Run All Night (2015)

Run_All_Night_posterQuién habría imaginado dos décadas atrás que Liam Neeson, el actor que fue nominado un premio Óscar por su rol del alemán Oskar Schindler en la lacrimógena película sobre el holocausto Schindler’s List (1994), se convertiría en una de las mayores estrellas del cine de acción. Es tal su popularidad, que su nombre ha pasado a ser sinónimo de un verdadero subgénero cinematográfico, ya que al oír “película de Liam Neeson” los espectadores tienen una idea más o menos clara de lo que les espera: un protagonista con un pasado oscuro y un presente poco prometedor, que tiene a su disposición un “conjunto muy particular de habilidades”, y que es capaz de transformarse en una máquina de matar, tan letal con una pistola en sus manos como en el combate cuerpo a cuerpo.

En Run All Night (Una noche para sobrevivir), su más reciente película, Neeson interpreta a Jimmy Conlon, un antiguo asesino que trabajaba para el mafioso Shawn Maguire (Ed Harris) en la ciudad de Nueva York. Aunque sus días como criminal son cosa del pasado, el personaje todavía es atormentado por lo que hizo años atrás y hoy en día lleva una vida solitaria, acompañado solo por las botellas de alcohol. Mike (Joel Kinnaman), el hijo del protagonista, se ve envuelto en un lío después de presenciar cómo Danny (Boyd Holbrook), hijo de Shawn, mató a dos personas. Para evitar que Mike sea asesinado, Jimmy se ve obligado a dispararle a Danny, lo que provoca la ira de su antiguo empleador. Con unas conexiones que llegan hasta la misma policía, Shawn perseguirá a quienes le quitaron la vida a su hijo.

Se trata de una premisa sencilla, fácil de entender, pero lo suficientemente efectiva como para poner las cosas en movimiento. Con personajes como estos la razón que los enfrenta queda en un segundo plano, ya que lo importante es lo que ocurre después. El conflicto en cuestión tiene algunas similitudes con la película John Wick (2014), donde Keanu Reeves interpreta a un asesino retirado que decide matar a su antiguo empleador a raíz de una coincidencia poco verosímil que está más ligada al destino que a la mera casualidad. Sin bien Run All Night no alcanza la genialidad de aquella cinta, ni en el mundo que crea ni en las coreografías que emplean los personajes en sus peleas, estamos ante una obra sólida. Puede que esta película ni siquiera sea demasiado memorable al compararla a otros trabajos protagonizados por Neeson, pero hay mérito en lo que logra hacer, pese a no ser demasiado extraordinario.

Uno de los puntos interesantes de la película es la manera en que lidia con una particular visión de la paternidad, visión que también había sido abordada en la cinta Taken (2008). En ella, Neeson es un hombre divorciado cuya hija viaja a Europa y es secuestrada por una red de tráfico de personas. Como las autoridades resultan inoperantes para hacerse cargo de la situación, el protagonista decide solucionar esto con sus propias manos, desempolvando las habilidades que adquirió mientras fue agente de la CIA. Estamos ante una fantasía que solo puede ser alcanzada a través del cine, en el que un personaje que se ha visto desplazado por su esposa e hija, que no es capaz de entregarles todo lo que ellas necesitan, demuestra su valor como padre salvando la vida de quienes ama. Y si esto no queda suficientemente claro con la primera película, en Taken 2 (2012) es el turno de su exesposa de ser secuestrada.

La historia de Run All Night no involucra secuestros, pero el deseo de proteger a su familia a todo costo sigue estando presente en el personaje interpretado por Neeson. A diferencia del hijo de Shawn, que optó por una vida ligada al crimen que lo llevó finalmente a su muerte, el hijo de Jimmy Conlon tiene un hogar bien constituido, trabaja como chofer de limusinas y colabora en un gimnasio de boxeo donde entrenan jóvenes en riesgo social. Lo que el protagonista busca evitar es que Mike siga al tipo de vida que él mismo llevó, porque cree que es capaz de tener un mejor futuro. Fue su labor como asesino lo que terminó por alejarlo de su familia, y no quiere que eso se repita con su propio hijo. Las persecuciones y tiroteos que vemos en la película adquieren una dimensión especial ya que enfrentan al personaje principal con sus antiguos colaboradores, en una lucha donde el principal objetivo de Jimmy consiste en mantener a salvo a Mike.

Hay en todo esto una oportunidad para que el protagonista se redima, enfrentando su pasado y tratando de reconciliarse con el hijo que no ve hace años. Refuerza este punto la presencia de un detective (Vincent D’Onofrio) que investigó durante mucho tiempo los crímenes de Jimmy, pero que nunca logró probar su participación. El detective le asegura al protagonista que salvará a su hijo si confiesa los asesinatos que cometió, lo que no solo significa reconocer la responsabilidad penal que le fue tan esquiva, sino también sincerarse consigo mismo y con lo que hizo. Aunque la trama resulta predecible, dado que el sacrificio de Jimmy puede ser adivinado a kilómetros de distancia, la carga emocional de la película evita que estemos ante una cinta de acción completamente desechable.

Otro de los aspectos que la película tiene a su favor es la participación de actores del calibre de Ed Harris y Liam Neeson. Existe una sensación distinta cuando los personajes que se enfrentan en la cinta son interpretados por nombres como estos, quienes le otorgan un mayor interés a los momentos donde aparecen. Hay incluso una escena donde los personajes se reúnen en un restaurante para conversar acerca de lo que están haciendo y de lo que ocurrirá, en una clara referencia a ese momento de Heat (1995) donde vemos juntos a Al Pacino y a Robert De Niro (guardando las proporciones, claro).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s