Misery Loves Comedy (2015)

Misery_Loves_Comedy_posterA través de un título tan llamativo como Misery Loves Comedy, este documental busca explorar el supuesto vínculo que existe entre la comedia y la desdicha. El objetivo de la cinta hace recordar inmediatamente lo que ocurrió con Robin Williams, quien falleció en agosto del año pasado y cuyo nombre aparece al final de la película a modo de dedicatoria. Pero no ha sido el único comediante que ha debido enfrentar problemas como la depresión o la adicción a las drogas, existiendo casos como los de Freddie Prinze, John Belushi, Chris Farley y Richard Jeni, cuyas trágicas muertes demostraron que a pesar de todas las risas que generaban había algo que los aquejaba.

El documental fue dirigido por Kevin Pollak, un actor que ha participado en películas tan conocidas como A Few Good Men (1992), The Usual Suspects (1995) y Casino (1995), pero antes que todo es un comediante que comenzó su carrera en el área del stand-up. Se trata de una actividad del mundo del espectáculo que ha sido bastante desarrollada en países como Estados Unidos, y que en Chile ha comenzado a tener una notoria masificación hace por lo menos una década. Los entrevistados de esta cinta están en su gran mayoría ligados a este tipo de comedia, que involucra una respuesta inmediata por parte del público presente y en donde no siempre sus chistes son bien recibidos, por lo que están acostumbrados a cuestiones más complejas como el fracaso. Pollak emplea la faceta de entrevistador que ha desarrollado en su programa de internet Chat Show y registra el testimonio de más de cincuenta comediantes de habla inglesa, tales como Larry David, Martin Short, Judd Apatow, Tom Hanks, Lewis Black, Steve Coogan, Stephen Merchant, Jason Alexander y Janeane Garofalo.

Aunque el título de la cinta presenta un tema bastante interesante para discutir con este considerable número de estrellas, el documental lo utiliza como el cierre de una serie de temas que se exploran a lo largo del metraje. Así, entre las preguntas que Pollak hace a los entrevistados se encuentra el rol (negativo o positivo) que tuvieron sus familias al momento de escoger su oficio; el deseo por llamar la atención; las influencias de otros artistas; el proceso de aprender los conceptos básicos de la actividad, como hacer reír y ser consciente de los aspectos que funcionan y los que no, manejar el timing, saber leer a la audiencia y lo que les gusta. También se desarrolla la idea de que la comedia es un tipo de adicción y que los cómicos persiguen ansiosamente el efecto que produce en las personas, llegando al punto de que estar sobre un escenario hablando a un grupo de desconocidos los hace sentir mejor que estar en situaciones cotidianas, donde las inseguridades o el aburrimiento se apoderan de ellos.

Estas conversaciones me hicieron recordar el documental The Aristocrats (2005), dirigido por Paul Provenza y Penn Jilette. Aunque el punto de partida de aquella cinta es un chiste vulgar y controvertido que es famoso entre los comediantes estadounidenses, a través de las distintas versiones que escuchamos por parte de los entrevistados y la disección que ellos mismos hacen del chiste uno va viendo de manera indirecta aspectos más generales ligados al oficio, como los límites del humor, qué es lo que nos hace reír, y cuáles son los códigos utilizados dentro de ese particular círculo de personas.

Cuando llega el momento de comentar el tema central del documental, es decir, si la comedia tiene un vínculo especial con la infelicidad, las opiniones son tan variadas como los entrevistados. Algunos reconocen que la miseria tiene efectivamente una relación especial con el oficio de hacer reír, llegando a vincular la creatividad con la capacidad para no ser como el resto, alejándose de lo que se considera normal. Otros, en cambio, le restan importancia a la hipótesis, explicando que el mundo del espectáculo es como cualquier otra actividad, con la particularidad de que sus miembros están más expuestos y por lo tanto sus problemas personales son más conocidos que en el caso de oficios más corrientes.

La estrategia del documental, consistente en entregar una visión variada acerca del tema, parece la más acertada, ya que decantarse por alguna de las opiniones habría terminado siendo demasiado unidimensional. Destacar, por ejemplo, aquella imagen de los comediantes como payasos tristes pecaría de estereotipada e ingenua, mientras que negar cualquier tipo de desdicha habría sido autoindulgente o evasivo, incapaz de hacer frente a verdades incómodas. Sin embargo, y a pesar de que Misery Loves Comedy entrega una variedad de respuestas, el excesivo número de entrevistados le resta profundidad a sus reflexiones. Algunas de las personas que aparecen en el documental se limitan a entregar anécdotas, y unos pocos son capaces de hablar más en serio, lo que entrega un resultado bastante irregular.

Resulta curiosa también la preponderancia de comediantes de raza blanca que participaron en la cinta, ya que Whoopi Goldberg es la única afroamericana entrevistada. Esto es problemático si consideramos la relevancia que tienen cómicos como Chris Rock, Kevin Hart, Eddie Murphy o Dave Chappelle en el desarrollo de la actividad, por lo que sus visiones habrían sido más que bienvenidas en este tipo de conversaciones.

A pesar de los defectos del documental, siempre resulta interesante ver a un grupo tan llamativo de comediantes hablando sobre lo que hacen y lo que los apasiona. A pesar de que la pregunta más compleja de la cinta termina siendo examinada de manera casi superficial, lo que termina convirtiéndose en una oportunidad desaprovechada, la película al menos tiene la capacidad de ser entretenida. Quizás si Pollak hubiese pulido mejor la idea que tenía al momento de hacer la cinta podría haber logrado una visión más clara acerca de los temas explorados. Cantidad no siempre es sinónimo de calidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s