Straight Outta Compton (2015)

Straight_Outta_Compton-posterCuando el grupo N.W.A. surgió a mediados de los años 80, el panorama del hip-hop estadounidense sufrió un cambio radical. Sus canciones hicieron algo novedoso al hablar sobre pandillas, violencia y drogas, lo que se convirtió en el principal punto que movilizó tanto a sus detractores como a sus seguidores. Los primeros sostenían que las letras promovían conductas criminales, e incluso intentaron prohibir el ingreso de los raperos a algunas ciudades, mientras que los fanáticos veían sus rimas como el reflejo de una realidad que no era muy conocida por el resto de la sociedad. Como los propios miembros señalan en la canción que da título a esta película, lo que su agrupación hacía era transmitir “la fuerza del conocimiento callejero” (“the strength of street knowledge”).

La cinta narra la historia del grupo desde sus inicios en la ciudad de Compton, California, donde dos jóvenes aspirantes a raperos apodados Ice Cube (O’Shea Jackson Jr.) y Dr. Dre (Corey Hawkins) convencen al narcotraficante Eazy-E (Jason Mitchell) de dedicarse a un nuevo negocio: la música. Aunque el plan original era simplemente colaborar como productores y compositores, las circunstancias los llevan a tener un rol más activo en las canciones que crean, formando una agrupación llamada N.W.A. junto a DJ Yella (Neil Brown Jr.) y MC Ren (Aldis Hodge). El carácter explícito de sus letras, sumado a la rápida popularidad que van acumulando entre la población afroamericana, llama la atención del productor musical Jerry Heller (Paul Giamatti), quien les consigue un contrato para grabar su primer disco.

Straight Outta Compton es uno de esos inusuales casos en los que una película biográfica tiene a los personajes retratados detrás de cámara, ya que tanto Ice Cube, Dr. Dre y Tomica Woods-Wright (viuda de Eazy-E) son productores de la cinta. Por lo mismo, la influencia que tuvieron sobre la obra no debe ser pasada por alto, ya que el resultado no habría sido el mismo si no estuviesen envueltos en su realización. Esto se nota en el hecho de que sus respectivos personajes, en el caso de ser vinculados a conductas reprochables, son en última instancia eximidos de toda responsabilidad, recayendo la culpa sobre personas que no participaron de la película, como Jerry Heller o Suge Knight. Modificar ciertos aspectos de la historia para acomodarlos a las necesidades narrativas es algo necesario en toda cinta basada en hechos reales, pero otra cosa es caer en actitudes casi revisionistas que tratan de maquillar lo que ocurrió con algunos de sus personajes.

Uno de los aspectos que no se incluyeron en la cinta fueron los episodios de violencia de Dr. Dre contra la periodista Dee Barnes y la cantante Michel’le, que ocurrieron durante esa época. La razón dada por los responsables de la película es que se trata de episodios que no tenían demasiada injerencia en la historia del grupo, así que no correspondía agregarlos. Es una explicación válida, pero para una agrupación que se caracterizó por ir de frente y apelar a la verdad, no es del todo satisfactoria. No obstante la omisión, esa particular visión sobre las mujeres se percibe en el resto de sus escenas, ya que salvo las esposas y madres de los protagonistas, los personajes femeninos mostrados en la cinta son tratados como meros objetos sexuales.

La trama posee todos esos lugares comunes que uno espera encontrar en este tipo de historias. Están los inicios humildes de los protagonistas, la idea de formar un grupo, los momentos de inspiración para sus creaciones más famosas, el éxito repentino, los excesos asociados a la fama, los problemas internos y el quiebre. Como la película está basada en hechos reales, este tipo de clichés son más fáciles de perdonar, ya que así fue como realmente ocurrió. Pero su aspecto derivativo de todas maneras puede llegar a jugarle en contra, así que es necesario buscar algo que la diferencie de otras cintas similares. La solución se encuentra en las peculiaridades del lugar y tiempo en el que pasaron estos hechos, lo que le otorga a la obra una identidad propia que la distingue de, por ejemplo, una película como Jersey Boys (2014).

Como el director F. Gary Gray ha conocido hace años a algunos de los personajes, participando junto a Ice Cube y Dr. Dre en los videos musicales “It Was a Good Day” y “Natural Born Killaz”, tiene muy claro el tipo de atmósfera que debe lograr en esta cinta, con el objetivo de que el espectador se sumerja de inmediato en la época recreada. Gracias al vestuario, la banda sonora y detalles como la presencia constante de la rivalidad entre las pandillas Crips y Bloods, se va creando un particular ambiente, cuyos elementos se desenvuelven de manera orgánica, sin que resulten artificiales. La credibilidad que logran los personajes permite que nos interesemos por ellos y queramos conocer el mundo que habitan, lo que le otorga una considerable energía a la primera mitad del metraje.

Entre los temas presentes en la película se encuentra la brutalidad policial que existía en la zona de Los Ángeles durante esos años. Producto de la paranoia en torno a la delincuencia y la drogadicción, el actuar de las instituciones de seguridad se volvió más agresivo, algo que es vivido por los mismos protagonistas, quienes deben aguantar la arbitrariedad de los policías por el simple hecho de tener una vestimenta o un color de piel determinado. Este tipo de comportamientos inspiró al grupo a componer la canción “Fuck tha Police”, lo que aumentó la tensión que ya existía entre ellos y los grupos de poder. Debido a incidentes como los que ocurrieron en Ferguson y Baltimore hace algunos meses, las ideas presentes en esta cinta no son solo aplicables al Estados Unidos de los años 80 y 90, sino que siguen siendo preocupantemente relevantes hoy en día.

Uno de los riesgos al momento de hacer películas basadas en hechos reales, con personajes que son conocidos, es que el resultado final carezca de naturalidad; que los actores no sean capaces de dar a vida a sus personajes y que en definitiva todo parezca una representación, una mera copia de lo que ocurrió. Eso, salvo algunas excepciones, no ocurre con Straight Outta Compton, ya que la química que existe entre los protagonistas y la manera en que interactúan con lo que los rodea, permite generar esa ilusión tan importante de que creamos lo que estamos viendo. Esto se logra no solo gracias al parecido físico de los actores (siendo el caso más evidente el de Ice Cube, que es interpretado por su propio hijo), sino también al trabajo que realizan. Incluso las apariciones de carácter más anecdótico, como Snoop Dogg o 2Pac, resultan convincentes y le dan verosimilitud a la obra.

De todos los personajes que aparecen en pantalla, es Eazy-E quien termina siendo el corazón de la historia. Se trata de alguien que experimenta con gran intensidad lo que ocurre a lo largo de la película, desde los momentos de gloria, que son abordados con notorio entusiasmo, hasta los más tristes, en los que el rapero adquiere un carácter trágico. Jason Mitchell hace un buen trabajo convirtiéndolo en una de esas figuras que por intentar volar demasiado cerca del sol terminan cayendo en desgracia. Con una duración de más de dos horas y media, surge la pregunta de cuándo debería concluirse la historia narrada en la película. Una de las posibilidades son los incidentes que ocurrieron a raíz de la muerte de Rodnye King, lo que sería coherente con el tema racial presente en la cinta, pero la decisión de extender la trama algunos años después para mostrar el desenlace de Eazy-E es igual de adecuado, ya que le otorga un peso emocional necesario al relato.

Pese a que se nota la mano de las personas retratadas, quienes se esfuerzan por salir mejor paradas que el resto, Straight Outta Compton sigue siendo una buena película gracias a su vitalidad, a su respeto por el legado musical de N.W.A., y a la importancia que tiene al momento de examinar el contexto social del Estados Unidos actual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s