Le Petit Prince (2015)

Le_Petit_Prince-posterEl Principito es un verdadero clásico de la literatura infantil. Publicado en 1942, el libro de Antoine de Saint-Exupéry ha sido traducido a más de 200 idiomas y vendido millones de ejemplares a lo largo del mundo. La historia ha sido parte fundamental de varias generaciones, así que no es de extrañar que hayan decidido hacer una película animada basada en ella. Pero trasladar la novela a la pantalla grande no consiste solo en ocupar sus personajes o citar sus recordadas frases (como “lo esencial es invisible a los ojos”), ya que eso sería un mero ejercicio superficial. Lo realmente importante está en transmitir el mensaje de la historia, qué es lo que trata de decir, y es ahí donde el director Mark Osborne cumple satisfactoriamente su objetivo.

En vez de adaptar el libro de manera directa, esta producción francesa recurre a tres niveles narrativos, estando la historia de Saint- Exupéry en el centro. A modo de hilo conductor se agregó un relato ambientado en un mundo parecido al nuestro, donde vemos a una niña (Mackenzie Foy) que está intentando entrar a una prestigiosa escuela. Su vida se encuentra fuertemente estructurada, al punto de que su madre (Rachel McAdams) ha organizado su rutina y sus planes de forma total, determinando desde sus regalos de cumpleaños hasta cuántos amigos puede tener. La ciudad donde ocurren estas escenas está diseñada para acentuar estos temas de manera visual, a través de una apagada escala de grises y ángulos rectos que reflejan monotonía.

El contraste se produce cuando conocemos al vecino de la niña, un excéntrico anciano (Jeff Bridges) que vive en una casa colorida, llena de objetos llamativos. Este personaje es el vínculo que une ambas historias, ya que se trata del aviador que originalmente narra el libro de Saint- Exupéry, quien lo escribió basándose en sí mismo. Viendo la soledad de la protagonista, el anciano entabla una amistad con ella y le cuenta la historia de cómo conoció al Principito (Riley Osborne), un misterioso niño que vivía en un pequeño asteroide lejos de la Tierra. A partir de entonces vemos los momentos y los personajes ya conocidos de la novela, como la rosa (Marion Cotillard), el zorro (James Franco) o el hombre de negocios (Albert Brooks).

A diferencia de la historia de la niña y el anciano, que fue creada con un tipo de animación por computadora bastante similar al de la mayoría de las cintas animadas que se estrenan en la actualidad, las secuencias protagonizadas por el Principito fueron hechas con stop motion, lo que les otorga una apariencia muy distintiva, convirtiéndose así en el gran atractivo visual de la cinta. La decisión busca distinguir la apariencia del mundo real y el imaginario, lo que además permite transmitir la esencia del libro, ya que está contado desde una perspectiva más fantástica, similar a la mente de un niño. Uno de los grandes temas de ambas obras es cómo las cosas cambian dependiendo de la forma en que son miradas. Mientras la ciudad en la que vive la protagonista está dominada por un pensamiento de carácter analítico y frío, el entorno del Principito es más libre y entrega mayores posibilidades creativas.

La atmósfera inocente y delicada presente en las escenas de stop motion, que sacan a relucir su carácter hecho a mano a través de los materiales que ocupa, es resaltada por la banda sonora compuesta por Hans Zimmer y Richard Harvey. La cantante francesa Camille colabora con su voz en algunas de las canciones, sirviendo una de estas melodías como un leitmotiv que se va repitiendo a lo largo del metraje, con algunas variaciones dependiendo de la emoción que se quiere transmitir. Uno de los puntos a favor de la cinta es que es capaz de ser dulce sin caer en lo empalagoso, de ser sencilla sin ser ingenua, lo que no siempre se logra en el cine dirigido a los niños.

Durante el último tercio de la película los dos niveles narrativos previos se combinan, entregando unas escenas que refuerzan el mensaje que la historia trata de transmitir. La cinta hace esto mostrándonos aquello que su moraleja quiere evitar, a través de una visión distópica que parece sacada de la mente de Terry Gilliam o de Anthony Burgess. De repente, las ideas de la novela adquieren un mayor peso dramático, pasando de ser situaciones hipotéticas a cuestiones más precisas. Como se trata de un segmento de la cinta que mezcla los elementos reales y ficticios, habría sido más acertado emplear un estilo de animación propio, y no repetir el utilizado al comienzo, pero en términos narrativos es una buena adición a la trama y a los temas explorados dentro de ella.

Las ideas presentes en el libro han permitido que la obra tenga el lugar privilegiado que ocupa hoy en día. Temas como la importancia de las relaciones personales, la maduración, el valor del arte y la imaginación, la crítica del materialismo, e incluso la pérdida de un ser querido, se pueden encontrar entre sus páginas, permitiendo además que las interpretaciones que uno puede extraer de la novela vayan evolucionando dependiendo de la edad que tengamos cuando la leemos. La película hace un buen trabajo replicando el mensaje original del libro y al igual que ella funciona tanto para un público infantil como para uno más maduro. En cuanto al tono, esta adaptación es más optimista, sobre todo en su final, pero no por eso evita los aspectos melancólicos que están presentes en el trabajo de Saint- Exupéry.

Si bien esta cinta no posee la misma simpleza narrativa que caracteriza al libro, el cambio se debe a razones prácticas, ya que al ser una película que dura más de una hora y media era necesario agregar más elementos para mantener la atención del espectador. Esto puede incomodar a algunos fanáticos de la novela, que ven en la sencillez de su historia y personajes una de sus fortalezas, pero en ningún caso significa que el núcleo de la misma haya sido traicionado por la película, ya que éste sigue ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s