Matar a un hombre (2014)

matar-a-un-hombre-posterUna de las características fundamentales del Estado es que tiene el monopolio de la fuerza. Nosotros le otorgamos a esta entidad la capacidad de recurrir a la coacción cuando sea necesario, siendo uno de esos casos la persecución y sanción de las conductas que atentan contra la convivencia pacífica de las personas. Así, la policía puede tomar detenida a una persona que ha cometido un delito y los tribunales pueden condenarlo a estar un determinado tiempo privado de libertad ya que nosotros le dimos esa capacidad al Estado. Pero, ¿qué pasa cuando estos mecanismos fallan en su cometido y no sancionan de manera efectiva los delitos?

Esa pregunta es la que debe enfrentar el protagonista de Matar un hombre, aunque de manera menos teórica. Jorge (Daniel Candia) es un trabajador forestal que lleva una vida modesta junto a su esposa y sus dos hijos en la ciudad de Tomé. Una noche, justo durante la celebración del cumpleaños de su hijo, el protagonista es asaltado por un grupo de personas liderados por un violento hombre apodado Kalule (Daniel Antivilo). Además del dinero, los ladrones se llevan la insulina y jeringa de Jorge, quien sufre de diabetes. El hijo de Jorge intenta recuperar lo que le fue robado, pero el Kalule termina disparándole.

El hombre es condenado por el hecho, pero solo pasa dos años en la cárcel. Una vez que es liberado, el Kalule comienza a hostigar a Jorge y a su familia, situación que termina siendo insostenible para ellos. El protagonista pide ayuda a carabineros y a los fiscales, pero la respuesta que recibe no es satisfactoria. Sin tener a quién más recurrir, y con el miedo de que la venganza del Kalule termine dañando a sus seres queridos, Jorge decide tomar la justicia por sus propias manos.

Con este, su tercer largometraje, el director Alejandro Fernández Almendras sigue retratando a algunos de los sectores más postergados de la sociedad chilena. Su filmografía está poblada de personas que viven fuera de la capital, ya sea en el campo o en ciudades pequeñas, y tienen una vida humilde. Estos personajes no caen en la caricaturización a la que muchas veces son sometidas las personas pertenecientes a los sectores populares, sino que son dotados de una complejidad que los hace cercanos y reales.

Se podría decir que el Kalule, el sujeto que acosa a Jorge y a su familia, es el personaje más unidimensional de la película, pero eso es porque Fernández Almendras no está interesado en explicar sus motivaciones ni mostrarlo como alguien que cause empatía. Su arbitrariedad y crueldad –robarle la insulina a un diabético y dispararle a su hijo cuando intenta recuperarla- fueron escogidas para convertirlo en alguien detestable para el espectador, haciéndonos partícipes de la rabia de Jorge. La cuota de humanidad del antagonista es recién mostrada cuando el protagonista decidió hacer lo que señala el título de la cinta.

Hasta ese momento, el Kalule es simplemente un enemigo abstracto. Es la representación del flaite insensible que llega a amenazar la vida tranquila de Jorge y su familia. Pero el guion está lejos de ser una apología de la violencia o una defensa a los que piden mano dura ante cualquier cosa. El verdadero peso de la película viene cuando el protagonista debe lidiar con las consecuencias de su acto, con el remordimiento y el sufrimiento de lo que hizo. Como ocurre con el protagonista de la novela Crimen y castigo, la acción de Jorge no viene a solucionar sus problemas, sino que a acrecentarlos.

Es precisamente este elemento el que inspiró al director a hacer la película, cuyo guion se encuentra basado en un hecho real que ocurrió en Chile. Se trata de una persona que mató a otra ante el hostigamiento que recibía su familia, y que al ser interrogado sobre si lo volvería a hacer, el hombre dijo que no, explicándole al entrevistador que “usted no sabe lo que es matar a una persona”.

Una de las innovaciones de Matar a un hombre respecto a los anteriores trabajos de Fernández Almendras es que es la primera de sus películas que sigue una estructura narrativa más convencional. Mientras en Huacho la trama era difusa ya que seguimos a la familia protagonista en su día a día, viéndolos hacer tareas cotidianas, en esta cinta tenemos una trama más notoria, con un inicio, un desarrollo y un final bien marcados. Esta decisión fue adoptada debido a la naturaleza de la historia que iba a ser narrada, la que tenía grandes cantidades de información que transmitir al espectador.

Pero esto no es una total renuncia al estilo utilizado en sus otros trabajos, ya que el director de vez en cuando agrega escena donde vemos al protagonista hacer cosas más corrientes como ver televisión o trabajar. Estos momentos, que en una cinta “hollywoodense” podrían ser considerados tiempos muertos que no contribuyen a que la trama avance, son incluidos para aterrizar la historia y mostrar al personaje principal como una persona normal que debe lidiar con situaciones extraordinarias. No estamos ante un héroe de acción ni ante un vengador desalmado, sino que ante alguien que se vio involucrado en algo producto de las circunstancias que lo rodeaban.

Fernández Almendras logra manejar bien la tensión del relato, lo que es complementado con la banda sonora de Pablo Vergara. La primera imagen que vemos en Matar un hombre, un plano general estático de un bosque mientras suenan unos violines inquietantes de fondo, me recordaron al comienzo de There Will Be Blood (2007). Es una breve escena que logra adentrarnos al tono de la historia de manera eficaz, y de crear una presencia desconocida que agobia al protagonista durante el resto de la película.

PD: El Kalule es interpretado por Daniel Antivilo, el mismo actor que aparecía en la serie El reemplazante como el papá del Zafrada. Es raro verlo en un rol tan diferente.

Anuncios

Un pensamiento en “Matar a un hombre (2014)

  1. Pingback: Aquí no ha pasado nada (2016) – sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s