Vice (2018)

Vice-posterEl 11 de septiembre de 2001, mientras ocurrían los ataques a las Torres Gemelas en Estados Unidos, el presidente George W. Bush se encontraba en una visita a una escuela primaria en Sarasota, Florida. La imagen de Bush recibiendo la información de los ataques de parte de su Jefe de Gabinete, en medio de la lectura de un libro infantil, y continuando sentado hasta que la actividad finalizara, se hizo famosa. Pero cuando todo eso pasaba, y el país se encontraba en un estado de terror e incertidumbre, había alguien en la Casa Blanca que sin titubear asumió el liderazgo y comenzó a tomar algunas medidas que eran de facultad exclusiva de Bush, su vicepresidente Dick Cheney. En vez de ser un hecho inesperado que lo obligó a actuar, parecía en realidad solo una excusa para algo que Cheney deseaba hace tiempo.

Sigue leyendo

The Big Short (2015)

The_Big_Short-posterCuando se estaban haciendo las predicciones a mediados del año pasado sobre las películas que serían las favoritas en la temporada de premios, The Big Short (La gran apuesta) ni siquiera estaba mencionada. A pesar de contar con una historia interesante, basada en la crisis económica que explotó en 2008 vista desde la perspectiva de Wall Street, y tener a su alcance un reparto envidiable lleno de actores conocidos, el hecho de que Adam McKay fuese el director no terminaba de convencer. Dado que su trayectoria cinematográfica consistía mayoritariamente en comedias protagonizadas por Will Ferrell, como Anchorman (2004) y Step Brothers (2008), el resultado no parecía presagiar demasiados galardones artísticos. Pero así como ocurre con su propia trama, los pronósticos correctos no son siempre tan evidentes.

Sigue leyendo

American Hustle (2013)

ImageAunque viene haciendo películas desde mediados de los años 90, la carrera de David O. Russell dio un giro el año 2010, gracias a The Fighter. De repente, este director que hacía cintas personales y pequeñas comenzó a llamar la atención de la crítica especializada y de premios como los Globos de Oro o los Óscar. Esto no necesariamente significó una mejora en la calidad de sus obras, sino que las historias que comienza a contar y la forma en que lo hace, pasaron a coincidir con los estándares y gustos de las personas encargadas de dar estos premios. Es cosa de ver su última película, American Hustle (Escándalo americano), y revisar el número de nominaciones que ha recibido, a pesar de ser una cinta que no tiene nada muy especial.

Sigue leyendo