World of Tomorrow (2015)

World_of_Tomorrow-posterSolo 17 minutos. Eso es todo lo que bastó. Mientras otras películas duran varias horas, poseen una escala enorme, presupuestos multimillonarios, y son incapaces de transmitir más de una idea o de contar una historia que resulte interesante, el cortometraje animado World of Tomorrow pudo lograrlo en un espacio muy acotado y con solo un par de personajes. Su mérito no solo se encuentra en las ideas que transmite, sino en la forma en que lo hace, gracias a una simpleza que permite abordar temas como el tiempo o la existencia humana a través de una mirada muy particular. Hablar de ella como una de las películas que más he disfrutado en lo que va de este año no es una exageración.

El director de la cinta es Don Hertzfeldt, un animador estadounidense que se hizo conocido hace algunos años por el cortometraje Rejected (2000), que fue nominado a un premio Óscar. Los aspectos surrealistas y absurdos de la obra llamaron la atención de varias personas, siendo algunos de sus momentos transformados en videos de Youtube o GIFs, lo que aumentó su popularidad. Sin embargo, su trabajo no se limitó solo a el humor extraño que desarrolló en esa película, sino que fue evolucionando con el paso del tiempo, pasando por conceptos más generales, como en The Meaning of Life (2005), llegando a historias más introspectivas y personales, como la de su trilogía Everything Will Be OK (2006), I Am So Proud of You (2008) e It’s Such a Beautiful Day (2011), que fue combinada en un largometraje de 2012 también titulado It’s Such a Beautiful Day.

Con su nuevo cortometraje, Hertzfeldt continúa el camino que había transitado en sus trabajos previos, esta vez desde el género de la ciencia ficción. La historia es protagonizada por Emily (Winona Mae), una niña que es contactada desde el futuro por un clon de ella misma (Julia Pott). En la sociedad del futuro, la clonación se ha convertido en una de las principales herramientas utilizadas para alargar la esperanza de vida de las personas, ya que cuando sus cuerpos caen producto del inevitable deterioro físico, sus mentes son alojadas en uno de sus dobles. Sin embargo, este método no es suficiente si la existencia del propio planeta se ve amenazada, y cuando el clon de Emily descubre que la Tierra será destruida por un meteorito, decide hablar por primera y última vez con su precursora original.

La visión del futuro presentada por la cinta está llena de elementos satíricos y humor negro. Se explica, por ejemplo, cómo la complejidad que rodea a los viajes en el tiempo ha dado como resultado la muerte de numerosos viajeros que por errores de cálculo aparecieron en el lugar (el espacio exterior, el interior del planeta) o el tiempo (miles de años en el pasado) equivocados. También se hace mención a cómo las diferencias socioeconómicas han dado origen a diferentes maneras de afrontar la muerte, ya que mientras mayores recursos permiten soluciones como la clonación y el traspaso de la memoria, los sectores menos acomodados deben conformarse con caminos más primitivos, como la transferencia digital de la conciencia a un cubo o, en los casos más extremos, extraer el rostro de un ser querido que ha muerto e instalarlo en un robot.

Aprovechando el particular marco de la historia narrada, el director nos muestra algunos de los aspectos más criticables de nuestra sociedad a partir de una versión distópica de lo que ocurre en la actualidad. Problemas como el de la identidad y la dignidad humana se pueden ver en la idea de otorgarle una especie de miedo a la muerte a un grupo de robots para que hagan una tarea determinada y en la exhibición de arte consistente en un clon que envejece en tiempo real frente a la mirada de los visitantes de un museo. La dependencia de la tecnología, particularmente de las pantallas, es representada a través de cómo los habitantes del futuro son capaces de ver diferentes momentos de la historia gracias a los avances científicos, llegando al punto de que la historia más reciente de aquella época consiste básicamente en personas mirando otras pantallas.

En el cortometraje se abordan además temas más complejos como el paso del tiempo, la muerte, la soledad y la misma existencia. Se trata de cuestiones recurrentes en la filmografía de Hertzfeldt, debiendo sus personajes enfrentarse a preguntas de gran envergadura sin necesariamente llegar a una respuesta inequívoca. Esta falta de certeza puede parecer agobiante para algunos, pero el director adopta una actitud de constante búsqueda que transforma a estas dudas en parte de un viaje necesario. Pese a lo densos que son algunos de sus aspectos y al tono melancólico que atraviesa a su historia, el cortometraje de todas maneras resulta fácil de ver y es capaz de generar momentos más livianos.

Gran parte del humor presente en la cinta proviene de la dispar relación que se forma entre sus personajes principales. Mientras la Emily del futuro posee una visión muy fría y analítica del mundo, la que es reforzada por su tono de voz monótono, su versión del pasado es mucho más inocente y despreocupada, ya que se trata solo de una niña. La voz de la Emily original fue realizada por la sobrina del director, que solo tenía cuatro años de edad en ese entonces, y fue grabada de manera espontánea, mientras jugaba o dibujaba, lo que le da un aire genuino que resulta refrescante. El contraste que se produce entre ambas protagonistas le otorga una personalidad especial al relato y permite que sea más sencillo tratar sus temas trascendentes, los que adquieren una dimensión más lúdica.

Algo que ha caracterizado al trabajo de Hertzfeldt es su estilo visual, ya que emplea unos trazos simples similares a las figuras de palo que uno hace cuando está aprendiendo a dibujar. Esta sencillez no le ha impedido experimentar con la apariencia de sus obras, ya que mientras sus dibujos mantienen ese carácter rudimentario, con el paso del tiempo ha ido innovando en otros aspectos, como la manera en que la cámara registra los dibujos, el uso de colores, e incluso combinándolos con elementos como fotografías o grabaciones de imagen real. Para World of Tomorrow, el director decidió trabajar ocupando herramientas digitales, algo bastante novedoso para él, ya que hasta ese momento todas sus películas las había hecho con lápiz y papel. El cambio le permitió lograr un resultado que no habría sido posible con métodos más tradicionales, y en términos simbólicos esta mutación es coherente con el hecho de que la historia esté ambientada en el futuro.

Considerando los temas explorados por sus películas y el tipo de estética utilizada, el propio animador ha definido a sus trabajos como “libros infantiles para adultos”, una descripción bastante adecuada. Hay en esa combinación de elementos algo que permite abordar ideas que a simple vista pueden parecer demasiado áridas, pero que gracias a la manera en que son presentadas resultan más fáciles de abordar. El director no tiene miedo de tratar aspectos difíciles o incómodos, ya que considera que son parte esencial de la vida humana, llegando incluso a representarlos de una manera bella, nostálgica. Como dice la Emily del futuro en una escena del cortometraje, “estoy muy orgullosa de mi tristeza, porque significa que estoy más viva”.

Es admirable lo que ha hecho Hertzfeldt, no solo con esta cinta sino con toda su carrera. Cada una de sus obras posee la marca inconfundible de su personalidad, ya que ha preferido privilegiar su integridad artística por sobre el éxito comercial vacío, algo que no todos los directores pueden decir de sí mismos. Al ver una de sus obras, sabemos que lo que aparece en la pantalla es efectivamente lo que él escogió, y que su voluntad no fue influenciada por las exigencias de sus financistas ni por las expectativas de la audiencia, lo que le da una mayor honestidad. Gracias a esto, se ha convertido sin lugar a dudas en uno de los directores más interesantes de la actualidad, y no solo dentro del ámbito de la animación.

Anuncios

Un pensamiento en “World of Tomorrow (2015)

  1. Pingback: Las mejores películas de 2016 – sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s