Spectre (2015)

Spectre_posterAlgo que ha caracterizado a la versión más reciente de la saga de James Bond, protagonizada por Daniel Craig, es el énfasis que se le da a los efectos que tiene la actividad del personaje en él mismo. Esto no solo se puede ver en el desgaste físico que sufre durante las peleas, lo que le ha otorgado una necesaria cuota de vulnerabilidad, sino también en aspectos más personales. Una de las preguntas que se plantean estas películas es cómo un estilo de vida que involucra estar siempre alerta, sin un lugar fijo donde vivir, expuesto a un peligro constante, puede afectar a alguien, lo que incluso ha llevado al espía en más de una ocasión a considerar la opción de adoptar otro camino. La visión idealizada del protagonista como alguien infalible es reemplazada por una donde se enfrenta constantemente a dudas, no siempre teniendo el control de la situación, lo que al final de cuentas lo hace más humano.

Sigue leyendo

Anuncios

Big Eyes (2014)

Big_Eyes_posterTim Burton, como Wes Anderson, es uno de esos directores que se han caracterizado por el estilo visual de sus películas. Es tan así, que la calidad de sus trabajos ha ido decayendo debido a su excesiva preocupación por la apariencia sus cintas, más que por lo que dicen. Su última película, Big Eyes, trata de corregir esta preocupante tendencia, centrándose en algunos de los aspectos que llevaron a la fama al cineasta. Si bien no tiene árboles torcidos, espirales, ni objetos con un fuerte contraste de blanco y negro que hagan recordar su lado más gótico, la cinta trata uno de los temas favoritos de Burton: los personajes marginados y la relación que tienen con el resto del mundo.

Sigue leyendo

The Zero Theorem (2013)

The_Zero_Theorem_posterCuando un director de cine tiene una trayectoria vasta, que se desenvuelve a lo largo de décadas, corre el riesgo de que sus trabajos caigan en la complacencia, en irse a la segura. Esto no ocurre con Terry Gilliam, cuyos últimos trabajos demuestran la misma chispa de las películas que realizó durante su mejor época. Si bien se puede sostener que la calidad de sus cintas se ha mantenido o decaído durante su época más reciente, los proyectos de este cineasta conservan ese deseo por experimentar y por ir más allá. Esto es lo que pasa con su más reciente película, The Zero Theorem, que forma parte de una trilogía distópica con dos de sus trabajos más importantes: Brazil (1985) y Twelve Monkeys (1995).

Sigue leyendo

Django Unchained (2012)

ImageLas películas de Quentin Tarantino son siempre un espectáculo. Algo que nunca le falta al director es la determinación y la energía de ir siempre más allá. El problema es que con ese tipo de pensamiento es fácil caer en los excesos. Aunque Tarantino se ha caracterizado por hacer un tipo determinado de películas, con mucha sangre, diálogos y referencias a otros trabajos, incluso él tiene un límite. Django Unchained es una película de Tarantino con esteroides, que sin ser mala cae en algunos errores que la hacen demasiado larga a ratos. Estos problemas de ritmo podrían ser peores si la cinta no contara con el gran trabajo de Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio y Samuel L. Jackson.

Sigue leyendo

Inglourious Basterds (2009)

inglourious-basterdsHace meses que no iba al cine. Estaba esperando alguna película que valiera la pena ver, y que al momento de pagar la entrada no me diera un remordimiento interno por el gasto que significaba -la condición económica no me ha favorecido este último tiempo. Pero sabía que algún día iba a llegar a Chile una de esas cintas que hay que ver sí o sí, de esas que valen cada peso que uno paga. Y el jueves llegó. Puede que Inglourious Basterds (Bastardos sin gloria) no sea la mejor película de Quentin Tarantino (en mi opinión ese honor lo tiene Pulp Fiction), pero eso no significa que sea una mala película, de hecho, creo que es muy buena, una de las mejores cintas que he visto en mucho tiempo.

Sigue leyendo