A Girl Walks Home Alone at Night (2014)

AGWHAN_posterCuando el color llegó al cine, las películas en blanco y negro disminuyeron considerablemente su número. Sin embargo, no llegaron al punto de desaparecer completamente. La utilización de una escala de grises dejó de ser un requisito técnico inherente al medio, pasando a convertirse en una elección de carácter artístico. Los directores que escogen realizar cintas en blanco y negro hoy en día lo hacen para evocar alguna época pasada, transmitir algún tipo de estado de ánimo, o simplemente por su carácter estético. La película A Girl Walks Home Alone at Night parece mezclar todas estas razones, creando una pieza que usa sus recursos visuales de manera hábil, pero sin descuidar la sustancia.

Aunque uno de sus personajes es un vampiro, no estamos precisamente ante una película de terror. El elemento sobrenatural es introducido para explorar otras cosas, y la cinta más que depender de una trama para lograr esto, descansa sobre la atmósfera que se crea y las ideas que flotan sobre ella. La historia está ambientada en una ficticia ciudad iraní denominada Bad City, donde de manera similar a un western la presencia de la ley es casi inexistente y la mayoría de sus habitantes son personas que se encuentran en los márgenes de la sociedad. Arash (Arash Marandi) es un joven que trabaja como jardinero y vive junto a su padre (Marshall Manesh), quien tiene una adicción a las drogas. La situación de su padre es aprovechada por Saeed (Dominic Rains), un traficante que está constantemente cobrándole el dinero que le debe por las drogas. La dinámica entre estos personajes cambia de manera drástica con la aparición de una misteriosa joven (Sheila Vand) que recorre las calles de noche y guarda un peligroso secreto.

Siendo una película que aprovecha tan bien su aspecto visual, A Girl Walks Home Alone at Night es capaz de crear imágenes que resultan memorables, algo muy importante para resistir el paso del tiempo. Que la protagonista use un chador –un tipo de velo de color negro que cubre las orejas, cuello y la mayor parte del cuerpo de la persona, salvo su cara- no solo tiene una importancia cultural, sino también estética. La imagen de la joven vampiro parada en una calle, con esta vestimenta oscura y el contraste que se produce con su rostro, crea una visión icónica e intimidante, similar a lo que ocurría en cintas clásicas protagonizadas por estas criaturas como Nosferatu, eine Symphonie des Grauens (1922) o Dracula (1931), o incluso en la película Det sjunde inseglet (The Seventh Seal; 1957) con el personaje de La Muerte.

Una particularidad de los vampiros es que se trata de criaturas que se encuentran presentes en el folklore de varios rincones del mundo, incluido Medio Oriente y Asia. Existen vestigios de mitos similares a los vampiros en pueblos de Babilonia, consistentes en espíritus malignos que se apoderaban de la energía vital de sus víctimas. Sin embargo, y si bien la película está ambientada en Irán, sus diálogos están hablados en idioma persa, y hay referencias a elementos culturales de aquella región, la cinta no recurre a estas figuras sino que a la noción moderna que se tiene de las criaturas, la que fue popularizada por la literatura y posteriormente el cine occidentales. La idea del sincretismo, es decir, la fusión de dos perspectivas diferentes, se encuentra presente a lo largo de toda la película, lo que está inspirado por la experiencia de la propia directora.

Ana Lily Amirpour es hija de padres iraníes, pero nació en Inglaterra y fue criada en Estados Unidos (específicamente en California), por lo que su vida ha estado moldeada por la unión de diversas culturas. Quizás por eso su película está ambientada en una ciudad ficticia, en un no-lugar que permite reunir elementos de variados orígenes con el fin de crear algo nuevo. Una de las escenas más memorables de la cinta, y que refleja muy bien esta fusión de ideas, es aquella donde Arash y la joven se encuentran por primera vez. Él viene de una fiesta de disfraces y está vestido de Drácula, capa negra incluida, mientras que ella lleva su habitual velo y una tabla de skate que le quitó a un niño. La secuencia tiene tintes cómicos, debido a que Arash no tiene idea de la verdadera naturaleza de la joven, pero también transmite un aire cautivante, en el que vemos el choque de dos mundos.

La influencia de la cultura popular occidental es palpable en la cinta. Ya sea desde la vestimenta de Arash, que parece una versión iraní de James Dean, hasta los guiños al cine indie estadounidense, a través de la utilización de canciones como “Death” del grupo White Lies, la película reconoce y destaca su carácter multicultural. Estas referencias, en manos de un director menos capaz, podrían haber caído en la simple repetición, pero Amirpour logra crear algo nuevo a partir de la unión de estos elementos. Si bien en términos estéticos la cinta tiene un innegable vínculo con el mundo hipster, no se llega al extremo de privilegiar solo el estilo. No estamos ante un trabajo meramente superficial.

Entre los temas explorados por A Girl Walks Home Alone at Night se encuentra una interesante visión acerca de los roles de género. Si uno examina el significado literal del título de la película (“Una muchacha camina sola de noche hacia su casa”), podemos pensar que la muchacha en cuestión se encuentra ante una especie de peligro eventual, al estar sin compañía en una calle oscura. Pero la cinta decide cambiar esta perspectiva y transforma al personaje femenino no en la víctima sino que en la atacante, un giro que hacer recordar lo que ocurre en Under the Skin (2013), donde también se jugaba con ambas categorías. La actriz Sheila Vand logra materializar esta dualidad a través de su interpretación, sobre todo con sus ojos, donde en un momento pueden transmitir inocencia y en otro peligro.

Más llamativa aún es la elección que hace la joven de sus víctimas. Dado que es un vampira, y se encuentra en la obligación de matar para poder seguir existiendo, la protagonista recurre a una especie de código moral que la ayuda a escoger a sus presas. De esta manera, la joven decide alimentarse de aquellas personas que han cometido alguna falta o han dañado a algún tercero, transformándose así en una verdadera anti heroína. Definición que, dicho sea de paso, es poco frecuentada por personajes femeninos, ya que por lo general los anti héroes tienden a ser varones. La subversión de género se refuerza al notar que todas las víctimas mostradas en la película son hombres, y que la criatura demuestra una especial preocupación por otro personaje femenino, una prostituta llamada Atti (Mozhan Marnò).

Arash, el otro protagonista de la película, se libra de convertirse en una nueva víctima cuando la joven descubre que pese a sus diferencias hay ciertos aspectos que los unen, como la manera en que ninguno de los dos parece pertenecer a la sociedad donde viven. La relación sentimental que surge entre ambos es dulce, pero también posee algunos aspectos más oscuros. Si bien no se llega al nivel siniestro de la cinta sueca Låt den rätte komma in (Let the Right One In; 2008), de todas maneras existe una sensación de peligro que cubre a la pareja. El hecho de que uno de ellos sea un vampiro levanta una poderosa incertidumbre acerca de lo que ocurrirá con ellos en el futuro. Esta visión tan melancólica de la situación bien puede ser asimilada a una noción particular acerca del amor y su fragilidad.

Pese a que estamos recién ante el primer largometraje de Ana Lily Amirpour, la directora es capaz de crear una visión que resulta tan identificable como memorable. Hay algunos sucesos de la trama que no se encuentran del todo pulidos, pero lo importante es la atmósfera que la cinta logra crear, mezclando realidad y fantasía, belleza y violencia, amor y peligro.

Anuncios

2 pensamientos en “A Girl Walks Home Alone at Night (2014)

  1. Pingback: The Stranger (2014) | sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s