Citizenfour (2014)

Citizenfour_posterTras lo que ocurrió a mediados del año 2013, con la filtración a la prensa del trabajo que realizaba la National Security Agency (NSA) de Estados Unidos, examinando la vida privada de los ciudadanos de aquel país e incluso de personas de otras naciones, Edward Snowden se convirtió automáticamente en uno de los hombres más buscados del planeta. La reacción lo llevó a adoptar medidas elusivas y a buscar asilo político en varios lugares. Es por eso que su aparición en este documental logra un impacto tan grande, ya que vemos al responsable de una de las revelaciones más importantes de los últimos años conversando directamente con las cámaras, en una especie de backstage del escándalo que se desenvolvió en las altas esferas políticas del mundo.

La directora Laura Poitras fue contactada por Snowden en enero de 2013, antes de hacer pública la información que descubrió mientras trabajaba para la NSA. Poitras, que anteriormente había estrenado documentales sobre temas bastante controvertidos como la guerra de Irak o la prisión de Guantánamo, fue vista por el administrador de sistemas como la candidata ideal para que lo ayudara a filtrar esa información. Fue así como en compañía del periodista Glenn Greenwald se reúne con Snowden en un hotel para conversar acerca de los detalles del asunto y ver la manera en que sería más conveniente dar a conocer el tema a la población.

Allí, Snowden les explica la manera en que la NSA actúa, a qué tipo de datos tiene acceso el organismo, y la forma en que puede utilizarlos para descubrir detalles acerca de la vida de sus propios ciudadanos. Dado que esto lo podemos leer a través de los propios medios de comunicación, el foco y mérito del documental recae en el hecho de mostrarnos la filtración desde la perspectiva de uno de sus principales protagonistas. Poitras tuvo la visión de comenzar a grabar la cinta desde el momento que se reunió con Snowden, registrando paso a paso lo que ocurrió mientras la información era dada a conocer al público. Pese a que sabemos qué es lo que ocurrió después, el documental hace un muy buen trabajo en crear la tensión necesaria para que la historia sea fascinante para el espectador, como si estuviésemos viendo un verdadero techno-thriller.

A diferencia de una película como Blackhat (2015) de Michael Mann, Citizenfour es capaz de lograr un resultado efectivo gracias a que los hechos narrados son reales. No estamos ante especulaciones o ciencia ficción, sino que ante algo que está ocurriendo en estos momentos. Que los documentalistas se trasladen a lugares tan diversos como Moscú, Hong Kong, Rio de Janeiro y Berlín no se debe al deseo de un guionista, sino que a la necesidad de abarcar todas las aristas que este caso generó. Durante el primer encuentro de Snowden con Poitras vemos lo inseguro que se siente el protagonista al momento de utilizar objetos tecnológicos como teléfonos o computadores, lo que llega a rozar los límites de la paranoia, pero a medida que la cinta avanza nos damos cuenta que su preocupación no es una mera exageración. La última escena del documental posee un poderoso factor simbólico, que sirve para insistir sobre este punto.

Las personas que aceptaron ayudar a Snowden no solo aceptaron la veracidad de lo que estaba diciendo, sino también las consecuencias que surgirían tras la revelación. No es fácil acusar a un país tan poderoso como Estados Unidos de espiar a sus propios ciudadanos y a mandatarios de países extranjeros. La directora y el resto de los involucrados debieron vivir en carne propia el constante seguimiento de sus acciones, la interceptación de sus comunicaciones, y la presión del gobierno estadounidense. La administración de Barack Obama llegó incluso a tratar de espía a Snowden, omitiendo el hecho de que las filtraciones que realizó no las hizo a un país en particular ni a un enemigo de Estados Unidos, sino que a los propios estadounidenses, ya que consideraba que una operación de tal envergadura debía ser conocida por la población.

Mientras el gobierno lo ve como un traidor o un antipatriota, el protagonista deja en claro que su objetivo consistía simplemente en informar a las personas de lo que el Estado estaba haciendo con la privacidad de todos. Bajo el pretexto de la seguridad nacional y la guerra contra el terrorismo, el gobierno estadounidense se confirió las más amplias facultades al momento de investigar la vida de sus ciudadanos, siendo capaces de examinar sus esferas más íntimas. ¿Cuál es el límite que debe existir entre la seguridad de un país y la libertad de sus habitantes?

Al infringir la privacidad de las personas, Estados Unidos no solo tiene acceso a miles de millones de secretos, sino que además logra un objetivo de suma importancia: el control. Los gobiernos autoritarios que han existido a lo largo de la historia han basado su poderío en la información y en la manera en que la utilizan para controlar la vida de los gobernados. Con lo que hace la NSA, el país norteamericano modifica el equilibrio que debe existir entre Estado y ciudadanos. El aparato estatal debe estar al servicio de las personas, ya que son ellas quienes le otorgan legitimidad para actuar. Si algo no funciona, o si los ciudadanos no están de acuerdo con alguna decisión, éstos tienen el poder de elegir otras autoridades u otra estructura que sirva para alcanzar el bien común.

Cuando la privacidad de las personas es afectada, se pierden conceptos tan importantes como la libertad y la disidencia. Se daña la noción misma de lo que significa ser un ciudadano. Al final de cuentas, la predicción que George Orwell hizo en su famosa novela quedó corta en el año, pero no en la esencia. Citizenfour no es solo un buen documental desde un punto de vista técnico, sino que uno extremadamente necesario para la época en la que vivimos.

Anuncios

Un pensamiento en “Citizenfour (2014)

  1. Pingback: Las mejores películas de 2015 | sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s