Videojuegos y misoginia, el caso de Zoe Quinn y Anita Sarkeesian

Durante las últimas semanas el mundo de los videojuegos se ha visto sacudido por una polémica que apunta a varias aristas de esta actividad. Las discusiones abarcan desde el contenido de estos juegos hasta la actitud de los gamers, pasando por la forma en que funciona la industria. La polémica surgió con la noticia de que Zoe Quinn, una desarrolladora de videojuegos estadounidense, había mantenido relaciones sexuales con un reportero del sitio web Kotaku. La noticia fue recibida por varias personas como una muestra de corrupción dentro de la industria, ya que según ellos Quinn habría recibido reseñas positivas de su videojuego Depression Quest a cambio de estos supuestos favores sexuales.

Sigue leyendo

Anuncios