Hail, Caesar! (2016)

Hail_Caesar-posterA lo largo de sus carreras, los directores de cine van cultivando un cierto estilo que los diferencia del resto, otorgándoles una impronta personal a sus obras. Se trata de una de las consecuencias propias de trabajar en el ámbito artístico, donde las características inherentes del autor pasan a definir aquello que crean. Esto es especialmente notorio en el caso de los hermanos Coen, cuya visión del mundo se ve reflejada de manera fiel en sus películas, las que pueden ser identificadas casi de inmediato por el tipo de humor que tienen, el énfasis que se le da a ciertas ideas o los personajes que las protagonizan. En su nueva cinta, Hail, Caesar! (¡Salve, César!), estos elementos son potenciados con más fuerza de lo normal, creando una comedia que tiene la marca de los directores en cada una de sus escenas.

Sigue leyendo

Anuncios

Snowpiercer (2013)

ImageSi el 2006 fue considerado por algunos como el año de los directores mexicanos, podríamos decir que el 2013 fue el turno de los surcoreanos. En mayor o menor medida, los cineastas de aquel país asiático confirmaron el buen nivel que ha mantenido su cine, con el debut de algunos de ellos en el mercado angloparlante. Así, Park Chan-wook estrenó la película Stoker, Kim Jee-woon hizo lo propio con The Last Stand, y Bong Joon-ho nos trajo Snowpiercer. Con un reparto integrado por estrellas como Chris Evans, Tilda Swinton, Octavia Spencer y Jamie Bell, esta cinta de ciencia ficción constituye un sólido ejemplar del género y una oportunidad para que espectadores más casuales puedan adentrarse a la filmografía de este gran director.

Sigue leyendo

Goon (2011)

ImageActores como Seann William Scott no se caracterizan por su versatilidad en la pantalla. No estaría exagerando al decir que desde American Pie ha hecho siempre el mismo personaje cómico, inmaduro y caliente. En Goon, en cambio, opta por mostrarnos que tiene más de una sola emoción, llegando incluso a entregar algo de drama. Quizás no es un giro tan brusco como el de Jim Carrey en Eternal Sunshine of the Spotless Mind o el de Adam Sandler en Punch-Drunk Love, pero con esta película Seann William Scott tuvo la valentía de probar otras cosas, y el resultado es satisfactorio.

Sigue leyendo