Anchorman 2: The Legend Continues (2013)

ImageWill Ferrell es un comediante que genera reacciones divididas. Están quienes adoran todos sus proyectos, y quienes no soportan su presencia. A lo largo de su carrera ha tenido fracasos como Semi-Pro (2008), o películas que sin haber sido necesariamente destrozadas por la crítica, han sido olvidadas con el tiempo, como Talladega Nights: The Ballad of Ricky Bobby (2006) o Blades of Glory (2007). Pero dentro de sus proyectos más recordados por los fanáticos, el que ha creado el mayor número de seguidores, es sin lugar a dudas Anchorman: The Legend of Ron Burgundy (2004).

Escrita por el propio Ferrell, y con un reparto que incluye a Steve Carell, Paul Rudd, Christina Applegate y David Koechner, la película se ha convertido en una especie de clásico de culto. Esto gracias al humor absurdo que presenta, la sátira que impregna la historia y a sus personajes memorables. Ferrell le otorgó tal vitalidad al personaje protagonista que llegó a desmarcarse del actor y publicó su propio libro, titulado Let Me Off at the Top!: My Classy Life and Other Musings. Casi diez años después de la primera película, y con una fiel base de seguidores, se anunció el estreno de una secuela, que trae de vuelta a todos los personajes.

Como se necesita un conflicto para darle energía a la trama, éste es presentado de inmediato. Ron (Will Ferrell) y Veronica (Christina Applegate) han formado una familia y trabajan juntos como lectores de noticias. Sus vidas parecen ir mejorando cuando son llamados por el principal lector de noticias del canal, Mack Tannen (Harrison Ford), quien está a punto de jubilarse. La pareja está entusiasmada por la posibilidad de reemplazar a tan mítica figura, pero todo se desmorona cuando Tannen escoge a Veronica como la nueva lectora de noticias, y despide a Ron por su falta de profesionalismo. En vez de felicitar a su esposa por su nuevo puesto, Ron le ordena que rechace el trabajo, pero ella se niega. La pelea entre ambos produce un quiebre en el matrimonio, haciendo que Ron se vaya de la casa, lejos de su hijo Walter.

Meses después, el protagonista es contactado por Freddie Shapp (Dylan Baker), el productor de un nuevo canal de televisión que transmitirá noticias las 24 horas del día. Shapp convence a Ron de trabajar para él, reuniendo a su antiguo equipo de noticias, Brick (Steve Carell), Brian (Paul Rudd) y Champ (David Koechner). Al llegar a Nueva York, los personajes descubren que el trabajo no será tan sencillo como esperaban.

Con esta segunda parte, volvemos a ver todo lo que identificó a Anchorman. El bigote de Ron Burgundy, la estupidez de Brick, la misoginia generalizada de los protagonistas, las situaciones exageradas e irreales, los años sesenta. Pero no todo puede ser un calco de la película anterior, por lo que se agregan nuevos elementos. En vez de estar ambientada en California, la cinta tiene lugar en Nueva York, en una cadena de televisión mucho más grande. Además, los personajes deben lidiar con nuevas experiencias, como el hecho de que su jefa sea una mujer afroamericana (interpretada por Meagan Good). Esto crea escenas satíricas donde Ron demuestra su misoginia y racismo, en las cuales el humor no proviene de los comentarios en sí, sino que de lo inadecuados que son.

A pesar de lo absurdas que pueden ser ciertas escenas, no se puede negar que las películas de Anchorman son algo más que humor tonto. Estas películas aprovechan la época en la que están ambientadas para criticar el pensamiento que existía en aquella época. Así, el principal conflicto de la primera cinta era ver a Ron compitiendo con una mujer mucho más profesional que él, lo que sacaba a relucir el machismo del protagonista y sus amigos. En esta segunda parte se agrega el elemento racial, con un Ron Burgundy que intenta conectar con los personajes afroamericanos que aparecen en la película, pero fallando estrepitosamente.

Sin embargo, el elemento más interesante de Anchorman 2 viene por otro lado. Cuando los personajes llegan a este canal de televisión que busca transmitir noticias durante todo el día, deciden que la única forma de subir los niveles de audiencia es mostrando lo que la gente quiere ver, y no lo que necesitan ver. De esta manera, se dedican a entregar información especulativa, totalmente innecesaria y que apela más a las emociones de la audiencia que a su inteligencia. Se trata, por lo tanto, de una crítica muy dura a la situación actual de los noticieros, cuyas pautas informativas parecen estar divididas en sensacionalismo y videos de Youtube. La película no esconde sus golpes en contra de este afán de ganar dinero en vez de informar. De hecho, se llega incluso a criticar que los canales de noticias sean propiedad de grandes corporaciones, lo que impide la imparcialidad de los periodistas.

A pesar de este punto positivo dentro de la película, que llega incluso a justificar la creación de esta segunda parte, hay ciertos factores que no estuvieron a la altura de la primera. El más relevante es el humor. Como ya conocimos a los personajes en la cinta anterior, en Anchorman 2 se trabaja con aquellas características que los definen, pero llevándolas a un nivel más exagerado. Así, la estupidez de Brick es casi irreal, llegando a mostrarlo en su primera escena llorando porque cree que está muerto. Lo mismo con otros factores que caracterizaron a la primera película, los cuales vuelven a aparecer en esta pero a una escala mayor. El ejemplo más claro es la secuencia que aparece casi al final, que es una clara referencia a una de las escenas más delirantes de Anchorman.

Como esta es una película producida por Judd Apatow, también vemos grandes dosis de improvisación. Pero como ya es habitual en sus proyectos, dichas escenas parecen alargarse demasiado, con los actores estirando los chistes más de la cuenta. No es que el humor en la película sea malo, pero se ve menos pulido que en la anterior, donde los chistes eran mucho más regulares en cuanto a su efectividad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s