The Diary of a Teenage Girl (2015)

The_Diary_of_a_Teenage_Girl-posterLa película The Diary of a Teenage Girl, basada en la novela gráfica homónima de  Phoebe Gloeckner, narra la historia de maduración de una adolescente a través de elementos que pueden parecer convencionales. Ambientado en la ciudad de San Francisco a mediados de los años 70, el relato muestra a su protagonista en un viaje de autodecubrimiento, explorando su naciente sexualidad y aprendiendo la manera en que funciona el mundo que la rodea. El punto de partida es la pérdida de su virginidad, y lo que sigue es la compleja relación que tiene con la persona con la que tuvo su primera relación sexual. Así explicada, la obra no parece demasiado especial, pero las cosas cambian cuando se hace la pequeña aclaración de que esa relación es con el novio de su madre.

Minnie Goetze (Bel Powley) es una joven de 15 años de edad que vive junto a su madre Charlotte (Kristen Wiig) y su hermana menor Gretel (Abigail Wait). Su interés por el colegio es limitado, ya que su verdadero sueño consiste en convertirse en dibujante de cómics, siendo su principal inspiración el trabajo de Aline Kominsky. Otro de sus intereses es el sexo, pero no ha tenido suerte al momento de explorarlo, ya que los demás adolescentes no parecen sentirse atraídos por ella. Por lo mismo, su primera experiencia sexual surge desde otro lado, con el treintañero novio de su madre, Monroe (Alexander Skarsgård), naciendo una relación secreta entre ambos. El hecho de sentirse deseada por alguien es algo nuevo para Minnie, quien actúa más impulsada por el éxtasis del placer inmediato que por la idea de las consecuencias futuras.

Esta cinta es un buen ejemplo de cómo una historia puede ser contada de diferentes maneras cuando se cambia el tono del relato. Con la misma premisa, centrada en la relación entre un hombre mayor y una adolescente, The Diary of a Teenage Girl podría convertirse perfectamente en un thriller o una película de terror, acentuando ciertos aspectos como la diferencia de edad, la desigualdad de poder que existe entre ambos y el riesgo de ser descubiertos. Esta obra, en cambio, opta por un tono más liviano, incluso lúdico, ya que la historia es contada desde el punto de vista de Minnie. Como indica su título, es la perspectiva de la protagonista la que domina la narración, lo que es también demostrado visualmente a través de la incorporación de elementos animados que reflejan la imaginación y estado de ánimo del personaje.

La inseguridad de la protagonista, además del hecho de que Monroe es la primera persona que la ve con pasión, llevan a Minnie a interpretar esta controvertida relación como algo positivo, y ese pensamiento se traspasa a la propia película. Sin embargo, hay algo en la elección del tono que no termina de convencer, ya que existe algo inherentemente turbio en su vínculo con Monroe. Aunque la cinta opta de manera interesante en no demonizar al personaje masculino, mostrando una cierta vulnerabilidad que lo hace más humano, de todas maneras quedan aspectos negativos en su caracterización, como su tendencia a victimizarse siendo que es él quien tiene la posición ventajosa dentro de la relación (hay escenas en las que incluso le echa la culpa a Minnie por una supuesta manipulación) o el claro desinterés que demuestra por la protagonista en todo aquello que exceda lo meramente sexual.

Una cosa es que la cinta intente capturar la perspectiva del personaje principal y otra es lo que pretende que la audiencia sienta. ¿Debemos compartir el entusiasmo de Minnie frente a esta relación o tenemos que sentir un rechazo hacia lo que ocurre? La obra es poco clara en este punto, y esa falta de claridad dañó mi experiencia al momento de verla, ya que por más que la obra intente transmitir el optimismo de la protagonista, seguimos siendo conscientes de los problemas que hay en torno a lo que hace. Nuestra posición privilegiada nos permite ver aquello que el personaje no puede, ya que donde ella cree ver amor, en realidad hay un posible caso de estupro, donde el consentimiento de las partes debe ser examinado con detención, considerando sobre todo la falta de experiencia de una de ellas. La relación posee incluso tintes incestuosos, al mostrar la doble relación de un hombre con una madre y una hija.

Como estamos ante una historia de maduración, donde la protagonista debe cruzar el umbral que separa a la infancia de la adultez, eventualmente ocurre el momento en el que Minnie comprende lo que está ocurriendo. Se trata de un momento clave, que define el mensaje que la película busca transmitir, aunque sus virtudes no llegan a resolver del todo las dudas respecto del tono ocupado anteriormente. No es que la cinta deba ocupar un tono sombrío para contar su historia, sino que ser más preciso con su elección. Una obra como Room (2015), por ejemplo, que a priori podía sonar como la historia más deprimente del mundo, logra entregar una sensación sorpresivamente optimista ya que es capaz de equilibrar muy bien sus elementos positivos y negativos. En este caso, el equilibrio es menos claro, lo que genera más confusión que otra cosa.

Criticar la forma en que la película cuenta su historia no significa criticar el mensaje que quiere entregar. De hecho, creo que ese es uno de los puntos más meritorios de la cinta, al mostrar el viaje de autodescubrimiento de una joven con el nivel de libertad sexual que generalmente está reservado exclusivamente a los varones. The Diary of a Teenage Girl es un claro relato de empoderamiento femenino que agita su bandera de lucha sin temor, en el que la principal lección que aprende su protagonista es el valor de la autonomía y el respeto a sí misma. La cinta también cuenta con buenas actuaciones, sobre todo la de la británica Bel Powley, que interpreta a Minnie. A pesar de los defectos que mencioné, la obra sigue teniendo aspectos redimibles que la terminan salvando, aunque si lo que se quiere es ver una historia de autodescubrimiento sexual femenino sin complejos, creo que Joven y alocada (2012) de Marialy Rivas es mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s