Guardians of the Galaxy Vol. 2 (2017)

Guardians_of_the_Galaxy_Vol_2-posterEl desafío que debió enfrentar Guardians of the Galaxy (2014) no fue sencillo. Hasta el estreno de esa película, Marvel Studios había gozado de buenos resultados gracias a su universo cohesionado de superhéroes, los que si bien no eran tan reconocidos como los de la editorial DC, de todas maneras transmitían una sensación de familiaridad hacia los espectadores. Hulk, el Capitán América, Iron Man, eran nombres que formaban parte de la cultura popular incluso antes de llegar a la pantalla grande. Con esa cinta, en cambio, debía presentar a un grupo de personajes que ni siquiera los lectores de cómics conocían demasiado bien, los que además participarían de aventuras intergalácticas, otro cambio relevante en esas películas, ya que las anteriores obras transcurrían en la Tierra.

La estrategia del director James Gunn consistió en crear una historia entretenida y confiar en sus personajes, acentuando sus personalidades y permitiendo que a través de sus interacciones los fuésemos conociendo. Su apuesta funcionó, y el éxito comercial y de crítica obtenido por la película fue suficiente para estrenar una segunda parte. Sin embargo, con el surgimiento de una nueva cinta aparecen nuevos desafíos, y no basta con repetir lo mismo que se había intentado anteriormente; resulta necesario incorporar nuevos elementos para no caer en la monotonía. Lo más fácil habría sido hacer algo a la rápida, sin mayor trascendencia, pero Gunn prefirió intentar algo incluso más ambicioso que en su obra previa.

Guardians of the Galaxy Vol. 2 (Guardianes de la galaxia Vol. 2) comienza mostrando a los protagonistas -Peter Quill/Star-Lord (Chris Pratt), Gamora (Zoe Saldana), Drax (Dave Bautista), Rocket (Bradley Cooper) y Baby Groot (Vin Diesel)- luchando contra una bestia interdimensional por encargo de los Soberanos, una raza de alienígenas que los recompensa por su trabajo otorgándoles a Nebula (Karen Gillan), a quien tenían prisionera. El plan consiste en entregarla a las autoridades para cobrar la recompensa que tiene sobre su cabeza, pero todo es interrumpido cuando los Soberanos descubren que Rocket había robado unas valiosas baterías. El grupo logra escapar con vida gracias a la ayuda de un misterioso hombre llamado Ego (Kurt Russell), quien dice ser el padre biológico de Peter. Los descubrimientos del personaje acerca de su ascendencia y naturaleza se entrelazarán con el misterio sobre las intenciones de Ego, que esconde más de algún secreto.

Algo que vuelve a funcionar en esta película es el humor y la dinámica que se produce entre sus personajes. Los momentos cómicos son incluso más efectivos que en la anterior película, donde a veces se sentían un poco forzados. En esta segunda parte, ese elemento se encuentra más pulido, dado que ya conocemos a los protagonistas y los aspectos que caracterizan a sus personalidades, creando una mayor fluidez entre las risas y el desarrollo de la trama. Drax una vez más se convierte en uno de los puntos a destacar, debido al impecable timing de Dave Bautista, y la obra incluso introduce unas muy buenas incorporaciones, como el personaje de Mantis (Pom Klementieff).

De las películas que forman parte del universo cinematográfico de Marvel, las de Guardians of the Galaxy son las más coloridas y poseen una mayor identidad propia. James Gunn, que comenzó su carrera en Troma Entertainment, una compañía productora que se ha destacado desde hace décadas por sus películas poco convencionales, le ha otorgado un aire propio a estas cintas, logrando destacar dentro de un grupo de obras que tienden hacia la uniformidad y la cohesión. Si bien su libertad no es absoluta, ya que debe seguir los lineamientos del estudio e ir preparando el plan general de lo que ocurrirá en las próximas cintas de la franquicia Marvel, aún así es capaz de tener una voz distinta.

Una muestra de esto es la banda sonora de ambas películas, que está llena de canciones pop, las que son ocupadas a lo largo del metraje en varias escenas. Suicide Squad (2016), la apuesta de DC y Warner por captar el espíritu de Guardians of the Galaxy, también recurrió a ese tipo de banda sonora, pero se trataba de un ejercicio simplemente superficial, sin mayor significado ni relación con la historia que se estaba contando. En estas películas, en cambio, la presencia de las canciones se encuentra justificada a través de un vínculo con el pasado del protagonista, lo que es reforzado en esta secuela con una escena donde se habla directamente sobre uno de los temas, “Brandi (You’re a Fine Girl)” de Looking Glass, para describir la relación entre sus personajes.

El gran mérito de Guardians of the Galaxy Vol. 2 es que no se conforma con utilizar a sus personajes de la misma forma que en la anterior, sino que se da el trabajo de desarrollarlos más, profundizando sus relaciones. Y eso está presente no solo en lo que ocurre con Peter y su padre, sino que también con el resto de los miembros del grupo, como el particular vínculo entre las hermanas Gamora y Nebula, o cómo Rocket y Yondu (Michael Rooker) comparten más similitudes de las que creen. De hecho, tanto Yondu como Nebula, que ocupaban roles bastante funcionales en la primera cinta, adquieren mayor protagonismo en esta segunda parte, lo que permite conocerlos más.

La noción de familia atraviesa toda la película, incluso en las tramas secundarias. Si bien en otras películas del estudio había temas subyacentes que daban forma a la historia, como en Avengers: Age of Ultron (2015) o Captain America: Civil War (2016), no recuerdo otra cinta de Marvel Studios donde dichos estemas estuviesen tan integrados con lo que se está contando como en esta. En el fondo, el conflicto de esta película dice relación con el concepto de familia, las diferencias entre la biológica y la adoptiva, y los vínculos que nos unen a nuestros seres queridos. Puede que el clímax de la obra implique una amenaza interplanetaria, capaz de destruir varios puntos del universo, pero todo eso surge de una disputa familiar, siendo esa la esencia de la película.

Todo eso permite que la cinta adquiera una sorprendente dimensión emotiva, que honestamente no esperaba encontrar. El humor y los momentos estrafalarios son elementos que se pueden dar por sentado en Guardians of the Galaxy, pero el aspecto familiar explorado por James Gunn le otorga un peso importante, haciéndola más trascendente. No estamos, por lo tanto, ante un simple intento vacío que busca replicar el éxito comercial de la primera entrega, sino que ante una historia que justifica su existencia. El hecho de que conozcamos a los personajes permite que nos preocupemos por ellos y lo que les pueda ocurrir, lo que explica la sorpresiva tristeza que se siente al final del metraje.

Pese a que los temas que explora son interesantes y le entregan a la obra una mayor importancia, la forma en que los transmite podría haber sido mejor. Esto se nota si comparamos a la cinta con una como Logan (2017), que pese a tener un tono muy distinto, también gira en torno a la noción de familia. La diferencia es que en aquella película esas reflexiones son sugeridas o mostradas, mientras que en Guardians se recurre a los diálogos expositivos. La cinta siente la necesidad de deletrear todo, para que nada sea pasado por alto o sujeto a interpretación, una postura que lamentablemente demuestra una subestimación de sus espectadores e incluso de la propia obra, que parece no tener la suficiente confianza en sí misma para permitir que sus ideas sean descubiertas por el público.

Aún así, Guardians of the Galaxy Vol. 2 tiene éxito en los objetivos que se impone. Si bien presenta un gran número de referencias al mundo de los cómics, algunas que no necesariamente son fáciles de digerir para quienes no estén familiarizados con ese medio -como los Celestiales y los Vigilantes-, la entretención que despierta es capaz de cruzar esas barreras. Como ocurre con una buena serie sitcom, sus personajes han alcanzado ese punto en el que la mera interacción entre ellos es suficiente para mantener la atención del espectador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s