Honey Boy (2019)

Honey_Boy-posterCuando escribí sobre la película The Way Back (2020) mencioné cómo el cine puede servir para que sus actores y realizadores aborden algunos de sus problemas de la vida real a través de la ficción, logrando una especie de catarsis gracias a su trabajo. Si eso se notaba en el caso de Ben Affleck y su alcoholismo, resulta aún más claro para Shia LaBeouf, quien enfrenta algunos de los traumas de su niñez en la cinta Honey Boy. El actor no solo escribió el guion de la obra, que fue dirigida por Alma Har’el, sino que también ocupó un rol frente a la cámara, interpretando a su padre, el principal responsable del trato abusivo que experimentó durante esos años. Lo que hace, por lo tanto, va más allá de encarar a sus demonios, ya que incluso se pone en los zapatos de estos.

Sigue leyendo

Captain Fantastic (2016)

captain_fantastic-posterAunque el guion y la dirección de una película son factores de gran importancia al momento de modelar el resultado final de la obra, no son los únicos elementos a considerar. La elección de un determinado actor en el rol protagónico puede llegar a ser tan relevante como esos aspectos, ya que la forma en que interpreta al personaje influirá en cómo los espectadores lo terminen percibiendo. En una cinta como Captain Fantastic, donde la representación de su personaje principal debe transitar una línea muy delgada, cuidando de no caer en la soberbia ni en lo despótico, era necesario recurrir a alguien que pudiese entender la complejidad del desafío, y Viggo Mortensen lo logra.

Sigue leyendo