Valerian and the City of a Thousand Planets (2017)

Valerian_and_the_City_of_a_Thousand_Planets-posterCatalogada como la película europea y la película independiente más cara de la historia, gracias a su presupuesto de 180 millones de dólares, Valerian and the City of a Thousand Planets (Valerian y la ciudad de los mil planetas) es sin lugar a dudas la apuesta comercial más arriesgada del director francés Luc Besson. Se trata de un proyecto que había querido desarrollar hace años, basado en la serie de historietas Valérian et Laureline de Pierre Christin y Jean-Claude Mézières, pero que solo pudo concretar ahora gracias a los avances tecnológicos que han experimentado los efectos especiales, los que le permitieron crear el universo en el que está ambientada su historia.

Aunque uno de los trabajos más conocidos de Besson es precisamente una aventura espacial perteneciente al género de la ciencia ficción, con diferentes razas de extraterrestres y una pareja protagonista, la escala de esta nueva cinta es claramente mayor. Son pocas las obras de años recientes que uno puede comparar con esta ambiciosa película, en la que se construyen civilizaciones con sus propias reglas y criaturas, con un amplio despliegue de efectos especiales digitales. Avatar (2009) de James Cameron es una de ellas, siendo la obra que le demostró a Besson que la tecnología para concretar su visión había avanzado lo suficiente, y también se pueden mencionar a John Carter (2012) y Jupiter Ascending (2015).

Todas estas películas comparten además la característica de que destacan gracias a sus aspectos técnicos, debido a un meritorio diseño de producción y dirección artística, pero cuyas historias y personajes no parecen estar a la altura. Lamentablemente eso también ocurre con Valerian, donde el espectáculo visual y la creatividad que se demuestra en algunas de sus secuencias no son suficientes para suplir ciertos defectos más sustanciales. Debido a unas actuaciones poco inspiradas de sus dos protagonistas, y a una trama algo enredada y hasta antojadiza, la cinta termina destacando solo por lo superficial, sin llegar a resonar demasiado con el espectador. Esto se ve perjudicado además por una falta de novedad en su propuesta, que recurre a lugares comunes en vez de innovar.

Combinando algunos aspectos del cine policial, debido al misterio que debe ser desenmarañado por sus personajes principales, la cinta está protagonizada por Valerian (Dane DeHaan) y Laureline (Cara Delevingne), dos agentes especiales que deben investigar unos extraños sucesos que amenazan la seguridad de Alpha, una ciudad en la que cohabitan millones de criaturas provenientes de diferentes planetas. La intriga involucra a un misterioso planeta del cual no existen registros, una criatura capaz de multiplicar las cosas que come, y los intentos por borrar todo rastro de un oscuro hecho. La amenaza que enfrentan Valerian y Laureline parece aumentar con cada minuto que pasa, y la situación empeora cuando el rastro que siguen los lleva a indagar dentro de su propia agencia.

Las historietas de Valérian et Laureline han sido citadas por algunas personas como una inspiración en el aspecto que ha cultivado la ciencia ficción de los últimos cincuenta años, ayudando a dar forma a obras fundamentales del género como la saga Star Wars. Si bien George Lucas ha reconocido la influencia del cine de Akira Kurosawa y el serial de Flash Gordon, el vínculo con la obra de Christin y Mézières no ha sido confirmado directamente por el cineasta estadounidense. Sin embargo, la importancia de esta obra se puede ver no solo en las películas de Lucas sino también en otras que pertenecen tanto al mundo de la ciencia ficción como al de la fantasía, sirviendo como base para los tipos de universos en las que transcurren.

Al hacer una adaptación cinematográfica de este tipo de obras, no obstante, el contexto es de gran importancia, por lo que no es lo mismo hacerla ahora, dentro de una cultura popular que ha sido modelada por la visión de George Lucas, que antes del estreno de Star Wars. Así, una historieta que puede ser vista como primordial considerando su fecha original de publicación, pasa a ser algo anacrónica cuando es llevada al cine en medio de una industria donde obras como Guardians of the Galaxy (2014) se han transformado en la norma. Paradójicamente, todos esos elementos que eran novedosos en el tiempo de la historieta se vuelven demasiado convencionales en el panorama actual.

Esta sensación aplica incluso si la comparamos con Le cinquième élément (The Fifth Element; 1997), que fue dirigida también por Besson. Aquella película tiene una clara inspiración en las historietas de Valerian, tanto así que el propio Mézières participó en el diseño de producción de la obra. Si bien la cinta se estrenó hace veinte años, la energía presente en sus secuencias, su estilo estrafalario, y la visión que demuestra el director en ella, la elevan por sobre esta nueva película, que no parece correr tantos riesgos artísticos. El lugar que esa cinta ocupa dentro del género de la ciencia ficción es indudablemente más trascendente que el de la estrenada en 2017, la que se conforma con crear un relato que busca solo cumplir.

Los defectos de la cinta podrían haber sido suplidos con las interacciones entre sus protagonistas, a través de una química que guiara nuestra atención a su relación más que a la trama poco convincente o a la falta de inspiración de algunos de sus segmentos. Sin embargo, la modelo convertida en actriz Cara Delevingne recurre a una interpretación que carece de naturalidad y chispa, mientras que Dane DeHaan, a quien había encontrado tan prometedor en la película Kill Your Darlings (2013), no parece encontrar la nota adecuada para su personaje, con el que pretende alcanzar el carisma despreocupado que Harrison Ford logró con Han Solo pero solo se queda en el intento.

Por su parte, la participación de la cantante Rihanna, que ha sido destacada por el material publicitario de la cinta, es tan breve como forzada. Si bien su introducción destaca como espectáculo visual y creativo, no hay mucha justificación para sus escenas en términos de la trama, siendo su aparición más una excusa que una necesidad. Además, durante los breves minutos que aparece en la pantalla, a su personaje le entregan un innecesario momento emotivo, el que resulta apresurado y hasta fuera de lugar. Apenas la conocemos y su despedida es tratada como una tragedia que va a marcar a los protagonistas para siempre.

Aún así, existen algunos aspectos de la obra que vale la pena destacar y que demuestran el talento que un director como Besson todavía mantiene dentro de él. Uno de ellos es la secuencia inicial, que nos muestra el estilo de vida de una raza de extraterrestres, su rutina y costumbres, a través del lenguaje visual, sin utilizar palabras en un idioma que entendamos ni subtítulos. Y la otra consiste en la misión que Valerian y Laureline deben realizar en un gigantesco bazar interdimensional, donde se va jugando con diferentes planos de la realidad para crear unas escenas de acción dinámicas y originales. Esos dos ejemplos son algunos de los destellos de creatividad que se pueden encontrar en esta irregular obra.

Al ser un esfuerzo colaborativo de varias empresas productoras, basado en unas famosas historietas francesas que sirvieron como modelo de un género que ha sido desarrollado por el cine comercial estadounidense, dirigido por un cineasta que sentía una especial predilección por el material original y cuya filmografía ha destacado por su particular estilo, Valerian parecía surgir como una respuesta a las superproducciones que Hollywood estrenada cada año. Pero en vez de ser una nueva perspectiva, un intento por darle un giro europeo a la norma general, el resultado no se diferencia mucho de lo que ya conocemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s