Captain Fantastic (2016)

captain_fantastic-posterAunque el guion y la dirección de una película son factores de gran importancia al momento de modelar el resultado final de la obra, no son los únicos elementos a considerar. La elección de un determinado actor en el rol protagónico puede llegar a ser tan relevante como esos aspectos, ya que la forma en que interpreta al personaje influirá en cómo los espectadores lo terminen percibiendo. En una cinta como Captain Fantastic, donde la representación de su personaje principal debe transitar una línea muy delgada, cuidando de no caer en la soberbia ni en lo despótico, era necesario recurrir a alguien que pudiese entender la complejidad del desafío, y Viggo Mortensen lo logra.

Ben Cash (Mortensen) es un hombre que ha decidido vivir junto a su familia en medio del bosque, alejado de la influencia de la sociedad de consumo y de la frivolidad del mundo moderno. Es tal el deseo de ser únicos, que sus seis hijos –Bodevan (George MacKay), Kielyr  (Samantha Isler), Vespyr (Annalise Basso), Rellian (Nicholas Hamilton), Zaja (Shree Crooks) y Nai (Charlie Shotwell)- fueron bautizados con nombres creados especialmente para ellos. Durante el día se dedican al entrenamiento físico, a través de ejercicio, prácticas de combate y cacería, mientras que en la noche leen libros y hacen música alrededor de una fogata. En términos ideológicos, el pensamiento que profesan se acerca a una concepción antisistema y autosustentable, mirando con suspicacia los ideales promovidos por la cultura estadounidense.

El contacto que tienen con el resto del mundo se limita a lo estrictamente necesario, y dentro de la dinámica que han ido desarrollando se nota una especie de armonía. Sin embargo, la película no tarda en interrumpir de forma brusca con esta paz familiar, cuando se revela que la esposa de Ben, Leslie (Trin Miller), que había estado internada en el hospital, se acaba de suicidar. Tras explicarles a sus hijos lo que ocurrió, el protagonista decide viajar junto a ellos al funeral para hacer respetar la voluntad de su esposa, quien quería ser cremada en una ceremonia budista, y no sepultada a través de los ritos del cristianismo. Esto provocará un claro conflicto con el padre de Leslie, un adinerado hombre llamado Jack (Frank Langella), que personifica todo aquello que Ben detesta.

Recurriendo en parte a la fórmula de una road movie, lo que hace recordar a Little Miss Sunshine (2006), otra película indie que retrata el viaje de una familia excéntrica, Captain Fantastic nos muestra el choque de culturas que ocurre cuando Ben y sus hijos se adentran en la sociedad de la que habían rehuido tanto tiempo. Gracias al entrenamiento recibido por parte de su padre, los niños son capaces de ahuyentar a una policía de carretera e incluso de robar comida de un supermercado. Una de las secuencias más cómicas de la cinta consiste en la interacción del hijo mayor, Bodevan, con una joven a la que se siente atraído; los efectos de haber vivido aislado del resto de la sociedad por tanto tiempo salen a relucir de inmediato.

Debido al estilo de vida de Ben y su familia, con este autoexilio que los lleva a tener un vínculo tan íntimo con la naturaleza, han surgido algunas comparaciones con la película Into the Wild (2007) de Sean Penn, inspirada en el caso real de un joven llamado Christopher McCandless que decide abandonar su acomodada vida para ir a Alaska. Sin embargo, hay diferencias ideológicas fundamentales entre ambas obras, que impiden tenerlas a la misma altura. Mientras el viaje de McCandless estaba inspirado por un capricho individualista, motivado más por la filosofía barata y el egoísmo que por otra cosa, el actuar de Ben se encuentra más fundamentado, ya que se nota la importancia que le da al intelecto y al razonamiento de lo que hace. El pensamiento de Ben toma en consideración los problemas de la sociedad en general, no solo su caso en particular. El hecho de que le enseñe a sus hijos lo que él sabe ya lo hace más loable que el protagonista de Into the Wild, que en vez de enfrentar sus problemas huye de ellos.

Pero Captain Fantastic tiene otro mérito, y es que no solo se limita a mostrar el lado positivo del estilo de vida de Ben, sino que también se da el tiempo de cuestionarlo. La incapacidad de los niños para desenvolverse en el mundo “normal” demuestra que las enseñanzas del protagonista no solo los han llevado a cuestionar lo que ocurre en el resto de la sociedad, sino que ha llegado al extremo de transformarlos en personas completamente ajenas a lo que ocurre en ella. Esto se ve representado por la actitud de dos de sus hijos, quienes ven con frustración cómo no pueden disfrutar de las mismas cosas que las demás personas. Algo tan común como celebrar la navidad o entrar a la universidad se transforma en un objetivo inalcanzable bajo la crianza de su padre, ya que según él implicaría venderse al sistema.

Como señalé al comienzo de esta reseña, la forma en que Ben sería representado era muy importante, dado que una interpretación errónea podría hacerlo parecer como alguien pedante o incluso demente. El desafío consistía en mostrarlo como una persona que pudiésemos entender, aún cuando no compartamos todo lo que cree, y Viggo Mortensen ayuda a alcanzar ese objetivo. El protagonista debía demostrar, por un lado, el suficiente idealismo para embarcarse en una misión como esta, y la sensatez necesaria para tratar a sus hijos con respeto y enseñarles valores. Pero al mismo tiempo tenía que reflejar defectos que lo hicieran humano, siendo capaz de equivocarse y tener que lidiar con la adversidad. Como estamos ante una comedia dramática, se llega a un punto de la trama donde Ben se ve enfrentado a un problema muy serio, corriendo el riesgo de perder aquello que ama, algo que genera una innegable empatía.

Si bien la cinta llega a cuestionar los métodos ocupados por el protagonista, como el excesivo aislamiento al que aspira o el riesgo al que llega a exponer a sus hijos, dichas críticas no llegan a ser demasiado duras. De hecho, las objeciones más serias hacia el estilo de vida del protagonista surgen desde fuera de la misma película, cuando comenzamos a pensar con mayor detención el significado de lo que está ocurriendo. Aunque Ben cría a sus hijos de tal forma que ven con ojos críticos al resto de la sociedad, ese espíritu cuestionador no abarca la propia situación que los personajes están viviendo. Su padre los lleva a oponerse a toda forma de autoridad, a adoptar un pensamiento autónomo, salvo que  dicho pensamiento se oponga al que él mismo promueve.

El sistema ideado por Ben y su familia es presentado a través de una perspectiva claramente positiva, casi como una situación idealizada, pero no pude evitar pensar en qué pasaría si en vez de un rechazo del consumismo y un amor por las ciencias y el arte, los personajes siguieran unos pensamientos tan peligrosos como la conspiranoia y la antivacunación. La oposición al status quo no es meritoria per se, ya que puede inspirar tanto el rechazo de ideas genuinamente cuestionables como la desigualdad socioeconómica y el materialismo, como dar origen a una incerteza y desinformación como la que se puede ver en ciertos grupos de Facebook, que ven enemigos en cualquier cosa que escape de su comprensión.

Captain Fantastic enfrenta a su protagonista a un peligro bastante serio, haciendo colisionar su idealismo con la dura realidad. Sin embargo, hacia el final del metraje la trama parece recular sobre si misma, sin saber muy bien qué camino seguir, optando por una conclusión demasiado conveniente para su propio bien. El desenlace de la historia no llega a ser tan determinante como se había sugerido en las secuencias previas, lo que le resta algo de energía al final. De todas maneras, el viaje emprendido por los personajes cuenta con la suficiente emocionalidad para sentir una conexión con ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s