Nocturnal Animals (2016)

Nocturnal_Animals-posterNo es habitual que una persona que sobresale dentro de alguna actividad logre lo mismo en otra materia distinta. En el caso de actores que deciden dirigir una película, por ejemplo, la transición puede ser algo más sencilla, ya que tienen un conocimiento previo sobre el medio, habiendo trabajado en él; pero, ¿qué ocurre cuando se trata de alguien con experiencia en un área como el diseño de modas? Esa pregunta no detuvo a Tom Ford cuando decidió dar el paso al cine, pero la noticia sobre su debut levantó más de alguna duda acerca de su capacidad para triunfar en esta nueva ocupación.

A priori, la suspicacia hacia Ford era algo razonable, ya que quienes están acostumbrados a una determinada actividad tienden a replicar esa forma de pensar cuando intentan algo diferente, limitando su rango de acción a lo que ya conocen. Por eso, que un diseñador de modas decidiera convertirse en director de cine parecía prometer una obra de gran atractivo visual, pero no existía la misma garantía en relación al aspecto narrativo que tendría la película. Incluso cineastas que han tenido experiencia previa en otros medios audiovisuales como la publicidad acostumbran privilegiar el estilo por sobre la sustancia. Afortunadamente, eso no ocurrió en el caso de Ford, quien logró diversos reconocimientos gracias al largometraje A Single Man (2009).

Ford no se conformó solo con dirigir la película, sino que también fue uno de los guionistas en la adaptación de la novela de Christopher Isherwood. El resultado fue un relato íntimo, que les entregaba el tiempo y el espacio suficientes a sus actores para que se desenvolvieran con confianza ante la cámara. La seguridad y sutileza demostradas por el diseñador hicieron que la obra no pareciera el debut de un director inexperto, sino que la labor de alguien que sabía lo que estaba haciendo. Siete años debieron pasar para que estrenara su segunda película, Nocturnal Animals (Animales nocturnos), otra adaptación de una novela, esta vez de Austin Wright, la que llega incluso a demostrar una mayor ambición narrativa por parte de Ford, quien parece no querer contentarse con seguir el camino fácil.

La película es protagonizada por Susan Morrow (Amy Adams), una acaudalada mujer que es dueña de una galería de arte en Los Ángeles. Aunque aparentemente su vida parece gozar de todos los lujos que ella quiere, en el fondo su pasar no es tan placentero. Su marido, Hutton (Armie Hammer), se encuentra en un mal pasar económico y además le es infiel, mientras que su ocupación como directora de la galería no la satisface en términos profesionales, lo que la lleva a cuestionar algunas de las decisiones que ha tomado a lo largo de los años. Es en medio de esta situación que Susan recibe un libro enviado por su ex marido, un escritor llamado Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal), a quien no ha visto hace años.

A partir de entonces, la trama de la película va alternando entre las escenas ambientadas en el mundo real, centradas mayoritariamente en Susan leyendo y reaccionando al libro, con secuencias narradas en la novela en cuestión, así como con escenas que transcurren en el pasado y que muestran la relación que existió entre Edward y Susan. Estos relatos paralelos le otorgan un mayor atractivo a la cinta, que va creando algunos paralelos entre lo que ocurre en una y otra. Esto se encuentra reforzado por el hecho de que el protagonista de la novela, Tony, es interpretado por el propio Gyllenhaal, que también encarna al escritor, mientras que su esposa en el libro es representada a través de la actriz Isla Fisher, que presenta un claro parecido físico con Adams.

Uno de los temas explorados por la obra es la forma en que el arte es una proyección de la sensibilidad del artista, y el compromiso que conlleva crear algo tan personal para que pueda ser examinado por el resto de las personas. Si bien Susan y Edward compartían el idealismo de la juventud cuando se casaron, a la larga los mundos de los que provenían los terminaron separando. Susan terminó desarrollando una carrera ligada al arte, pero no como creadora, sino que como curadora del trabajo de otros, mientras que Edward optó por un camino como escritor. Debido a su labor como artista, hay algo indudablemente propio en la novela que escribió, lo que también es identificado por Susan, a quien el libro está dedicado y cuyo título hace referencia a uno de los apodos que su marido le había dado.

De manera similar a su anterior trabajo, A Single Man, en esta nueva película Tom Ford vuelve a retratar el mundo de la clase alta y la melancolía que se esconde detrás de los lujos que esas personas tienen a su disposición. En una escena, Susan le pregunta a una de sus asistentes si hay veces en las que siente que su vida se ha transformado en algo que jamás pretendió; la joven, que aún no ha alcanzado esa etapa de su vida donde es capaz de evaluar y arrepentirse de los caminos que ha transitado, reacciona con extrañeza, sin poder comprender del todo lo que la protagonista le preguntó.

Nocturnal Animals es un viaje introspectivo de su personaje principal, pero sin el número de monólogos y diálogos de la anterior obra de Ford. El viaje de Susan depende más bien de la historia contada en la novela que lee, de las escenas que vemos sobre su pasado, y del lenguaje no verbal que Amy Adams transmite al espectador. La actriz es capaz de generar empatía en la audiencia a través de un personaje que lo tiene todo en términos económicos pero cuyos ojos reflejan una profunda tristeza. En manos de otra persona podría haber resultado en un personaje frío y distante, pero Adams le otorga una valiosa humanidad.

Las tres líneas narrativas de la obra son interesantes, pero es la de la novela la que destaca más, no solo por el contraste que crea al estar ambientada en el desierto de Texas, sino también por la intensidad de sus escenas. Sin revelar mucho en esta reseña, basta con decir que posee algunos de los momentos más tensos y angustiantes de los últimos años, reflejando un profundo miedo masculino de no poder ser lo suficientemente fuerte para proteger a los seres queridos. Esa impotencia cargada de desesperación es acrecentada por la presencia del personaje interpretado por Aaron Taylor-Johnson, quien luce irreconocible como un hombre sin remordimientos ni cualidades redentoras.

Por separado, cada relato de la película funciona muy bien, siendo el del mundo real un efectivo drama acerca del arrepentimiento y las conexiones humanas, mientras que el de la novela es un poderoso thriller sobre la venganza y la culpa. Incluso los paralelos que se van creando entre esas narraciones resultan ingeniosos. Sin embargo, las dudas surgen hacia el final, cuando uno intenta otorgarle sentido al vínculo que existe entre ambas, a la justificación de que se cuenten esas historias dentro de la misma cinta. ¿Por qué Edward escribió esa novela y qué conexión tiene con lo que ocurrió entre él y Susan?

Hay varias posibilidades, pero ninguna de ellas parece ser demasiado convincente. La más obvia, que consiste en un ejercicio de resentimiento y desquite, resulta demasiado simplista para explicar las motivaciones del personaje y le resta profundidad a la cinta. De las otras posibilidades no existe demasiada certeza para poder identificarlas con claridad, lo que transforma el desenlace de la película en algo neblinoso. La ambición narrativa parece haberle jugado en contra a Ford, quien no alcanza la precisión ni cohesión demostrada en A Single Man. Aún así, los demás méritos de la obra permiten reconocer su innegable valor, pese a que la suma de las partes no sea tan satisfactoria.

Anuncios

Un pensamiento en “Nocturnal Animals (2016)

  1. Pingback: Get Out (2017) – sin sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s