Bone Tomahawk (2015)

Bone_Tomahawk-posterLa dicotomía habitante de la frontera versus indígena ha sido un elemento importante del cine estadounidense, desde los westerns de John Ford hasta cintas como The Revenant (2015) de Alejandro González Iñárritu. Es un reflejo de la propia historia del país norteamericano, donde la relación entre ambos mundos varía entre el enfrentamiento descarnado y el entendimiento cultural. Este conflicto existente entre ambos grupos es también utilizado por la película Bone Tomahawk, el debut como director de S. Craig Zahler, un polifacético artista que ha incursionado en la literatura, los guiones, la dirección de fotografía y la música. Sin embargo, su aproximación deja de lado los convencionalismos y opta por un camino más osado, derribando algunas de las barreras que separan a los géneros cinematográficos.

El enemigo que deben enfrentar los protagonistas es despojado de todo rastro de humanidad, asemejándose más a monstruos que a personas, y hasta los otros indígenas demuestran su temor hacia ellos. Más que un comentario consciente sobre conquistadores y conquistados, lo que trata de hacer la película es simplemente ocupar la premisa de la “civilización perdida” para presentar a un grupo de criaturas humanoides que sirvan como contrapunto a los personajes humanos. Estos seres, llamados Trogloditas, personifican la barbarie en niveles macabros, con una apariencia animalesca y un comportamiento salvaje, que los lleva a practicar el canibalismo. La presencia de estos personajes permite una mezcla entre elementos del western y el cine de terror ultraviolento de directores como Eli Roth, siendo el gore una herramienta fundamental.

No es mucho lo que vemos de los Trogloditas durante la primera parte de la cinta, ya que existe una clara predominancia del aire más clásico del western. Ambientada en la década de 1890, la película comienza mostrando a dos ladrones (Sid Haig y David Arquette) que son atacados por unos extraños seres en el desierto. Solo uno de ellos logra sobrevivir, refugiándose días después en el pueblo de Bright Hope. Sin embargo, su apariencia sospechosa llama la atención del sheriff Franklin Hunt (Kurt Russell), que lo interroga para saber de dónde viene. La conversación termina en un enfrentamiento y el recién llegado recibe un disparo en la pierna, siendo transportado a la comisaría. Como no puede dejar que el hombre muera desangrado, el sheriff le pide a la doctora Samantha O’Dwyer (Lili Simmons) que revise su herida, pero mientras lo está atendiendo, tanto ella como el prisionero y un comisario son secuestrados por los misteriosos seres. Acompañado de su ayudante Chicory (Richard Jenkins), del marido de la doctora, Arthur (Patrick Wilson), y de un arrogante ciudadano llamado John Brooder (Matthew Fox), el sheriff lidera una expedición hacia el territorio de los Trogloditas para rescatar a las víctimas, sin tener muy claro el tipo de peligro que los espera.

Este segmento de la película, antes de que los protagonistas lleguen a su destino, es narrado con un ritmo bastante pausado por el director, dejando que las escenas respiren y los personajes tengan tiempo de interactuar entre ellos. Lo que genera mayor interés durante estas secuencias son las personalidades de los protagonistas, cuyas diferencias van formando más de algún roce entre ellos. Esto se nota especialmente en los momentos que comparten Arthur, el decidido marido que intentará todo lo que esté a su alcance para reencontrarse con su esposa, aunque implique poner en riesgo su propia integridad al embarcarse en una travesía con una de sus piernas fracturadas, y Brooder, cuyo cinismo lo convierte en un compañero de viaje muy particular. El guion de Zahler posee algunos diálogos y situaciones ingeniosos, pero nunca llegan a ser tan aparatosos como los de una cinta de Quentin Tarantino, por ejemplo, optando por una sobriedad que se nota con cada minuto que pasa.

Filmada con un presupuesto reducido, las limitaciones de Bone Tomahawk son difíciles de pasar por alto, especialmente en las escenas previas al clímax. Aunque en los westerns la naturaleza tiene un rol fundamental, los paisajes mostrados en esta película no dejan de ser más que correctos, ya que la forma en que es filmado el desierto de California cae en la categoría de lo genérico. No existen hitos naturales que destaquen demasiado, lo que contribuye a que en términos visuales el viaje de los personajes resulte algo monótono. Incluso cuando llegan a la guarida de los caníbales, el diseño de producción no impresiona demasiado, salvo la apariencia de las criaturas en sí. Estos puntos débiles tampoco son suplidos por la dirección de Zahler, que prefiere ocupar un estilo discreto, que pasa casi inadvertido.

El contraste en tono y ritmo que se produce hacia el final es evidente, aunque no se debe tanto al estilo utilizado sino que a las situaciones narradas. Son estas escenas, con un tipo de violencia gráfica excesiva, las que terminan haciendo de la película algo especial. La brutalidad de los Trogloditas hace recordar a los mutantes de The Hills Have Eyes (1977) o a los indígenas de las cintas italianas sobre caníbales de la selva amazónica. Su atmósfera de cine B, sumado a la presencia de actores conocidos, crea una mezcla única, que no es común en las películas actuales. El viaje que antecede a estas escenas funciona como una espera necesaria, aunque sus falencias no son completamente subsanadas por lo que ocurre en el clímax.

Debido a lo llamativa de su premisa, surge la duda de qué habría ocurrido con la película si hubiese contado con un presupuesto mayor y un director más talentoso. Tal como resultó todo, Bone Tomahawak no es mala, pero se nota que su potencial no fue completamente aprovechado.

Anuncios

Un pensamiento en “Bone Tomahawk (2015)

  1. Pingback: Baskin (2015) – sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s