Maps to the Stars (2014)

maps-to-the-starsDebieron pasar aproximadamente 45 años para que David Cronenberg filmara una de sus películas en Estados Unidos. Dado que la distancia no era un obstáculo para el director canadiense, su decisión obedecía más a una cuestión de principios, ya que sus trabajos han estado alejados de la maquinaria de los grandes estudios. Con el estreno de Maps to the Stars, su nueva cinta, Cronenberg finalmente mira hacia el sur de la frontera, y lo hace directamente hacia Hollywood y sus vicios. Nos muestra el lado oscuro de la industria, oculto tras las campañas publicitarias y las fotografías en las alfombras rojas.

No es el primero ni el último en hacer una película sobre la industria cinematográfica, pero el aporte de Maps to the Stars es que sirve como un reflejo de la época en la que vivimos y nos entrega la particular visión que su director tiene sobre este mundo. La cinta demuestra la fascinación de Cronenberg por el lado más siniestro del ser humano, tocando temas como el materialismo, las apariencias, la vanidad y la envidia.

La película se encuentra estructurada en torno a una especie de relato coral, donde las historias de un grupo de personajes se entrelazan sobre el telón de fondo de la ciudad de Los Ángeles. Así, vemos a una joven llamada Agatha (Mia Wasikowska) que acaba de llegar a la ciudad y quiere formar parte de la industria del entretenimiento; Jerome (Robert Pattinson), un chofer de limusinas que quiere convertirse en actor y guionista; Benjie (Evan Bird), un actor adolescente que acaba de salir de un problema de drogadicción; Havana (Julianne Moore), una actriz que intenta luchar contra el paso del tiempo y que desea dejar de estar bajo la sombra de su mítica madre; Christina (Olivia Williams), una mujer que debe lidiar con los roles a veces contradictorios de madre y representante de su problemático hijo; y Stafford (John Cusack), un terapeuta cuya principal clientela son celebridades.

De los actores que conforman el elenco, quien más destaca es Julianne Moore, que interpreta a una actriz venida en menos, que es además vanidosa, mentirosa y egocéntrica. Moore entrega todo de sí en la actuación, alcanzando momentos que llegan incluso a la vehemencia. Su intensidad es lo que más llama la atención, y probablemente fue una de las razones por la cual fue premiada en el festival de Cannes con el galardón de mejor actriz, pero tampoco hay que pasar por alto las interpretaciones más mesuradas como la de Evan Bird. El actor está a cargo de dar vida a un joven actor que debe lidiar con las consecuencias de la fama a una temprana edad, llevando sobre sus ojos una expresión hastiada que es sutil y a la vez efectiva.

La mayoría de los personajes en Maps to the Stars escapan de lo que consideramos moralmente “bueno”. Pero sus falencias no se deben a algo que ellos han escogido, sino más bien a la forma en que la industria los ha ido moldeando. Incluso alguien tan reprochable como Havana simplemente está actuando como el mundo del entretenimiento le exige, ya que de lo contrario no podrá alcanzar el éxito que ella tanto anhela.

Hollywood es mostrado como un lugar tóxico, donde la crueldad es premiada y la mentira es una herramienta fundamental. Se pueden notar algunos elementos satíricos, lo que le otorga una comicidad poco antes vista en el cine de Cronenberg, pero según el guionista Bruce Wagner su objetivo no era crear una sátira de la industria del entretenimiento, sino más bien ser lo más cercano posible a la realidad. Si consideramos que Wagner trabajó durante años como chofer de limusina en Beverly Hills, siendo sus clientes importantes celebridades, entonces tenemos una idea de qué tan auténtica es la atmósfera mostrada en la cinta.

Al igual que en la anterior película del director, Cosmopolis (2012), esta cinta recurre a una fotografía fría y distante, que observa con severidad el lugar donde está ambientada. Las mansiones, el interior de las limusinas, las calles, son representadas de tal manera que se acentúa el aislamiento de los personajes y lo desconectados que están entre sí.

Hay algunos elementos del guion que no terminan de convencer, como unas revelaciones hacia el final del metraje que tienen tintes bastante telenovelescos, o algunas observaciones que caen en lugares comunes. Si bien estos defectos son notorios y no pueden ser ignorados, no logran afectar el contenido de la película, que es mucho más esto. Maps to the Stars lidia, entre otras cosas, con el tema del remordimiento y la manera en que el pasado es capaz de regresar para acecharnos. El pasado de los personajes en esta película es como una sustancia que corroe poco a poco los cimientos de una casa, terminando por derrumbarla años después.

Anuncios

Un pensamiento en “Maps to the Stars (2014)

  1. Pingback: The Neon Demon (2016) – sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s