Minions (2015)

Minions_posterEl estreno de Despicable Me 2 (2013) confirmó algo que ya se notaba tras el éxito de la primera película. Los minions, esas criaturas amarillas que ayudaban fielmente al protagonista en todos sus planes, y que fueron creadas básicamente como un recurso cómico que apuntaba a los espectadores más jóvenes, se habían convertido en los personajes favoritos del público, tanto así que en la segunda parte llegaban a eclipsar a Gru y compañía. Al igual que los pingüinos que aparecen en la saga de Madagascar, estos personajes secundarios adquirieron tal popularidad que los planes para hacer una película propia eran inevitables, sobre todo por las ganancias que le traerían al estudio de animación Illumination Entertainment.

Pero estos spin-offs no están exentos de problemas, ya que pasar de un rol complementario a ocupar el foco de atención no es nada sencillo. Una cosa es generar risas de vez en cuando, apareciendo de manera intermitente a lo largo de la película, y otra es llevar sobre los hombros el peso completo de una historia. Sin embargo, en el caso específico de los minions también había algunos desafíos que presentaban posibilidades muy interesantes, como el hecho de que los personajes hablen su propio idioma. Como solo se entienden algunas palabras sueltas, esto obliga a los animadores a recurrir al lenguaje visual para explicar lo que está pasando, algo que no siempre es aprovechado en el cine actual, donde la regla general parece ser contar en vez de mostrar.

La historia narrada es una precuela, ya que tiene lugar antes de que los personajes conocieran a Gru. De hecho, durante los primeros minutos somos transportados millones de años en el pasado, siendo testigos de cómo los minions han estado desde siempre dedicados a seguir y servir a los seres más despreciables del planeta. Partiendo desde los primeros organismos unicelulares, pasando por los dinosaurios, los cavernícolas, el antiguo Egipto, e incluso Transilvania, los personajes van cambiando constantemente de amos, debido a que su propia incompetencia les impide tener un hogar estable. Las criaturas llegan a un punto en el que deciden vivir por su cuenta, sin tener que seguir a nadie, pero no tardan en darse cuenta que es algo demasiado monótono.

Es por eso que un minion llamado Kevin se embarca en una aventura para encontrar a un nuevo villano, travesía en la que será acompañado por Stuart y Bob. Enmarcado a finales de los años 60, el viaje de estos tres personajes los llevará a Estados Unidos, donde llegan a una convención secreta de supervillanos. Allí son conquistados por Scarlet Overkill (Sandra Bullock), una famosa villana que decide adoptarlos como sus ayudantes. Scarlet los lleva a su guarida, donde les presenta a su marido Herb (Jon Hamm) y les explica su próximo plan: robar la corona de la reina Isabell II de Inglaterra. Del éxito de esta difícil misión dependerá que Kevin, Stuart y Bob puedan permanecer en su nuevo hogar y llevar al resto de sus compañeros con ellos.

Pese a la sobreexposición que han tenido los minions durante los últimos años, tanto en publicidad como en merchandising, la película es lo suficientemente entretenida para que uno la disfrute. Los directores Kyle Balda y Pierre Coffin son capaces de mantener la atención del espectador durante una hora y media gracias a un humor de tipo slapstick que funciona la mayoría de las veces, si bien hay algunos aspectos que van desgastándose hacia el final. Hay, por ejemplo, un límite de canciones interpretadas por los minions que uno puede aguantar, y esa imagen de un minion usando una tanga probablemente me va a perseguir hasta el día de mi muerte. No obstante, también hay que reconocer los méritos de la película, como el hecho de tomar a personajes que lucen tan parecidos entre si y darles personalidades que son identificables, como ocurre con el trío de protagonistas.

Minions presenta una clara diferencia de sustancia en comparación a las películas de Despicable Me, sobre todo con la primera. El núcleo emocional de aquellas cintas eran Gru y las niñas, por lo que al no aparecer en esta, ese vacío no es llenado. Hay algunos esfuerzos por crear una conexión emotiva que trascienda las anécdotas y las risas, pero son demasiado débiles para hacer de la película algo más que una distracción para pasar un buen rato. La ambición de los directores apunta a otro lado, y eso está bien, pero el humor utilizado tampoco es demasiado innovador o subversivo como el de los cortometrajes de Looney Tunes, una influencia que resulta evidente a lo largo del metraje.

Por lo tanto, estamos ante una de esas películas animadas que están más enfocadas a un público infantil, existiendo contados elementos que puedan ser disfrutados de manera genuina por los adultos. Entre esos aspectos se encuentra la banda sonora, la que aprovechando que la historia está ambientada durante los años 60, incluye canciones de bandas como The Kinks, The Rolling Stones, The Who y The Beatles. También hay algunas referencias algo macabras a la muerte, debido a la incapacidad de los minions de mantener con vida a sus amos, pero el elemento más oscuro se encuentra convenientemente omitido. Durante el prólogo de la cinta se explica que entre la era napoleónica y el viaje de Kevin, los personajes estuvieron en una cueva, alejados del resto de la civilización. Esto deja fuera varios momentos históricos en los que los minions podrían haber participado si la película no hubiese recurrido a ese artificioso recurso narrativo, como los gobiernos de Adolf Hitler o Iosif Stalin, lo que crea una imagen mental bastante llamativa.

Básica y todo, la cinta cumple con su objetivo y entrega un espectáculo fácil de digerir. Mis expectativas antes de verla eran bajas, pero gracias a un humor eficaz y una buena dosis de locura el resultado fue mejor de lo esperado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s