Doctor Sleep (2019)

Doctor_Sleep-posterOcurre algo paradójico con Doctor Sleep (Doctor Sueño) de Mike Flanagan. Basada en la novela homónima de Stephen King, que es a su vez la segunda parte de su famoso libro El resplandor, para disfrutar mejor de esta cinta es necesario estar familiarizado con la adaptación de su antecesora, The Shining (1980), que estuvo a cargo de Stanley Kubrick. Pero la presencia de aquella película no solo se convierte en una ayuda para descifrar el atractivo de la obra, sino también en una sombra difícil de superar. Al tratarse de un ícono del cine de terror, cuyas imágenes forman parte indeleble de la cultura popular contemporánea, las comparaciones con este nuevo trabajo son inevitables, y en ese examen la secuela no logra brillar con la misma intensidad.

Los hechos transcurren más de treinta años después de que Jack Torrance, el cuidador del hotel Overlook, intentara asesinar a su familia en un violento ataque de locura. El hombre murió en aquella oportunidad, pero las repercusiones de lo ocurrido siguen atormentando a su hijo, Dan (Ewan McGregor), no solo en forma de recuerdos, sino también como espíritus malignos que es capaz de ver gracias a una habilidad que llama “resplandor”. Sin trabajo ni un lugar fijo donde vivir, el alcohol se convirtió en su principal mecanismo para aplacar la oscuridad del pasado, adicción que lo ha llevado a tocar fondo. Es en ese estado que llega a un pueblo de New Hampshire donde se une a un programa de rehabilitación y consigue trabajo en un hospital. Su vida parece estar mejorando, e incluso entabla amistad con una niña llamada Abra Stone (Kyliegh Curran), que también posee habilidades telepáticas, pero la vida de ambos corre peligro cuando son descubiertos por Rose the Hat (Rebecca Ferguson), la líder de una secta que se alimenta de la esencia de niños que tienen el resplandor para poder extender sus propias vidas.

Flanagan es consciente del peso que tiene la obra de Kubrick, y por lo mismo adopta desde los primeros minutos del metraje una especie de respeto reverencial por la película de 1980, replicando aquella potente estética que la hizo inmortal. The Shining es un triunfo estilístico, una cinta que gracias a su atmósfera se adhiere a la memoria de los espectadores, estimulando los sentidos a través de la banda sonora de Wendy Carlos y Rachel Elkind, la fotografía de John Alcott y el diseño de producción de Roy Walker. Desde sus primeros instantes, Doctor Sleep busca que nos sumerjamos nuevamente en ese mundo, ya que después de la aparición del logo ochentero de Warner Bros, volvemos a los pasillos del Overlook siguiendo a Danny mientras recorre el hotel con su triciclo. El uso del steadicam, la apariencia de los decorados, incluso el sonido de las ruedas girando sobre las alfombras y el piso descubierto, nos hacen recordar la sensación de ver esa película.

La influencia que Kubrick logró sobre la historia debe ser difícil de aceptar para King, cuyos reparos con la película son conocidos. A pesar de que se trata de una de las mejores cintas de terror de aquella década, el escritor sintió que la adaptación no logró capturar la esencia de la novela, sobre todo el rol que las adicciones de Jack Torrance tuvieron sobre él, algo que estuvo inspirado en la lucha que el propio King tuvo con el alcohol y las drogas. Pero aun tras una miniserie dirigida por Mick Garris en 1997, que fue escrita y producida por el autor, la versión de Kubrick sigue ocupando un lugar importante en el imaginario colectivo. Para muchos, pensar en la historia de esta familia que está aislada en un hotel en pleno invierno evoca primero que nada ciertas imágenes, como litros y litros de sangre expulsados por un ascensor o hachazos que destruyen la puerta de un baño.

Aunque las diferencias entre el libro y la película pueden parecer irreconciliables, Flanagan decidió crear con esta nueva cinta un punto de encuentro entre ambas, ocupando como base los momentos clásicos del trabajo de Kubrick, pero recuperando algunos de los temas que King desarrolló en su novela. Uno de esos temas es la adicción como una presencia tóxica que se apodera de la vida de las personas, y la capacidad simbólica de los fantasmas, que pasan a representar los demonios internos de los personajes, sobre todo como un recordatorio de su pasado. Estos últimos elementos han sido desarrollados por Flanagan en algunas de sus obras previas, como la película Oculus (2013) y la serie The Haunting of Hill House, que mezclan terror y dramas familiares.

La trama de Doctor Sleep está dividida en tres segmentos que avanzan de forma paralela, protagonizados por Dan, Abra y Rose, los que pese a estar separados geográficamente terminan encontrándose e interactuando de forma directa. El guion de Flanagan se toma su tiempo presentando a los personajes y sus vidas, sobre todo a la villana, que está inserta en un entorno muy particular. Como si se tratase de vampiros, los miembros de su secta necesitan alimentarse de una sustancia especial que los ayuda a mantener sus largas existencias, una especie de vapor que exhalan sus víctimas cuando sienten sufrimiento y terror. Que este vapor esté en un estado más puro en los niños permite que Rose y su grupo sean representados como seres despiadados, capaces de hacer cualquier cosa con tal de prolongar sus vidas, una idea que queda plasmada en una cruda escena protagonizada por el talentoso y convincente Jacob Tremblay.

La muerte es uno de los temas centrales de la obra, la que es vista de diferentes maneras por los personajes. Para la secta de Rose, la muerte es tanto un destino que quieren evitar a toda costa para ellos mismos, como un medio necesario que deben infligir a sus víctimas para lograr ese objetivo. La situación es más compleja en el caso de Dan, que es atormentado constantemente por la presencia de fantasmas, los que debe mantener encerrados dentro de su propia mente. A pesar de que se trata de una idea tan presente en la cinta, Doctor Sleep logra verla desde una perspectiva más optimista, reflejando la catarsis de King al regresar a una historia que representó una etapa tan oscura de su vida.

Más que una película de terror a secas, estamos ante una oscura fantasía sobrenatural. El interés que provoca la obra no consiste en ser asustados, sino que en ver cómo se va desarrollando la historia y conocer lo que ocurrirá con sus personajes. En descubrir lo que fue de Dan Torrance todos esos años después, y también en su inevitable regreso al hotel Overlook. Por eso, si bien la cinta puede llegar a funcionar para los espectadores que no vieron The Shining ni leyeron el libro, lo ideal es estar familiarizado con aquella obra, porque esta película dialoga de manera constante con ella.

Los guiños a la cinta de Kubrick son numerosos, sobre todo hacia el final, llegando incluso a recrear ciertos momentos memorables de esa obra. Estas referencias pueden ser evidentes, como los planos aéreos del automóvil que va camino al hotel, o más sutiles, como una simple entrevista de trabajo. Cuando la cinta se ve en la necesidad de recuperar ciertos personajes de la cinta original, recurre a una técnica más tradicional que las de Rogue One: A Star Wars Story (2016) y The Irishman (2019), creando en uno de los casos -ya sea accidentalmente o a propósito- una conexión con otra importante película de los años 80 por la aparición de un inesperado actor.

Aunque se nota el respeto de Flanagan por Kubrick, esos constantes recordatorios a The Shining provocan una comparación donde Doctor Sleep siempre queda en una posición desmejorada. Es una consecuencia difícil de eludir cuando se tiene al frente a una obra tan admirada. Pero las diferencias no solo dependen de la calidad, ya que mientras en la obra de 1980 las decisiones estilísticas miraban a un fin narrativo y sensorial, en esta secuela ese tipo de decisiones no se logran desmarcar demasiado de su predecesora, quedando casi al servicio de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s