Ted 2 (2015)

Ted_2_posterEl humor de la película Ted (2012) se basaba en una idea bastante simple: miren, un oso de peluche que fuma marihuana, hace chistes sexuales y habla de forma vulgar. El contraste entre la apariencia inocente del personaje y su manera de actuar fue el foco de los afiches y los tráilers, y es lo que llevó a varias personas a ver la cinta, pero se trata de una fórmula que se desgasta después de la primera media hora. Lo que hacía de aquella obra algo rescatable era lo que se intentaba contar, que era una historia sobre la maduración, donde un hombre adulto debe aprender a crecer, ya que la vida tiene más cosas que ofrecer que la rutina adolescente que llevaba junto a su amigo.

Sin embargo, con esta segunda parte la balanza pierde el equilibrio que tenía, dejando de lado la sustancia de la anterior película para centrarse en un humor irregular que no termina de convencer. La distancia que toma con la primera película se nota de inmediato con la ausencia de Mila Kunis, la actriz que interpretaba a la novia de John Bennett (Mark Wahlberg), y en torno a quien giraba la trama de aquella cinta. La relación entre ambos personajes era el núcleo de la primera parte, pero en esta se opta por deshacerse de ella a través de unas simples alusiones donde se explica que lo que había entre ellos no resultó. En vez de que el guion hiciera progresar de manera natural la historia de estos personajes, se recurre a una solución poco inspirada del director Seth MacFarlane.

La historia de esta nueva entrega pasa ahora a centrarse en el mismo Ted (cuya voz es realizada por el propio MacFarlane), quien contrajo matrimonio con su novia Tami-Lynn (Jessica Barth). Pero la vida de casados no es tan sencilla como creían, y ya al año de estar viviendo juntos la situación se hace insoportable. Para solucionar esto, la pareja decide adoptar a un hijo, con la esperanza de que la paternidad los ayude a tener mayor armonía en el matrimonio. El problema es que mientras están haciendo los trámites de adopción, Ted descubre que el estado no lo reconoce legalmente como una persona, sino que lo ve como simple propiedad. Esto le acarrea varios problemas, entre ellos la anulación de su matrimonio y la pérdida de su trabajo. Es a partir de ahí que la película adopta tintes de courtroom movie, ya que la pelea por los derechos del oso de peluche se traslada a los tribunales. Durante este juicio contarán con la colaboración de una joven abogada llamada Samantha Jackson (Amanda Seyfried), quien además se transforma en el nuevo interés romántico de John.

Respecto a la comedia utilizada, Ted 2 cuenta con todos los tipos de chistes que han caracterizado a la trayectoria de MacFarlane. Estos “MacFarlanismos” incluyen referencias a la marihuana y otras drogas, múltiples guiños a la cultura popular, cameos de celebridades, situaciones estrafalarias que suceden de forma aleatoria, chistes sexuales y frases ofensivas. Muchos de estos momentos resultan innecesarios y terminan siendo meras distracciones respecto de la historia que se está tratando de contar. A diferencia de la cinta anterior, donde el humor estaba al servicio de la trama (dentro de lo que permite el estilo del director), en esta ocasión se nota que la película está más dispersa en términos narrativos.

Su estructura resulta deficiente y extraña. Su primer acto, como es de esperar, nos presenta el conflicto que los personajes deben resolver. El segundo acto gira en torno a los esfuerzos por solucionar el problema por la vía judicial, algo que en una cinta más convencional habría sido el escenario ideal para ambientar el clímax de la historia, pero que acá es utilizado solo como un segmento intermedio, ya que en el tercer acto se introduce un viaje desde Boston a Nueva York, ya que los personajes se van a reunir con un conocido abogado que los puede ayudar en su misión. Es durante estas escenas que vemos el regreso de Donny (Giovanni Ribisi), el antagonista de la primera película, quien quiere (nuevamente) secuestrar a Ted, esta vez para que una compañía de juguetes pueda hacer copias del oso de peluche. Se trata de una trama secundaria que se podría haber omitido completamente, ya que no aporta demasiado a la historia central.

Los defectos narrativos se pueden notar también entre escena y escena, debido a unas transiciones poco acertadas. La forma en que la película termina una escena es a través de algún chiste forzado, lo que acentúa el cambio de tiempo y lugar que se produce a continuación. En una escena, por ejemplo, John y Ted van a la casa del actor Sam J. Jones para pedirle un favor. Cuando ven que el actor no los puede ayudar, se van de la casa y el oso toma una piedra y la arroja al automóvil de Jones, rompiendo una de sus ventanas. Este momento, que no tenía razón de ser, es tan repentino que evita un inicio fluido de la escena siguiente, haciendo en cambio que el paso de una escena a otra sea más notorio. Se enfatizan así las costuras de la cinta, la que más que un relato continuo parece una colección de viñetas unidas de forma precaria. Afortunadamente no se llega al extremo de A Million Ways to Die in the West (2014), pero los problemas se notan.

No voy a negar que la película tiene buenos chistes, pero estos pueden ser contados con los dedos de las manos. Si hay que destacar algún elemento de Ted 2, tiene que ser la química que existe entre los personajes principales, quienes demuestran la complicidad de dos amigos que se conocen hace años. Pese a que Mark Wahlberg tiene que interactuar con un personaje digital, la relación que tienen es creíble, y es el aspecto que se ha mantenido más estable durante ambas películas. Si MacFarlane hubiese esperado más tiempo para crear una mejor historia, y hubiese pulido los problemas estructurales de su guion, quizás el resulta habría sido más satisfactorio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s