Rush (2013)

ImageUna buena película de deportes es aquella que puede cautivar tanto a fanáticos de esa disciplina como a gente que no tiene muchos conocimientos sobre el tema. Se trata de cintas donde lo central son los personajes y la forma en que el deporte en cuestión los afecta; no al revés. Por esto mismo, las reglas del deporte en cuestión deben quedar claras para el espectador, así como los objetivos que buscan alcanzar los personajes y la forma en que los cumplirán. Estas reglas permiten que una película como Rush, basada en una disciplina que personalmente no me interesa demasiado, haya logrado generar una conexión genuina conmigo.

Sigue leyendo