Predestination (2014)

Predestination_posterDurante los últimos meses, poco a poco se ha ido corriendo la voz en internet acerca de una película de ciencia ficción titulada Predestination, la que se convirtió en un modesto éxito en los sistemas de Video on Demand. Dirigida por los hermanos Michael y Peter Spierig, y basada en el cuento “All You Zombies” del autor Robert A. Heinlein, la cinta aprovecha los elementos del género al que pertenece para crear una trama intrigante, que requiere toda la atención de los espectadores para poder ser entendida a cabalidad.

En el universo donde está ambientada la historia existe un organismo secreto que se encarga de detener delitos antes de que ocurran, utilizando para este fin la tecnología de los viajes temporales. El protagonista de la película es un agente (Ethan Hawke) que está tras la pista de un anónimo terrorista que se dedica a plantar bombas en la ciudad de Nueva York. Mientras se hace pasar como cantinero, el agente conoce a un escritor (Sarah Snook) que trabaja para revistas destinadas al público femenino. A medida que los minutos pasan, el escritor adquiere confianza y comienza a contarle su singular historia de vida al agente. A la larga descubrimos que estos personajes, si bien se acaban de conocer, poseen un vínculo que los une con una fuerza que apenas podríamos haber imaginado.

Si bien los viajes en el tiempo son un tema complicado debido a lo fácil que es caer en sus aspectos lógicos más enmarañados, no por eso pierden el aire fascinante que los rodea. No es difícil descubrir hacia dónde va esta película una vez que le agarramos el ritmo y nos ubicamos dentro de su estructura. A través de unas pistas más o menos obvias, es posible descubrir el gran giro de la trama incluso antes de que termine el segundo acto. Ya sea por una pregunta que se ha convertido en un clásico, o una metáfora visual que involucra una serpiente, o una canción que suena en el bar donde están los personajes principales, el guion nos va guiando hacia la conclusión que llegará durante su último tercio. Incluso el mismo título de la cinta puede servir como una noción de lo que nos espera.

Pero que uno pueda predecir el final no es necesariamente algo negativo para la película, ya que es difícil buscar ese equilibrio entre dar demasiada información, haciendo que la historia termine siendo muy obvia, o no entregar la suficiente, lo que la termina haciendo innecesariamente confusa. El mérito de Predestination es que a pesar de sus pistas poco sutiles, la manera en que la trama se encuentra estructurada hace que las lagunas lógicas sean muy pocas, y las que existen no tengan demasiada trascendencia en el relato.

El principal riesgo al que se exponen estas películas que se basan en un giro inesperado en la trama, es que su impacto se puede extinguir inmediatamente al saber cuál es la sorpresa. Más allá del objetivo del guion por volarnos la cabeza, ¿hay algo más en la cinta que destacar? Si uno toma una cinta como The One I Love (2014), por ejemplo, uno puede entenderlo de mejor manera. Mantener en secreto la trama de aquella película es necesario para poder disfrutarla al máximo, pero los elementos sorpresivos no son lo único positivo en ella, habiendo otros aspectos a destacar. Es posible ver esa cinta más de una vez, ya que su valor no depende exclusivamente del giro en la trama, sino de los temas que hay bajo su superficie.

La pregunta a la que nos enfrentamos al momento de ver Predestination es si estamos también ante una película que funciona en ambos niveles, o si por el contrario pierde todo interés una vez que sabemos lo que ocurrirá. Creo que la respuesta se acerca más a la primera opción. Además de tratar temas como las paradojas temporales, la cinta es capaz de explorar interrogantes sobre la identidad, nuestro lugar en el mundo, el utilitarismo, y la inevitabilidad de lo que ocurre en nuestras vidas. Aunque uno haya leído la trama por accidente en internet, esta película aún así es capaz de engancharnos por los elementos que toca y por la manera en que narra la historia.

Inserta en el género de la ciencia ficción, la cinta cuenta con un estilo que la hace más aterrizada, incorporando incluso algunos aspectos del cine negro. La tecnología presente en las escenas es sencilla, nada demasiado aparatoso, lo que la termina haciendo creíble. Se trata de una obra donde la ciencia ficción destaca más por sus conceptos e ideas que por sus efectos especiales, similar a otros filmes sobre viajes temporales, como Los cronocrímenes (2007) de Nacho Vigalondo o Looper (2012) de Rian Johnson.

Las virtudes que presenta se ven reforzadas por las actuaciones, que le otorgan una mayor sustancia al relato. El caso de Ethan Hawke no es tan sorprendente, ya que se trata de un actor con una vasta trayectoria, quien es capaz de darle a su personaje la credibilidad y carga emocional necesaria para hacerlo más que un mero elemento de la trama. Pero quien termina robándose el show es la joven actriz australiana Sarah Snook, que debió lidiar con un desafío nada sencillo, logrando superarlo y transformarse así en uno de los puntos más fuertes de la cinta. Esta humanidad presente en la película complementa sus aspectos más intelectuales, haciendo que las consecuencias de lo que ocurre a lo largo del metraje tenga una importancia no solo teórica.

Quizás una de las preguntas más poderosas que surgen al ver Predestination es “¿por qué?”. Ya señalé que seguir la trama no es demasiado difícil, y su estructura interna se encuentra lo suficientemente pulida para que las lagunas lógicas no nos impidan disfrutar de la historia, pero una vez que aparecieron los créditos finales no pude evitar pensar en la razón de todo lo que había visto. Comprendí el desarrollo, pero no su causa. Acá es donde entra a jugar la figura de la circularidad, es decir, de un planteamiento que no tiene inicio ni final. La película también tiene similitudes con las tragedias griegas, donde el destino de los personajes está bajo el control de una fuerza superior caprichosa, que escapa de nuestro razonamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s