Calibre (2018)

Calibre-posterLas diferencias entre el campo y la ciudad han sido utilizadas por varias historias para posicionar a sus protagonistas en un contexto inusual y hasta peligroso. Para el caso de los relatos donde se narra la llegada de un personaje a la ciudad, el énfasis está en la supuesta capacidad corrompedora de dicho lugar, exponiendo al visitante a peligros que no conocía, mientras que en las obras donde la acción se traslada a zonas rurales los personajes se ven expuestos a comunidades herméticas cuyas verdaderas intenciones no son del todo claras, y que parecen esconder oscuros secretos. El punto de partida de Calibre, ganadora del premio a la mejor película británica en el Festival de Cine de Edimburgo, se basa en esa segunda dinámica.

Vaughn (Jack Lowden), quien está pronto a ser padre, decide acompañar a su viejo amigo Marcus (Martin McCann) a un viaje de caza en las Tierras Altas de Escocia, un área ubicada al norte de dicho país, alejada de las grandes ciudades. Los protagonistas llegan a una pequeña aldea donde son recibidos con algo de desconfianza por sus habitantes, con excepción de Logan (Tony Curran), una especie de líder de facto de la comunidad, que intenta mantener un trato más cordial con los recién llegados. Tras una noche bebiendo en el bar de la aldea, Marcus y Vaughn parten al bosque a cazar ciervos, pero una mezcla de accidentes y acciones apresuradas los termina involucrando en la muerte de dos personas. Aunque la idea de los personajes es irse lo más pronto posible de la aldea, para evitar ser asociados con esas muertes, no les será tan fácil lograrlo.

Ya desde los primeros minutos en que los protagonistas están en la aldea notamos una atmósfera inquietante reflejada en la actitud de los habitantes de ese lugar. El guion de Calibre, escrito por Matt Palmer, quien también estuvo a cargo de la dirección, es a la vez sencillo en su desarrollo y capaz de hacernos transitar por caminos distintos a los que tratamos de anticipar. Esto se nota sobre todo con la manera en que son presentados los habitantes de la aldea, ya que, si bien transmiten un aire amenazante al comienzo, no son reducidos a un mal abstracto o simplista, en virtud del cual atormenten a Marcus y Vaughn solo porque sí. La película tiene la virtud de desarrollar la postura de ambos bandos, permitiendo algunos interesantes matices morales.

Una vez que los protagonistas cometen el acto que da origen al conflicto, la cinta construye una efectiva sensación opresiva, una tensión psicológica que se basa en sospechas y en tratar de adivinar qué es lo que saben las demás personas. Marcus y Vaughn intentan actuar con cautela, escondiendo la evidencia del crimen y cualquier otro tipo de elemento que los vincule con esas muertes, pero ciertos detalles en el actuar de los habitantes de la aldea los enfrenta al miedo de que estén cerca de descubrirlos. Como el relato es narrado desde el punto de vista de estos dos personajes, la información que tenemos es la misma que ellos, así que su paranoia se transforma en la de nosotros, al no saber con claridad si los van a atrapar o no.

La efectividad de Calibre como thriller es complementada con una sutil caracterización de algunos de sus personajes, quienes poseen sus respectivos rasgos distintivos y maneras de ver el mundo. En el caso de los protagonistas, Vaughn es retratado como alguien cuyo primer instinto es alertar a las autoridades acerca de lo que ocurrió, razón por la cual los hechos posteriores lo agobian con una culpa insoportable. Marcus, por su parte, es mostrado como alguien más ligado a la noción de autopreservación, siendo capaz de hacer cosas muy cuestionables con tal de no sufrir las consecuencias negativas de sus acciones. La personalidad avasalladora de Marcus lo lleva a manejar la situación, quedando Vaughn en un rol más pasivo.

Gracias a esto, y a que los habitantes de la aldea también son dotados de una importante dosis de sustancia, la cinta logra tratar otros temas que van más allá de la intriga asociada a los hechos ocurridos en el bosque, permitiendo así la creación de distintas dimensiones dentro del mismo relato. Entre los protagonistas, por ejemplo, se explora la amistad que existe entre ellos, y cómo el paso del tiempo y las vidas de cada uno los han dejado en posiciones diferentes entre sí, lo que puede a llegar a afectar el vínculo que tienen. En términos más generales, la cinta también plantea algunas preguntas acerca de las comunidades rurales como la que vemos en esta obra, y la manera en que pueden ir quedando relegadas a raíz de la importancia que han adquirido las grandes ciudades en la economía de los países.

El suspenso al que apela Calibre durante los dos primeros tercios del metraje explota en su última media hora, cuando el impulso de la historia pasa a convertirse en una fuerza más visceral y salvaje. El guion avanza a paso firme durante estas secuencias, hacia un desenlace que parece inevitable, no tanto por lo predecible sino por lo inexorable que resulta; aún cuando los protagonistas hubiesen intentado cambiar el resultado, no lo habrían logrado, ya que la mano invisible que controla su destino es más fuerte. Las escenas finales tienen una gran intensidad, física y emocional, la que resulta difícil de sacudir incluso después de que aparecen los créditos finales.

Una de las particularidades de esta película es que estuvo disponible para ser vista por millones de personas a través de Netflix, solo una semana después de su estreno en el Festival de Edimburgo. La distribución de cintas por medio de servicios de streaming tiene la ventaja de darlas a conocer a un público más masivo que si hubiesen sido estrenadas en cines, dado que obras de presupuesto modesto como esta difícilmente habrían llegado a lugares como Sudamérica. Sin embargo, al mismo tiempo surgen nuevas dificultades para los realizadores, porque al existir tantas películas disponibles a disposición del público, esta amplia oferta arriesga que ciertos títulos pasen desapercibidos.

Es, por lo tanto, el boca a boca una de las grandes herramientas que surgen dentro de este panorama, y cintas como Calibre poseen la suficiente calidad para sumar varias recomendaciones. Ojalá reseñas como esta lleguen a personas dispuestas a ver la película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s