Jane Got a Gun (2016)

Jane_got_a_Gun-posterHacer una película ya es de por sí una tarea difícil, pero puede complicarse aún más debido a diferentes factores como las inclemencias del clima, la mala relación entre las personas involucradas o las limitaciones presupuestarias. Son varios los casos de cintas que han debido enfrentar problemas de producción, siendo Jane Got a Gun uno de los más recientes. Pero si bien estos obstáculos han permitido grandes películas como Jaws (1975) y Apocalypse Now (1979), cuyas dificultades se han convertido en materia de leyenda, y en otros casos han surgido obras de mala calidad donde los problemas que ocurrieron tras cámaras se ven reflejados en el resultado final, en el caso de esta película nos enfrentamos a algo menos categórico, llegando incluso a ser poco memorable.

Siendo anunciada en 2012, la cinta pasó por una serie de cambios antes de su tardío estreno. La directora originalmente vinculada al proyecto, Lynne Ramsay, abandonó la producción un día antes de que comenzaran las filmaciones, debiendo ser reemplazada por Gavin O’Connor. El reparto fue integrado por actores de la talla de Michael Fassbender, Jude Law y Bradley Cooper, quienes no pudieron seguir debido a que la demora de la producción provocó conflictos de agenda con otros de sus proyectos. Joel Edgerton, que había sido contratado como el villano de la historia, terminó asumiendo otro rol, participando además como coguionista de la cinta, con el fin de adaptar el tono del relato a lo que O’Connor quería lograr. Entre medio de esto se fue el director de fotografía Darius Khondji, que fue reemplazado por Mandy Walker. Una vez finalizado el rodaje, el mismo estreno de la película se pospuso dado que la empresa Relativity Media fue declarada en quiebra, debiendo ser postergado hasta enero del presente año, en un estreno sin mucha publicidad que se sintió casi como una obligación por parte de The Weinstein Company.

En medio de este caos se encontraba Natalie Portman, protagonista de la obra que además participó como productora. La actriz interpreta a Jane, una mujer que vive junto a su familia en Nuevo México, en 1871. Un día, su marido Bill Hammond (Noah Emmerich) regresa a casa herido gravemente de bala, advirtiéndole que los peligrosos hermanos Bishop los están buscando para atacarlos. Con la amenaza inminente que eso significa, Jane lleva a su hija a la casa de una amiga y posteriormente se dirige a la granja de un sombrío exsoldado llamado Dan Frost (Joel Edgerton) para pedirle su ayuda. Aunque en un principio se niega, Frost finalmente decide ayudar a la protagonista, ya que la historia que comparten se remonta varios años atrás. De esta manera, con un número limitado de recursos y el tiempo en su contra, los personajes deberán sobrevivir el asedio de John Bishop (Ewan McGregor) y sus hombres.

Detalles como la razón que motiva a los Bishop o el tipo de relación que tuvieron Jane y Frost son explicados a través de varios flashbacks a lo largo de la película. Sin revelar demasiado en esta reseña, basta con decir que el relato lleva a la protagonista a tener que enfrentar ciertos aspectos de su pasado, sirviendo esta particular situación como una oportunidad para abordar algunas cosas que no habían quedado resueltas para ella. La composición de los elementos puede resultar demasiado conveniente y algo artificiosa en términos narrativos, pero crea una dinámica interesante entre los personajes. Uno de esos aspectos es el dilema que debe enfrentar Frost, quien se encuentra constantemente cuestionando aquello que debe y quiere hacer.

No son comunes los westerns protagonizados por mujeres, lo que le entrega a Jane Got a Gun una buena oportunidad para tratar un género cinematográfico desde una perspectiva distinta. Aunque la cinta aborda el hecho de que Jane es una mujer que debe abrirse camino en un mundo dominado por los hombres, esta perspectiva de género no llega a ser demasiado sobresaliente. Hay algunas secuencias de la cinta donde la protagonista adopta una posición secundaria dentro del relato, dejando que sea Frost quien controle la dirección y ritmo de la trama. No queda muy claro si esa decisión se debe al nerviosismo de unos guionistas que no tenían la suficiente confianza en su propio personaje principal o si se busca otorgarle a Jane un rol más sutil, donde sean los detalles y matices los que la definan.

El relato está construido de manera bastante convencional, por lo que no es difícil predecir el desenlace de sus personajes. Sin embargo, hay momentos bien hechos que permiten pasar por alto eso, como el clímax que entrega unas buenas secuencias de acción con tiroteos y hasta explosiones. Hacia el final del metraje solo ocurre una única gran sorpresa, pero en términos lógicos ésta exige demasiado por parte de los espectadores para ser tomada en serio. La revelación resultado demasiado maravillosa para ser cierta, asemejándose más a una mala excusa por parte de la película con el objetivo de evitar un camino más oscuro pero interesante que había sido planteado anteriormente.

Aunque se trata de una buena película, hay algo en ella que le impide crear un impacto significativo que la eleve por sobre el resto. El problema tiene que ver mayoritariamente con el peso emocional de su historia, ya que si bien entendemos lo que están experimentando sus personajes y la forma en que los afecta la situación que deben vivir, esas emociones no son transmitidas de forma satisfactoria a la audiencia. En su anterior trabajo, Warrior (2011), el director Gavin O’Connor tomó una historia que en términos de trama no era demasiado original, llegando incluso a caer en algunos clichés, pero logró entregarle un peso dramático enorme, dejando que fuesen los personajes quienes ocuparan el gran foco de atención.

En el caso de Jane Got a Gun, en cambio, no se llega a ese nivel, creando una obra que no deja una impresión demasiado duradera en el espectador. Estamos lamentablemente ante uno de esos casos donde los problemas ligados a la producción terminan siendo más destacables que la obra en sí misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s