienen como diversión el alcohol y los chismes. La noticia de que Woody es millonario rápidamente es conocida por los habitantes del pueblo, quienes entre felicitaciones buscan obtener alguna parte de ese dinero. Como dice el dicho: “pueblo chico, infierno grande”.

Aunque la llegada del protagonista al lugar que lo vio nacer y crecer se produce de forma casual, no se puede negar su carácter simbólico. Le da al personaje la oportunidad de recibir el reconocimiento que nunca obtuvo, de volver a sus raíces como alguien exitoso, aunque su éxito se base en una simple ilusión. Además, la verdad de la situación también está cargada de significado. El viaje de Woody en busca de una fortuna que no existe puede verse como  un paralelo con su partida desde el pueblo natal hacia la ciudad en la que actualmente vive; desde un lugar en el que su futuro no era muy prometedor hacia otro donde tenía más posibilidades. El problema es que sus planes no salieron como esperaba. El mismo protagonista reconoce que su vida no ha tenido grandes recompensas.

Uno de los grandes pilares de la cinta son las actuaciones, que varían desde estereotipos algo exagerados a personajes complejos y sobrios. Bruce Dern hace un gran trabajo como el protagonista, pese al desafío que constituye interpretar a alguien que se encuentra al borde de la demencia. Will Forte, que se hizo conocido gracias a sus participaciones en Saturday Night Live, es el encargado de ser el personaje serio dentro de la cinta, y uno puede notar la evolución que experimenta a lo largo de la trama. El resto del reparto hace un buen trabajo, y todos ellos le otorgan un tono bastante natural a la historia, haciéndole creíble.

Las actuaciones son potenciadas gracias a la sobriedad de la fotografía y a la sencillez de la historia. Nebraska está hecha a partir de los personajes y la forma en que estos se relacionan. Todos los elementos de la película apuntan a que los actores puedan hacer un trabajo que los haga destacar. Pero esta sobriedad en términos visuales no es sinónimo de insipidez. La cinta también se encarga de mostrar la belleza presente en los solitarios parajes de la Nebraska rural.

El tono melancólico presente en la película ya había sido explorado en otras cintas del director. Es difícil categorizar los trabajos de Payne, sobre todo Nebraska. Tiene momentos que sacan carcajadas, que se basan en algunas sutilezas o escenas incómodas, pero por lo general la atmósfera está cargada de tristeza. El núcleo de la historia es la relación entre David y su padre, y este viaje que realiza para poder estar cerca de él durante sus últimos años. Aunque sabe que el premio es una mentira, David decide llevar a Woody a Nebraska como una forma de agradecimiento. Con sus constantes divagaciones, Woody no se diferencia mucho de un niño, por lo que la relación padre-hijo que existe entre él y David se invierte.

Como se trata de una road movie, la película muestra cómo sus personajes experimentan un autodescubrimiento gracias al viaje que han realizado. No ocurre en el caso de Woody, debido a su fragilidad mental, pero si es muy evidente en relación a David. Este viaje junto a su padre le permite conocer mejor su pasado y el ambiente en el que creció, lo que lo lleva a comprenderlo de mejor manera. El viaje como elemento reforzador de relaciones personales ya había sido utilizado por Payne en About Schmidt (2002), Sideways (2004) y The Descendants (2011). Y como en aquellas cintas, el final de la película está cargado de optimismo. Pese a los problemas que han vivido los personajes durante el resto del metraje, estas cintas nos demuestran que siempre existe la posibilidad de que las cosas mejoren.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s