The Maze Runner (2014)

The Maze Runner posterEl actual panorama de Hollywood apunta a las grandes franquicias. A productos conocidos por el público, que sirvan como base para sus adaptaciones cinematográficas. De esta manera, se aseguran una base fiel de fanáticos del material original que irá si o si al cine a ver la película, y se busca además poder seducir a otras personas para que se interesen en la franquicia y vayan a ver las múltiples secuelas que estrenarán los años siguientes. Así está ocurriendo con las cintas sobre superhéroes, con las cintas sobre personajes de carácter nostálgico, y con las adaptaciones de novelas juveniles.

The Maze Runner es la nueva adaptación de un libro juvenil que pretende alcanzar el éxito de la saga de The Hunger Games. Ambas franquicias están protagonizadas por personajes adolescentes, ambientadas en un oscuro futuro distópico, ponen a sus protagonistas en una serie de desafíos de vida o muerte, y lo que es más importante desde un punto de vista comercial, ambas están compuestas por una serie de libros que permitirán hacer más de una película para los fanáticos.

A diferencia del carácter político de la saga protagonizada por Katniss Everdeen, en The Maze Runner la historia no tiene como motor la crítica hacia la desigualdad social, sino que el misterio. La premisa de esta cinta es simple pero potente: Thomas (Dylan O’Brien) es un joven que despierta desorientado en un ascensor en movimiento, sin poder recordar nada sobre su pasado. El personaje llega a un lugar donde hay otros adolescentes, quienes se encuentran cercados por un gigantesco laberinto. El grupo de personajes ha creado una comunidad, con diferentes tareas para cada uno de los miembros, pero su verdadera preocupación es que no saben por qué están ahí ni quién los ha dejado en aquel lugar. Han existido intentos por recorrer el laberinto en busca de una salida, pero sus pasillos están llenos de peligros.

La historia tiene algunos elementos en común con la novela El señor de las moscas, al mostrar a un grupo de jóvenes que deben valerse por su propia cuenta en medio de un territorio donde no hay adultos para supervisarlos. Los principales problemas de los personajes no dicen relación tanto con las inclemencias del lugar, sino que con la relación que existe entre ellos mismos. The Maze Runner parece tener lugar en un estado posterior al libro de William Golding, ya que han pasado tres años desde que el primer joven fue transportado al laberinto. Los conflictos iniciales entre los adolescentes parecen ser cosa del pasado, pero sus oscuras consecuencias todavía se sienten en el aire. Si bien han logrado levantar unas construcciones rudimentarias y se han repartido obligaciones, todavía hay una posibilidad de que el miedo y las peleas de esos primeros meses regresen.

Al menos eso es lo que algunos personajes le reprochan al protagonista, cuya aparición ha modificado la aparente estabilidad que tenían. Como casi todo personaje principal de novela juvenil, Thomas es diferente al resto de las personas; posee algunas características que lo hacen especial. Su llegada parece haber alterado la forma en que funcionaba el laberinto hasta aquel momento, especialmente a los Penitentes, unas peligrosas criaturas que rondan los pasillos.

Esta situación irá generando dos bandos contrapuestos. Por un lado está Thomas, quien está dispuesto a arriesgarlo todo por encontrar una salida al laberinto, y por otro lado está Gally (Will Poulter), que busca mantener la armonía entre los jóvenes y ve los esfuerzos del protagonista como una forma de arriesgar inútilmente sus vidas.

El guion es irregular al tratar las relaciones que existen entre los personajes. Todas las escenas donde se explica lo que ocurrió antes de la llegada de Thomas son buenas, ya que hacen referencia a aquellos días oscuros cuando los primeros jóvenes llegaron al lugar. Estos momentos están acompañados de un tono serio, debido a los conflictos que hubo entre los personajes y al miedo que reinaba durante esos días, y sirven además para enfatizar la idea de que la unidad es la principal fortaleza que tienen los jóvenes.

Otras escenas son menos efectivas, como aquella conversación forzadamente emotiva que tiene Thomas con otro de los adolescentes, donde el otro personaje perfectamente podría llevar un cartel que dijera “estoy diciéndote esto porque voy a morir durante los últimos minutos de la película, y el director necesita crear un momento donde los espectadores sientan afecto por mí, para que mi muerte sea más potente”.

Uno de los aspectos que me generaban dudas antes de ver la película era el tema del género de los personajes. Los adolescentes que aparecen en la cinta son todos hombres, salvo una. Se trata de Teresa (Kaya Scodelario), una joven que llega al lugar después de Thomas, y que incluso sabe el nombre del protagonista. Que su llegada coincidiera con el surgimiento de problemas dentro de esta comunidad de hombres me hizo recordar una tradición sexista bastante arraigada durante la historia de la humanidad (la idea de que las mujeres son las responsables de tragedias se puede ver en el libro del Génesis, con Eva y el fruto del árbol prohibido, o en la leyenda de Pandora, donde este personaje introduce los males a la vida de los hombres debido a su curiosidad). Pero durante la película se deja claro que los problemas surgen antes de la llegada de Teresa, y que su género no tiene nada que ver con ello.

A decir verdad, la idea del género no tiene mayor trascendencia dentro de la historia, lo que es bastante extraño si consideramos que la gran mayoría de los personajes son varones. Quizás este hecho sea explicado en las películas posteriores, ya que dudo que sea una simple coincidencia que todos los que fueron transportados al laberinto sean hombres.

La película es efectiva al momento de establecer la historia y sus reglas, pese a un exceso de diálogo expositivo, y de levantar una atmósfera que se basa en el misterio. Al igual que los personajes, nosotros somos llevados hasta este laberinto completamente en blanco, sin saber nada. La cinta aprovecha esto para jugar con nuestro interés, revelando de a poco nuevos elementos. Esta capacidad para usar el misterio como punto fuerte la emparentan con la serie de televisión Lost, que también estaba influenciada por El señor de las moscas. El laberinto puede ser visto como la isla de aquella serie, ya que los dos son lugares enigmáticos que poseen sus propias reglas. En ambos existe un grupo de personas que está controlando lo que ocurre, pero cuya identidad y motivaciones no están del todo claras para los protagonistas. Y en ambas hay unas criaturas que rondan el territorio en busca de sangre.

Sin embargo, la cinta cae en el mismo error de Lost cuando intenta explicar el misterio que se había esforzado tanto en crear. Durante el último tercio de la historia se explican algunas de las razones por la que los personajes fueron enviados al laberinto, explicación que tiene varias lagunas logísticas. Cuando uno va a ver una película como esta tiene que hacer algunas concesiones lógicas, aceptando ciertos elementos que pueden parecer extravagantes con el fin de poder disfrutar la historia sin cuestionar todo lo que ocurre. Pero los problemas de The Maze Runner son tan grandes que uno es sacado de esta ilusión y termina desconcentrado de todo lo que ocurre durante los últimos minutos debido a la acumulación de preguntas.

No pude evitar cuestionar el razonamiento de la explicación que se da, así como las motivaciones de ciertos personajes y la lógica de casi todo lo que ocurre. Con este final, la cinta borra casi por completo todo lo bueno que había hecho anteriormente. Durante los próximos años se estrenarán algunas secuelas, las que podrían intentar desenredar lo enmarañado de la historia o incluso empeorar la situación agregando más cosas absurdas. Habrá que esperar para saber.

Anuncios

Un pensamiento en “The Maze Runner (2014)

  1. Pingback: The Hunger Games: Mockingjay – Part 2 (2015) | sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s