In a World… (2013)

In_a_World_posterDon LaFontaine fue un famoso actor de voz que grabó miles de tráilers de películas y comerciales de televisión. Gracias a su voz profunda, LaFontaine se convirtió en el narrador característico de los tráilers en inglés, siendo parodiado y homenajeado en partes iguales. Su sello personal fue la frase “in a world…” (“en un mundo…”), que servía como punto de partida para los tráilers sobre películas épicas, que buscaban transportar al espectador a un mundo lleno de aventuras. La frase fue escogida para titular la presente cinta, pero no se trata de un documental sobre LaFontaine ni una película biográfica.

La trama tiene como punto de partida un hecho real, la muerte de LaFontaine en 2008, que sirve como introducción a una historia ficticia acerca de quién ocupará el puesto dejado por el narrador. La historia es protagonizada por Carol Solomon (Lake Bell), una mujer de 31 años que se gana la vida haciendo clases de vocalización. Sin embargo, su verdadero sueño consiste en trabajar como narradora de tráilers de películas, lo cual no será sencillo ya que se trata de un mercado dominado por las voces masculinas. De hecho, el propio padre de Carol, Sam Sotto (Fred Melamed), es un renombrado narrador que es visto por sus compañeros como el sucesor natural de Don LaFontaine, proyectando así una oscura sombra sobre la carrera de su hija.

La situación de la protagonista empeora cuando su padre le informa que debe irse de la casa, dado que su novia se mudará a vivir con él. Viviendo como allegada en la casa de su hermana Dani (Michaela Watkins), Carol comenzará a recibir trabajos como narradora de tráilers, convirtiéndose en la principal competencia de Gustav Warner (Ken Marino), un joven pero ambicioso actor de voz que quiere alcanzar la cima.

La premisa de la película es de por sí suficiente para verla, ya que busca tratar un tema como la desigualdad de género de una manera ingeniosa. Pero la cinta no solo se conforma con este enganche, sino que además entrega una historia entretenida, personajes interesantes y una buena dirección. In a World… es el largometraje debut de Lake Bell como directora y guionista, llegando incluso a superar el resultado de Joseph Gordon-Levitt con Don Jon, otro actor que debutó tras la cámara el año pasado.

Si el mundo de los narradores de tráilers que se nos muestra en la cinta nos resulta machista, la situación no dista mucho de lo que ocurre con los directores de películas. No es casualidad que Bell haya escogido esta historia para filmar su primer largometraje, considerando el bajo número de directoras mujeres que existe en Hollywood. Es refrescante ver una película como esta, con un mensaje tan claro acerca de la desigualdad de género y los prejuicios que existen en la industria del entretenimiento. Todavía estamos lejos de la paridad entre películas protagonizadas por hombres y mujeres, pero esfuerzos como Enough Said, Frances Ha, Short Term 12, The Heat, The Hunger Games: Catching Fire o Frozen (todas estrenadas en 2013) sirven para pavimentar el camino.

Lo más interesante de la película es que Carol no solo debe enfrentarse a los prejuicios de las personas que apenas la conocen, sino también a los de su padre. El núcleo de la trama está compuesto por la relación entre figura consolidada de Sam Sotto y su hija que está recién comenzando su carrera. Sotto, un verdadero ícono dentro de la industria, mira con desconfianza los esfuerzos de su hija; no con el objetivo de protegerla, sino que la ve como una amenaza para su propia carrera. Según su razonamiento solo puede haber una persona exitosa dentro de la familia. La película se encarga de tratar este conflicto y se da el tiempo de mostrar a sus personajes como personas, y no como simples piezas dentro de la historia que está siendo narrada.

In a World… no está exenta de defectos. Hay una trama secundaria, que muestra una especie de crisis matrimonial que sufre la hermana de Carol, con algunos enredos e infidelidades, la cual sirve para desarrollar a aquellos personajes, pero que sinceramente no aporta demasiado a la cinta. Parece más una distracción de la historia central que un elemento que la complemente. El guion podría haberla integrado de mejor manera al resultado final, pero de todas maneras se agradece que sea utilizado para explorar la relación fraternal entre Carol y Dani.

La película además puede resultar predecible en relación a como se resuelven algunos elementos de la trama, pero su encanto no se ve afectado por esto. Lo que resulta de la cinta es que nos presenta una historia llamativa, con un buen grupo de personajes, una protagonista que está bien definida, y unos temas subyacentes que le otorgan sustancia a todo el conjunto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s