Phantom Thread (2017)

Phantom_Thread-posterEn Phantom Thread (El hilo fantasma), supuestamente su último trabajo antes de su retiro definitivo de la actuación, Daniel Day-Lewis interpreta a Reynolds Woodcock, un diseñador de modas que vive en Londres en la década de los 50. Este personaje, que desempeña su oficio con meticulosidad y posee un gran talento artístico, parece a simple vista no compartir demasiadas cosas con Daniel Plainview, el ambicioso empresario petrolero que interpretó en la cinta There Will Be Blood (2007), también dirigida por Paul Thomas Anderson. Sin embargo, existen algunos paralelos que se van descubriendo entre ambos roles, como la obsesión que cada uno demuestra por su respectiva ocupación, o la manera en que tratan a quienes los rodean no como fines en sí mismos sino que como medios para alcanzar un objetivo.

Sigue leyendo

Anuncios

Logan Lucky (2017)

Logan_Lucky-posterNo hay que creerle mucho a un director que anuncia su retiro voluntario del cine, sobre todo a uno tan prolífico como Steven Soderbergh.  Tras anunciar su alejamiento de los largometrajes hace algunos años, siendo supuestamente Side Effects (2013) su última película, no debió pasar demasiado tiempo para que volviera a dirigir, aunque esta vez para televisión. Además de la serie médica The Knick, ambientada en un hospital de comienzos del siglo XX, Soderbergh también hizo el telefilme Behind the Candelabra, sobre la vida del músico Liberace. Durante este tiempo dirigió incluso una obra de teatro e intentó aprender a pintar, pero finalmente regresó al medio en el que triunfó cuando era joven.

Sigue leyendo

mother! (2017)

mother-posterEn su anterior película, Noah (2014), el director Darren Aronofsky contó con el mayor presupuesto de cualquiera de sus trabajos, siendo prácticamente un blockbuster cuyas expectativas comerciales se elevaban por sobre las obras más independientes que había hecho hasta ese momento. Esta presión no intimidó al cineasta, quien fiel a su estilo contó una versión del diluvio universal narrado en el Antiguo Testamento que tenía su sello personal. Ahora, con su cinta más reciente, mother! (¡Madre!), Aronofsky vuelve a una escala más acotada en términos de recursos, pero no por eso menos ambiciosa, explorando nuevamente aquella temática religiosa que se ha extendido a lo largo de su filmografía.

Sigue leyendo