Unbroken (2014)

Unbroken_posterNo es novedad que hay un cierto tipo de cine que tiene una preferencia por adaptar historias basadas en hechos reales. Estas cintas nos permiten conocer sucesos que ignorábamos, y su fuerza nos llega a inspirar, tras ser testigos de lo que otras personas debieron vivir en situaciones tan extraordinarias. Pero encontrar la historia adecuada no es suficiente, ya que la forma en que sea contada es casi o tan importante. Eso es precisamente lo que se nota en Unbroken (Inquebrantable), el segundo largometraje de Angelina Jolie como directora, donde el resultado final parece no estar a la altura de los hechos que se están narrando.

Y es que antes de su estreno, la cinta generó tal expectación que fue incluida dentro de varias listas sobre las posibles candidatas al Óscar, tanto en las categorías de mejor película y mejor director. Esto se basó principalmente en el tipo de historia que se narraría, perteneciente a una camada de películas que han poblado las temporadas de premiaciones desde hace décadas. Sin embargo, una vez que se corrió el velo se pudo ver que la anticipación fue desmedida, y la película se convirtió en una de las grandes olvidadas en las ceremonias de 2015.

Unbroken narra la vida de Louis Zamperini (Jack O’Connell), un atleta estadounidense de ascendencia italiana que participó en los juegos olímpicos de 1936. Celebrados en Berlín, cuando el gobierno nazi estaba en el poder, se trata de los mismos juegos olímpicos donde el corredor afroamericano Jesse Owens ganó cuatro medallas de oro, lo que se convirtió en un verdadero hito del deporte. La participación de Zamperini fue más modesta que la de Owens, pero si bien no ganó medallas, su labor sirvió para darse a conocer en el círculo internacional, y de paso prepararse para los siguientes juegos, que tendrían lugar en la ciudad de Tokio. Pero todo es abruptamente cancelado con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, donde uno de los enemigos de Estados Unidos fue precisamente Japón.

Zamperini se une a la fuerza aérea estadounidense, participando en las batallas que tuvieron lugar en el océano Pacífico. Un día, mientras realizaba una labor de rescate, el avión donde iba sufre un desperfecto y cae al mar. Tras pasar varias semanas a la deriva, con escasa agua y comida, su balsa es encontrada por una embarcación japonesa, siendo tomado como prisionero de guerra. Los dos años siguientes los pasa encerrado en campos de concentración, donde debe sufrir toda clase de penurias. Serán su resistencia y fuerza de voluntad las que los ayudarán a salir adelante en tan difíciles condiciones.

Como se puede notar, los hechos narrados son fascinantes por sí mismos, sobre todo si consideramos que le ocurrieron a la misma persona. Sin embargo, la película no es capaz de aprovecharlos al máximo, y la trama no alcanza la fuerza necesaria. Esto es curioso, sobre todo si consideramos que el guion fue escrito por cuatro nominados al Óscar, como los hermanos Coen, Richard LaGravenese y William Nicholson. El problema de Unbroken es un problema de estructura y de ritmo, lo que hace que los hechos vividos por el protagonista se alarguen demasiado y vayan perdiendo potencia debido a esto. Lo recién señalado se entiende mejor si lo comparamos con 12 Years a Slave (2013), una película cuyo guion va variando los momentos de angustia, tensión y calma, creando una sucesión que resulta natural, sin caer en lo tedioso.

Además, el protagonista de esta película tampoco cuenta con la sustancia necesaria para crear una conexión con el espectador. Además de conocer detalles sobre su familia, no sabemos mucho sobre Louis Zamperini, ni sobre su personalidad. El actor Jack O’Connell intenta compensar esto con una interpretación que demuestra algunos destellos de gran calidad, apelando al espíritu luchador del protagonista, pero si no está acompañado de un guion potente es difícil dar forma a un personaje interesante. Podemos ver esto en el caso de Mutsuhiro Watanabe, el sargento a cargo del campo de concentración donde llega Zamperini. Interpretado por el músico de rock Miyavi, el personaje en teoría debía ser alguien complejo, cuya violencia fuese producto de alguna razón más profunda que la mera crueldad, pero en manos de un actor inexperto como el japonés se pierde ese objetivo.

Los defectos de la película no perjudican a sus aspectos más técnicos, como el diseño de producción de Jon Hutman o la dirección de fotografía de Roger Deakins. Este último, quien obtuvo su doceava nominación a los premios Óscar, demuestra su gran talento a través de unas composiciones precisas y una iluminación que emplea las sombras y siluetas con maestría. Angelina Jolie es consciente de la importancia que tienen los elementos visuales en el cine, así que crea unos buenos momentos basados en este punto. Una de las imágenes icónicas de la cinta muestra al protagonista sosteniendo un pesado madero sobre sus hombros, lo que sirve para reflejar la fortaleza de Zamperini, así como evocar visualmente a un yugo e incluso a una crucifixión. Si bien no es un mensaje muy sutil, la escena es lo suficientemente potente para quedar en la mente del espectador.

La resistencia del protagonista es uno de los mensajes principales de Unbroken, lo que se encuentra reflejado en el propio título de la película. Durante su juventud el personaje aprendió que lo importante no es vengarse de sus opresores, sino que aguantar con entereza los golpes recibidos. Es esta demostración de fuerza la que afectará más a quienes lo intenten dañar. Pero el mensaje no deja de tener su ironía, ya que hablar de levantarse de las cenizas es algo que los japoneses saben muy bien, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial. La cinta nos muestra el sufrimiento que debe atravesar Zamperini a manos de sus captores, pero poco o nada hace para mostrar el lado japonés, que sufrió con especial fuerza la ofensiva estadounidense. Hay una breve escena donde se muestra el resultado de un bombardeo sobre población civil, pero es demasiado fugaz como para alcanzar mayor repercusión.

Esta falta de desarrollo evita además que el mensaje del perdón sea comprendido del todo. Como no conocemos demasiado al protagonista, nos cuenta llegar a entender qué lo hizo llegar a esa conclusión, además de la educación religiosa que recibió durante su infancia. Por la manera en que es representado Zamperini en esta cinta, con su estoicismo y pulcritud, estamos más cerca de una idea que de una persona.

Anuncios

2 pensamientos en “Unbroken (2014)

  1. Hola me gustaria saber si es un problema de vercion de la pelicula o trailer. Pero en el trailer 1 de la peli unbroken aparece que louis besa a una mujer. Pero yo vi la pelicula y en ni un momento se ve un beso. Tienen idea?

  2. Brian, yo tampoco recuerdo que eso haya ocurrido en la película. A veces se usan en los trailers algunas escenas que no fueron utilizadas en las películas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s