Ready Player One (2018)

Ready_Player_One-posterNo soy muy asiduo a leer libros justo antes de ver sus adaptaciones cinematográficas. Tiene que existir una razón muy poderosa para que lo haga. Este año, por ejemplo, ha sido una excepción, ya que van dos libros que he leído como preparación para alguna película. La primera fue The Disaster Artist (2017), cuyo libro ya tenía ganas de leer desde hace tiempo, siendo el estreno de la versión de James Franco una buena excusa para finalmente hacerlo. El segundo caso viene de parte de Ready Player One, pero no lo hice esperando encontrar un libro bueno, todo lo contrario. Lo que me motivó fue un morbo parecido al que me llevó a leer Fifty Shades of Grey: ver si el libro era tan deficiente como los párrafos sueltos que leí previamente.

Sigue leyendo

Anuncios

Darkest Hour (2017)

Darkest_Hour-posterEn una de esas curiosas coincidencias que a veces ocurren en el cine, en el mismo año se estrenaron dos películas que giran en torno al asedio que sufrieron las tropas británicas en la playa francesa de Dunkerque por parte de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Mientras en Dunkirk (2017) el director Christopher Nolan se centraba en los anónimos rostros de las personas que participaron directamente de ese hecho histórico, optando por un estilo visceral que nos hacía parte de lo que ocurrió en ese enfrentamiento, en Darkest Hour (Las horas más oscuras) de Joe Wright el foco de atención se posa sobre las personas que tomaban las decisiones en las altas esferas, específicamente sobre el primer ministro Winston Churchill, lo que permite que las diferentes perspectivas de cada obra las convierta en piezas complementarias.

Sigue leyendo

Rogue One: A Star Wars Story (2016)

rogue_one_a_star_wars_story-posterCuando The Walt Disney Company compró Lucasfilm el año 2012, incluyendo todo lo relacionado con la franquicia de Star Wars, sus planes cinematográficos no solo consistían en continuar con la saga original creada por George Lucas, la que gira irremediablemente alrededor de la familia Skywalker. Consciente del poder que tiene esa marca, y siguiendo con la estrategia del Universo Cinematográfico de Marvel, de la que también es dueña, su objetivo era aprovechar todo lo relacionado con esa propiedad intelectual, incluso aquellas historias que pueden parecer más periféricas. Es así como nace la idea de las Star Wars Stories, películas que no forman parte directa de la saga principal (no son “Episodios” como The Force Awakens [2015]), pero ayudan a expandirla.

Sigue leyendo

Slow West (2015)

Slow_west_posterHace varias décadas que terminó la edad dorada del western. Estas películas, que eran producidas con gran regularidad y formaban parte fundamental de la industria cinematográfica, han pasado a convertirse en raras excepciones en el panorama actual. Sin embargo, y pese al escaso número de representantes que se estrenan año a año, aún existen intentos por expandir el género y entregarle a la audiencia obras de buena calidad. De vez en cuando nos encontramos con obras como The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford (2007), True Grit (2010) o Django Unchained (2012), que no solo demuestran que los western no han muerto, sino que además actualizan sus códigos a un estilo más contemporáneo. Es precisamente esto lo que intenta lograr la película Slow West de John Maclean.

Sigue leyendo

Lost River (2014)

Lost_River_posterDurante la primera mitad del siglo XX, Detroit se convirtió en uno de los principales pilares de la economía de Estados Unidos. La importancia de la industria automotriz que existía en la ciudad fue un reflejo del pujante panorama que atravesaba el país norteamericano en aquellos años. Sin embargo, los siempre cambiantes vientos del mercado no tardaron en modificar la situación, y el lugar que alguna vez sirvió como símbolo de esplendor cayó en una profunda desgracia. Las empresas se fueron de la ciudad, el crecimiento económico decayó, y el desempleo y los índices de pobreza aumentaron a niveles alarmantes.

Sigue leyendo

Starred Up (2013)

starred-up-posterDurante los minutos introductorios de esta película vemos al protagonista, Eric Love (Jack O’Connell), siendo recluido en una cárcel. Lo primero que hace, una vez que se encuentra solo en su celda, es construir un arma con un cepillo de dientes y una hoja de afeitar, y esconderla en caso de que la vaya a necesitar más adelante. El detalle con el que se muestra esta secuencia busca enseñarle al espectador que este personaje no es un novato que ha sido encarcelado por primera vez, sino alguien que sabe lo que hace. Se trata de una persona que fue transferida desde un recinto de reclusión juvenil dos años antes de la edad a la que le correspondía. Estos particulares casos son los denominados “starred up” (“promovidos”), expresión que sirve como título para la cinta.

Sigue leyendo