Hot Girls Wanted (2015)

Hot_Girls_Wanted_posterEl documental Hot Girls Wanted parte explicando una de las tendencias de la pornografía actual. Este tipo de material ya no depende tanto de nombres conocidos para llamar la atención de los consumidores, sino que ha cambiado su estrategia centrándose en caras nuevas, en jóvenes provenientes de diversos rincones de Estados Unidos que tienen una apariencia que no escapa demasiado de lo que se considera común y corriente. La cinta registra la vida de un grupo de mujeres que viven en Miami y que han decidido dedicarse a esta actividad como una manera de escapar de la monotonía de sus ciudades natales. Las imágenes nos muestran su día a día, entregando una mirada que no es muy conocida acerca de ese trabajo.

Vemos, por ejemplo, su llegada a la ciudad, la forma en que escogen sus nombres artísticos, utilizan las redes sociales para hacerse conocidas, y comparten en una misma casa. El negocio es manejado por Riley, un hombre que es presentado como una combinación de representante y proxeneta de las jóvenes que deciden viajar a Miami. Riley encuentra a sus nuevas postulantes a través de internet, donde ofrece pasajes gratis y dinero en efectivo a quienes se animen a entrar a la industria pornográfica. Efectivamente el pago que reciben por video es generoso, ganando más dinero del que podrían reunir realizando trabajos “normales”, pero esto viene acompañado de un inconveniente: lo poco que dura. Cada una de las carreras dura por lo general tres meses, luego de los cuales deben dedicarse a producciones más específicas para ganar dinero, ya que el negocio se basa en la novedad de las actrices.

Aunque el documental entrevista a una actriz que es franca acerca de su defensa de la actividad, las directoras Jill Bauer y Ronna Gradus demuestran una clara opinión acerca de lo que ocurre con lo que se muestra en la cinta. No es que sea una crítica paternalista que desconoce la autonomía de las mujeres para hacer lo que estimen conveniente con sus cuerpos, sino que un llamado de atención sobre la manera en que se toman esas decisiones. Para que la opción de la pornografía sea válida, debe ser adoptada de manera libre e informada, requisitos que no son del todo satisfechos en estos casos particulares. En la cinta se muestran a jóvenes que comienzan sus carreras con optimismo, pero a medida que las semanas pasan y van conociendo los secretos de la industria se nota en sus rostros un desencanto. Y a pesar de las dudas que surgen dentro de ellas, la opción de renunciar parece más complicada de lo que creían, por lo que continúan trabajando casi de manera automática.

Durante sus primeros minutos, Hot Girls Wanted recurre a un poco sutil montaje de imágenes sacadas de la cultura popular estadounidense, mostrando a cantantes como Miley Cyrus y Nicki Minaj para reflejar la hipersexualización de la sociedad actual. Se trata de un mensaje algo alarmista, pero que tiene algunas cuotas de verdad. También se hace hincapié en cómo la fama y el dinero se han convertido en objetivos de suma importancia en la actualidad, lo que podría explicar por qué la opción de la pornografía es tan popular en Norteamérica. Puede que las jóvenes que deciden entrar a ese mundo lo hacen guiadas más por esos fines que por la pasión que les produce la actividad en sí, dado que es uno de los caminos más rápidos para alcanzar dinero y fama fácil.

Otro de los puntos explorados por el documental es la forma en que las mujeres son tratadas en esta actividad. Si bien en algunos casos las actrices pornográficas optan por este trabajo como una manera de librarse de las barreras sexuales que impone la sociedad, reflejando así su autonomía, no se puede negar que gran parte del material tiene un claro enfoque donde el género femenino es mostrado en una relación de desigualdad. Una de las mujeres entrevistadas le resta importancia a esto señalando que los videos son actuados, y que las posibles demostraciones de misoginia e incluso racismo son simplemente simuladas, y pueden servir como una válvula de escape para que los consumidores no lo hagan en la vida real. Este tipo de dilemas hace surgir de nuevo el debate sobre la representación de conductas reprochables en la cultura popular y su rol como inhibidores o reforzadores de ese tipo de comportamiento.

La atención de la cinta está puesta sobre la experiencia de unas cinco jóvenes que viven en la misma casa, pero es una de ellas quien recibe más minutos que las demás. Se llama Tressa y viajó a Miami desde un pueblo de Texas, adoptando el nombre de Stella May durante su paso por las producciones pornográficas. A través de este personaje vemos algunas de las escenas más potentes del documental, como la conversación que tiene con su madre sobre su nuevo trabajo, o una incómoda fiesta a la que acompaña a su novio. Si bien el argumento de la ciudad grande que corrompe al pueblerino ha sido repetido muchas veces, no solo en el cine sino también en la literatura, la historia de Tressa es interesante y en algunos momentos se logra una efectiva cercanía con el espectador.

A veces resulta poco claro lo que el documental intenta decir, o cuál es su foco, si la industria pornográfica en general, la sexualización que presenta la sociedad contemporánea, o el caso particular de este grupo de mujeres. Hay también ocasiones en los que se nota un cierto sermoneo moralista que resulta poco natural, pero en términos generales Hot Girls Wanted tiene más méritos que defectos. Un buen documental es capaz de informarnos sobre algo que ignorábamos, profundizar temas que ya conocíamos, o cambiar la percepción que teníamos sobre algún tema determinado, y esta cinta logra todo eso.

Anuncios

Un pensamiento en “Hot Girls Wanted (2015)

  1. Como dices, es interesante pq se puede entender la industria un poco más desde adentro.
    Destaco la escena de Ava Taylor minutos antes de grabar una escena con un tipo, con actitudes de total desagrado; me imagino cuantas veces deben cambiar todo eso y actuar cuando se encienden las cámaras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s