Beach Rats (2017)

Beach_Rats-posterLa película Beach Rats comienza con una serie de planos del protagonista, Frankie (Harris Dickinson), quien se está tomando varias fotos frente a un espejo. La habitación donde se encuentra está casi a oscuras, y la principal fuente de iluminación es el flash de la cámara que destella con cada fotografía que se toma. Estos primeros segundos no solo entregan una interesante introducción en términos visuales, sino que además ayudan a presentar algunos de los temas que toca la cinta. Que el personaje se saque fotografías con el torso desnudo, con una actitud sugerente, da cuenta de la exploración sexual que realizará durante el resto del metraje; pero en sus fotografías lleva puesto además un gorro que le llega a cubrir los ojos, indicando que esa exploración la realizará a escondidas.

Frankie es un joven que vive en Brooklyn, en un barrio sin muchas comodidades, junto a su madre (Kate Hodge) y su hermana menor (Nicole Flyus). A su padre lo conocemos a través de un par de escenas breves durante los primeros minutos de la cinta, pero se encuentra postrado en una cama debido a un cáncer terminal que rápidamente le quita la vida. Durante el día, el protagonista se junta con sus amigos y pasan el rato yendo a la playa, practicando deportes o fumando. Durante la noche, y sin el conocimiento de ellos ni de su familia, Frankie se dedica a hablar con hombres mayores a través de internet, con quienes se junta posteriormente para tener sexo. Estas salidas son furtivas, y cuando estas personas le preguntan al protagonista qué es lo que realmente busca, éste entrega respuestas evasivas.

Ese estado de indefinición de Frankie aumenta cuando conoce a una joven llamada Simone (Madeline Weinstein), quien demuestra una clara atracción por él. El protagonista responde a sus avances iniciales con desinterés, y termina aceptándolos casi por obligación, dado que todo esto se produce frente a la mirada de sus amigos. Aunque el surgimiento de su vínculo con Simone parece obedecer solo a la presión social, Frankie intenta llevar adelante una relación con ella, por lo que la audiencia nunca está del todo segura si se trata de un sentimiento sincero o solo de una manera de no levantar sospechas. Lo que si queda claro es su inclinación hacia los hombres, lo que hace siempre con nerviosismo, ya que es algo que no puede revelar a su círculo más cercano.

La noción de masculinidad y lo que significa ser un hombre en la sociedad actual es un tema de gran interés que la película decide tratar. Frankie transmite una imagen que escapa de los estereotipos de personajes homosexuales a los que estamos acostumbrados, algo que se transforma en el principal obstáculo del protagonista al momento de encontrar su identidad. Existe una presión social que lo lleva a adoptar una actitud determinada cuando está junto a sus amigos, pero se trata de un disfraz que debe usar para pasar desapercibido. La idea de masculinidad tóxica no solo puede surgir en las relaciones entre hombres y mujeres, sino también entre los propios hombres, debido a las expectativas que existen entre ellos.

Dentro de la teoría cinematográfica, un concepto bastante ocupado es el de la “mirada masculina” (male gaze), que corresponde a la perspectiva con la que un director hombre y heterosexual puede llegar a representar a sus personajes femeninos, mostrándolos como objetos de placer sexual. En el caso de Beach Rats, estos roles son invertidos, ya que es la directora Eliza Hittman quien emplea una mirada más fetichista al momento de mostrar a Frankie y sus amigos. Los jóvenes, que se sienten orgullosos de sus cuerpos y generalmente se visten de una manera que facilita su exhibición, son filmados con detención por la cámara, la que recurriendo a primeros planos de sus cuerpos va destacando sus brazos, torsos u hombros.

Hay en la apariencia de la película una sensación cercana, de inmediatez, debido a la utilización de cámara al hombro y a una iluminación que tiende a lo natural. El realismo que busca crear choca de vez en cuando con algunos de sus diálogos, que no siempre logran la espontaneidad que transmiten sus imágenes. No es que se trate de frases demasiado artificiales, que carezcan totalmente de autenticidad, pero si dan cuenta que fueron escritas por alguien distinto a los personajes que las dicen. Se trata de un aspecto que me impidió disfrutar completamente la obra, sacándome del relato cada vez que se producían esas discordancias.

Un claro punto de comparación con Beach Rats es la película Moonlight (2016) de Barry Jenkins, que también muestra a un protagonista en su viaje de autodescubrimiento sexual en medio de una cultura machista que lo obliga a crear una coraza que lo proteja del resto. A la lírica y emotividad de Jenkins se contrapone el realismo más opaco de Hittman, cuya estrategia no consiste en recurrir a momentos de catarsis ni definitorios, sino que en acentuar las ambigüedades y dudas de su personaje principal. Pero mientras la obra de Jenkins se posiciona entre las mejores películas del año, debido a su capacidad evocadora y gran sensibilidad, esta otra cinta no llega a alcanzar ese nivel.

No estamos ante el caso de una película mala o fallida, para nada. Beach Rats es buena, y los temas que presenta son fascinantes, pero la manera en que los desarrolla no es demasiado extraordinaria, quedando más bien en el terreno de lo correcto. Es simplemente una de esas obras que hace un buen trabajo pero no alcanza a dar ese último paso para convertirse en algo excepcional. Algo similar ocurre con la actuación del británico Harris Dickinson, quien interpreta a Frankie como alguien rígido, lejano, pero que esconde un gran pesar. Su trabajo cumple, logrando de vez en cuando unos matices interesantes, pero no logra la sutileza ni la vulnerabilidad suficiente para convertirlo en algo inolvidable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s