Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot (2018)

Dont_Worry_He_Wont_Get_Far_on_Foot-posterDespués de trabajar juntos en Good Will Hunting (1997), Robin Williams le sugirió al director Gus Van Sant hacer una película sobre el caricaturista John Callahan, basada en la autobiografía que este publicó en 1989. La idea llamó la atención del cineasta, ya que la vida del dibujante presentaba los elementos necesarios para llevarla a la pantalla, pero el proyecto resultó más largo de lo que esperaban. Si bien el plan era que Williams interpretara el rol de Callahan, los factores necesarios para comenzar a filmar la película no coincidieron, y pasaron casi dos décadas sin que se concretara. Van Sant alcanzó a escribir dos borradores del guion, pero ninguno lo convenció del todo, y la muerte del actor en 2014 impidió materializar el plan original que tenían.

Sin embargo, a veces las cosas ocurren de una manera distinta a las que uno tenía planeado, y el fallecimiento de Robin Williams hizo rebrotar el interés por el proyecto. El rol protagónico, claro, exigía ahora un nuevo actor, y Van Sant recurrió a Joaquin Phoenix, con quien había trabajado en To Die For (1995). La historia de Callahan presenta varios elementos interesantes, acompañados de una serie de desafíos que no pasan desapercibidos para un actor que no teme a los retos, como la cuadriplejia que sufre el personaje luego de un grave accidente. En el papel, este elemento de la trama, sumado a las dificultades físicas y emocionales que debe enfrentar el protagonista, permitía crear un relato ya conocido, diseñado para ganar premios y manipular a los espectadores, pero el enfoque de la obra es algo distinto.

Era poco probable que la cinta fuese demasiado convencional, ya que Callahan no lo era. Creció con un marcado resentimiento en contra de su madre biológica, ya que lo dio en adopción, y adquirió desde una corta edad la adicción al alcohol. Fue precisamente ese alcoholismo el que lo llevó al accidente automovilístico que marcó su vida, y pese a quedar atado a una silla de ruedas, con una movilidad reducida en la parte superior de su cuerpo, las ganas de beber continuaron tan fuertes como antes. Mientras intentaba controlar su adicción a través de Alcohólicos Anónimos, Callahan comenzó a desarrollar un oficio como caricaturista, con chistes que recurrían a un marcado humor negro, dispuesto a reírse de todo y de todos.

La particular visión que el dibujante tenía del mundo impide que esta película sea excesivamente empalagosa o apunte a la autoayuda barata. El título de la cinta y del libro en el que está basada, Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot, fue extraído de una de las viñetas de Callahan, en la que se hace referencia a alguien en silla de ruedas. Uno de los mecanismos de defensa que parece haber ideado para enfrentar su complicada situación nace de su capacidad para identificar lo absurdo y lo cómico en diferentes circunstancias, incluidas aquellas en las que él mismo se encuentra. Frente a la adversidad, el protagonista no adopta una actitud inmaculada en su vida, sino que una contestataria e irreverente.

El guion explora varios momentos en la vida de Callahan, con una estructura no lineal, saltando de una secuencia a otra. Aunque este tipo de técnicas apunta a una narración dúctil, menos rígida, de todas maneras debe basarse en un orden determinado, que permita relacionar sus partes entre si y crear un relato coherente. La película, lamentablemente, no demuestra un manejo demasiado meticuloso en este sentido, así que cuestiones como el ritmo y la consistencia de la obra no llegan a ser tan efectivas como pretende. Las dos horas que dura la cinta se sienten en cada minuto, y a veces las transiciones entre sus diferentes escenas parecen más una divagación que la construcción de un plan predefinido.

Aunque el arte fue uno de los pilares de su vida, su labor como dibujante es abordada de una forma algo secundaria por la cinta, que prefiere centrarse en su lucha contra el alcoholismo. Uno de los ritos que existen dentro de Alcohólicos Anónimos es la denominada “plegaria de la serenidad”, en la que sus miembros le piden a dios que les permita aceptar las cosas que no pueden cambiar, cambiar aquello que son capaces de cambiar, y entender la diferencia entre ambas categorías. El guion escoge utilizar la adicción de Callahan, que pertenece al segundo grupo de cosas mencionadas en la plegaria, debido a su potencial dramático, ya que permite mostrar al personaje confrontando un obstáculo y luchando posteriormente por superarlo.

Cuando el protagonista va por primera vez a una reunión de Alcohólicos Anónimos, lo hace con cierta reticencia. Esto cambia cuando conoce a Donnie Green (Jonah Hill), el consejero que lo ayudará en su tarea. Callahan reconoce en él a alguien que es capaz también de exprimir el humor de las situaciones complejas, utilizando incluso el sarcasmo cuando es necesario. Sus métodos son directos, y hasta incómodos para alguien como el dibujante, quien debe empezar a examinar su propia responsabilidad en los problemas que le ha causado el alcohol a lo largo de su vida. Las escenas ambientadas en el grupo liderado por Donnie se encuentran entre las mejores de la película, debido a la dinámica que se produce entre los personajes y a la posibilidad que entrega de ver al personaje principal en un estado más vulnerable en términos emocionales.

Joaquin Phoenix, como ya es costumbre, hace un buen trabajo interpretando al personaje principal, el que es caracterizado a través de un amplio rango de emociones, desde la actitud despreocupada que tenía antes de su accidente, hasta los sentimientos de desprecio que manifiesta hacia él mismo en sus momentos más oscuros. No se trata de una de sus mejores actuaciones, ni va a convertirse en uno de los puntos culminantes de su carrera, pero cumple con los requisitos que exigía el rol.

Más interesante es el trabajo de Jonah Hill, cuyo personaje no está expuesto a tantos momentos límites como el de Phoenix, por lo que exigía una caracterización más sutil. Aunque en el guion podría parecer un personaje más funcional que otra cosa, el actor le otorga unos llamativos matices en su personalidad. La película no profundiza demasiado en quién es Donnie Green, pero muestra un par de aspectos de su vida que sugieren una dimensión escondida de él que lo convierten en alguien intrigante. Se siente como un personaje cuyos límites sobrepasan los márgenes de la obra, sin que esta lo termine reduciendo a un mero concepto o a una imagen unidimensional, lo que levanta un interés por conocer el resto de su historia.

Lo que ocurre con el personaje de Hill es algo totalmente opuesto a lo que pasa con el de la actriz Rooney Mara, quien da vida a Annu, el interés romántico de Callahan. Aunque la presencia de ambos personajes en la cinta consiste en estar al servicio del protagonista, el guion no le entrega a Annu la capacidad para sugerir un rol más amplio que ese, limitándola solo a recibir el afecto del dibujante. Su papel es tan etéreo y desdibujado que el primer encuentro entre ambos, mientras Callahan está en el hospital, es retratado casi como una alucinación que experimenta el artista. Hasta el personaje de Jack Black, que aparece en un puñado de escenas, presenta una mayor sustancia.

Durante la última década, después de haber sido nominado al premio Óscar a mejor director por la película Milk (2008), la carrera de Gus Van Sant se ha desarrollado de manera discreta, con proyectos que no han llamado demasiado la atención al público ni a la crítica. La escala a la que apunta Don’t Worry, He Won’t Ger Far on Foot tampoco se diferencia mucho de esas otras cintas, pero dentro de su austeridad demuestra un paso en la dirección correcta, a pesar de algunos puntos débiles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s