The Drop (2014)

The_Drop_PosterAlgo que caracteriza a la filmografía del fallecido actor James Gandolfini es su vínculo con el mundo delictual, y específicamente con el del crimen organizado. Sin embargo, sus roles no eran del tipo Vito Corleone, donde existe un imperio próspero que es necesario cuidar, ni del tipo Tony Montana, donde se narra un meteórico ascenso al éxito. Los personajes de Gandolfini viven en un mundo donde los tiempos de esplendor son cosa del pasado, y donde las relaciones con sus pares se miden a través de la violencia y no de un código de honor. No se trata de mafiosos que controlan las altas esferas de la sociedad, sino de maleantes que se desenvuelven al nivel de la calle.

Esto es lo que ocurre con The Drop (La entrega), la última película que filmó el actor. En ella interpreta a Marv, el administrador de un bar en un barrio pobre de Brooklyn. El personaje había estado ligado activamente al mundo delictual, pero tras perder su bar a manos de un grupo de chechenos, su rol se volvió más pasivo, limitándose a utilizar su recinto como centro de entrega de dinero proveniente de negocios ilegales. En el lugar también trabaja su primo Bob (Tom Hardy), quien parece ser la versión opuesta de Marv. Bob es atento con los clientes y demuestra mayor empatía que su primo, quien rememora con nostalgia aquellos tiempos en los que era temido por el resto.

Una noche, mientras camina hacia su casa, Bob encuentra un cachorro de raza pitbull en un basurero. Con la ayuda de una vecina llamada Nadia (Noomi Rapace), sana las heridas del perro y decide adoptarlo como su propia mascota, pero todo esto es interrumpido cuando un hombre que dice ser dueño del animal comienza a hostigarlo. La situación se complicará aún más producto de un robo que sufre el bar, siendo presionado por los chechenos para recuperar el dinero y por la policía, que quiere investigar las conexiones que el recinto tiene con los delincuentes del sector.

El guion de la película está basado en un cuento escrito por Dennis Lehane, autor de las novelas que sirvieron como base para Mystic River (2003), Gone Baby Gone (2007) y Shutter Island (2010). La adaptación estuvo a cargo del propio Lehane, que tomó la premisa de su cuento –Bob, el hallazgo del perro, y el hostigamiento que sufre el protagonista- y la expandió a una historia suficientemente nutrida para dar forma a un largometraje. Aunque la historia estaba ambientada originalmente en Boston, ciudad natal del autor, el cambio a Brooklyn no afecta el resultado de la obra, ya que sigue teniendo ese aire de autenticidad que caracteriza a los trabajos de Lehane.

Más que interesarse en las intrigas y las traiciones de la historia, The Drop apunta su centro de interés a los personajes y cómo les afecta lo que están viviendo. Recurriendo a una ambigüedad moral que impide hablar de buenos y malos a secas, el guion nos muestra los matices de los personajes que forman parte de la película, especialmente Bob y Marv. Este interés por los personajes queda reforzado con lo que ocurre hacia el final de la cinta, con un giro en la trama que no busca sorprender solo por sorprender, sino mostrarnos algo que no conocíamos de uno de los personajes.

Al momento de adaptar sus historias al cine, Lehane ha sido bastante selectivo, y esta no es la excepción. El director a cargo del proyecto es el belga Michaël R. Roskam, cuyo anterior trabajo, Rundskop (Bullhead; 2011), había sido nominado a un premio Óscar en la categoría de mejor película extranjera. Roskam emplea un estilo sobrio al momento de narrar la historia, acorde al ambiente en el que ocurren los acontecimientos y el mundo al que pertenecen los personajes. Hay también un buen manejo de la tensión y la atmósfera, lo que ayuda a captar el riesgo que están corriendo los personajes y lo que se encuentra en juego.

Uno de los principales puntos fuertes de la cinta son sus actuaciones, especialmente la de Tom Hardy. Cuando Lehane supo que Bob sería interpretado por Hardy, decidió reducir sus diálogos al mínimo, ya que conocía el talento del actor para transmitir cosas sin necesidad de decir palabra alguna. El resto del elenco tampoco defrauda, con Matthias Schoenaerts y Noomi Rapace demostrando que merecen su lugar dentro del cine estadounidense, y con un James Gandolfini que logra una labor digna que sirve como despedida y como una manera de dar forma a su legado.

The Drop es una película donde vemos a personajes golpeados, que actúan guiados por la desesperación o el miedo. Se encuentran en una constante lucha interna, atrapados en un ambiente que muchas veces los lleva a hacer cosas que terminan dañándolos. El título del cuento en el que está basada es Animal Rescue, lo que ayuda a entender el enfoque que su autor quería darle a la historia y la manera en que ve a sus personajes. El título utilizado por la cinta es distinto, pero la visión de Lehane sigue siendo la misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s