Nebraska (2013)

ImageAlexander Payne es un director discreto. Aunque ha ganado numerosos premios y su talento ha sido reconocido por la crítica, sus películas no son tan conocidas como las de algunos de sus contemporáneos (David Fincher o Darren Aronofsky, por ejemplo). Esto se debe a que sus cintas son más bien modestas, y se centran en la cautela más que en lo presuntuoso. Este estilo pausado se vuelve a repetir en Nebraska, su nueva película, que tiene como título el estado donde el cineasta creció y el lugar donde ha ambientado varias de sus cintas.

Sigue leyendo