American Animals (2018)

American_Animals-posterLa película American Animals comienza de una manera algo inusual. Por lo general, las cintas que están basadas en hechos reales no esconden esta circunstancia, e incluso tienden a señalarlo a través de un texto al inicio del metraje. Pero en esta obra dirigida por Bart Layton las palabras que aparecen durante los primeros segundos indican que “esto no está basado en una historia real”, para inmediatamente después eliminar algunas palabras y aclarar que “esto es una historia real”. La estrategia hace recordar a la serie de televisión de Fargo, donde Noah Hawley hace una aclaración inversa, ya que parte primero afirmando que estamos ante una historia verdadera, para luego eliminar la palabra “verdadera” y precisar que se trata de una historia a secas.

Sigue leyendo

The Killing of a Sacred Deer (2017)

The_Killing_of_a_Sacred_Deer-posterQue una película provoque desacuerdos no es algo malo. En una época donde sitios como Rotten Tomatoes son tan utilizados para saber si vale la pena ver una cinta, generalmente las obras que más destacan a través de esas herramientas son aquellas que logran un mayor consenso, pero no todo debe ser disfrutado de manera transversal por los espectadores para ser valioso. Hay películas que simplemente no van a ser del gusto de todos, ya que corren más riesgos y en vez de apelar al antojo de la mayoría prefieren crear una reacción poderosa sobre aquellos que si sienten una conexión con ellas. Un director que ha desarrollado su carrera en torno a esta visión es Yorgos Lanthimos, quien vuelve a crear una obra enigmática y difícil de clasificar con The Killing of a Sacred Deer (El sacrificio de un ciervo sagrado).

Sigue leyendo

Dunkirk (2017)

dunkirk-posterA lo largo de su carrera, el director Christopher Nolan se ha dedicado a contar historias que van difuminando los límites entre realidad y ficción. Ya sea a través de las identidades ocultas de sus personajes, elaborados giros en las tramas, espejismos o revelaciones, sus películas muestran cómo las ilusiones pueden ir creando su propia realidad. En su anterior obra, Interstellar (2014), llegó incluso al punto de curvar las reglas de la realidad misma, con un relato que lidiaba con las posibilidades del espacio-tiempo en nuestro universo. Por eso, llama la atención que con su cinta más reciente, Dunkirk (Dunkerque), el cineasta haya decidido basarse en la realidad más que en modificarla, narrando un hecho que ocurrió de verdad, algo novedoso dentro de su filmografía.

Sigue leyendo