Sing Street (2016)

Sing_Street-posterLa música ha sido parte fundamental de los tres primeros largometrajes de John Carney. El director, que fue bajista de la banda irlandesa The Frames, debutó con un inesperado éxito gracias a su película Once (2007), la que ganó un premio Óscar en la categoría de mejor canción original, fue nominada a un Grammy gracias a su banda sonora e incluso fue adaptada a un musical de Broadway. Con su siguiente cinta, Begin Again (2013), Carney tuvo la posibilidad de trabajar con actores más conocidos, como Keira Knightley y Mark Ruffalo, aunque manteniendo a la música como el eje central de su historia. Ahora, de vuelta en Irlanda, el director decidió finalizar este tríptico cinematográfico con Sing Street, la que además posee algunos elementos autobiográficos.

Ambientada en Dublin, en 1985, la película es protagonizada por Conor Lalor (Ferdia Walsh-Peelo), un adolescente que está pasando por varias dificultades personales. La mala situación económica de su familia ha llevado a sus padres a discutir constantemente, estando al borde de una separación, y con tal de reducir gastos decidieron transferir a Conor a un nuevo colegio. El lugar no solo es dirigido por un sacerdote déspota (Don Wycherley), sino que está lleno de matones que ven en el protagonista a una nueva víctima. Las cosas mejoran cuando el adolescente conoce a una aspirante a modelo llamada Raphina (Lucy Boynton), a quien intenta impresionar diciéndole que tiene una banda. El inconveniente es que la banda no existe, y cuando la joven acepta aparecer en uno de sus videos musicales, Conor deberá formar una agrupación desde cero y componer canciones para poder conquistarla.

Si este año la serie Stranger Things se alimentó del cine comercial de los 80 para crear su atmósfera, Sing Street hace lo propio con la música pop de aquella década. Conor y sus compañeros de banda son influenciados de manera directa por grupos como Duran Duran, A-ha, The Cure y Hall & Oates, lo que se ve reflejado tanto en las canciones que componen como en la estética que adoptan. De manera coherente con el desarrollo de los videos musicales durante aquellos años, los personajes entienden que su trabajo no se ve limitado solo a su música, sino que envuelve también a la imagen que proyectan. Las canciones escritas por Carney junto a Gary Clark reflejan de manera fiel el sonido de esa época, creando algunos temas genuinamente buenos como “Drive It Like You Stole It”.

En las películas de John Carney los momentos musicales no son distracciones ni interrumpen la historia narrada, sino que se convierten en una extensión de ella. Es a través de las canciones que sus personajes son capaces de expresar lo que sienten. En este caso, las canciones de Conor están claramente inspiradas por Raphina, y la evolución de sus letras y melodías coincide con la manera en que él va evolucionando como persona. Esta es una de las denominadas coming of age story, o historia de maduración, donde el protagonista experimenta el paso de la niñez a la adultez, adoptando una visión más amplia del mundo. La música que crea junto a su banda es un reflejo de lo que está sintiendo, siendo ese proceso creativo una muestra de la búsqueda de identidad que llevan a cabo los adolescentes durante esa edad.

Incluso el lugar donde está ambientada la trama sirve como metáfora sobre crecer y aspirar a algo más. Que Irlanda sea una isla ayuda a transmitir la idea de que Conor y el resto de los personajes se encuentran atrapados en un ambiente poco prometedor, donde las opciones escasean; algo parecido se podía ver en la cinta Brooklyn (2015) de John Crowley. El estrecho horizonte laboral que poseen en ese lugar lleva a los protagonistas a añorar la vida en Inglaterra, específicamente Londres, que es visto por ellos como una tierra de oportunidades. Es cierto que esa ciudad también se encuentra en una isla, pero en comparación con Irlanda, una isla más grande luce mejor que lo que tienen.

En relación a la historia que cuenta, Sing Street no presenta demasiadas innovaciones, recurriendo a fórmulas que se han visto antes. Sus méritos se encuentran más bien en la forma en que la va narrando, condimentada con la estética que le entrega la década de los 80, su buena banda sonora y un tono que resulta fácil de digerir. El humor presente en la obra es seco, como el humor que caracteriza al cine británico. La comedia es ocupada de manera precisa, sin ser desmesurada, con pequeños detalles que van formando la personalidad de la película. Uno de los puntos a destacar en esta área es el personaje de Eamon (Mark McKenna), un excéntrico joven multiinstrumentalista que ama a los conejos.

Aunque la historia de amor es uno de los elementos que pone en movimiento a la cinta, y Raphina es presentada con sustancia y no como un mero interés romántico, hay algo en el desarrollo de ese aspecto de la trama que resulta demasiado conocido, hasta repetido. La relación más llamativa que se muestra en la obra es la existente entre Conor y su hermano mayor, Brendan (Jack Reynor), un desertor de la universidad que no hace nada productivo durante el día. La dinámica entre ambos es presentada como una de maestro y aprendiz, siendo la experiencia de Brendan en relación a la música y la vida misma una importante fuente de conocimiento para el protagonista. Sin embargo, llega un punto en el que Brendan deja de lado el rol de mentor y podemos ver sus propias frustraciones en una escena de gran sinceridad, lo que le otorga al personaje un peso dramático que no sospechábamos de él.

Momentos como ese son poco comunes en la película, la que prefiere un tono más optimista, por lo que el impacto de la escena llega a ser mayor. Los problemas se encuentran más bien de forma subterránea, como una especie de incomodidad que se esconde bajo las canciones y el idealismo de sus jóvenes protagonistas. Por lo mismo, es adecuado que Sing Street concluya con una nota de incertidumbre sobre el destino de sus personajes principales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s